pan am 103

pan am 103

jueves, 14 de abril de 2011

LA IRA VIAJA EN AVION: YO SOY EL PROBLEMA, DE CÓMO UN LOCO DERRIBÓ AL VUELO 1771 DE PACIFIC SOUTHWEST AIRLINES.



Este caso fué uno de los más polémicos de la historia de los Estados Unidos, pues lo que al principio parecía una falla catastrófica en un vuelo rutinario se convirtió súbitamente en una investigación policiaca a causa de una serie de pistas que llevaron a descubrir las verdaderas causas de esta tragedia.


Esta es la historia de cómo poco a poco se fueron descubriendo los elementos para dar con el culpable de esto que acabó pereciendo junto a los pasajeros, es el bizarro episodio de vuelo 1771 de Pacific Southwest Airlines.


Aquel 7 de Diciembre de 1987 se respiraba el ambiente prenavideño, y muchos pasajeros iban y venian en el aeropuerto internacional de Los Angeles, entre esos pasajeros irian quienes habrian de tomar el vuelo 1771 de Pacific Southwest Airlines, conocida por sus siglas PSA.





Ese dia un avion tipo British Aerospace BA 146-200 matricula N350PS estaba recibiendo a los 38 pasajeros que harian un vuelo corto con rumbo al aeropuerto internacional de San Francisco, a los mandos irian el capitan Gregg N. Lindamood (arriba) y como primer oficial estaba James Nunn (abajo), con ellos irian tres sobrecargos.





El avion de fabricacion britanica era algo curioso, un tetramotor a turbina que tenia aspecto de pigmeo, por algo quienes lo fabricaban lo llamaban el jumbo pulgarcito (jumbolino en ingles) y estaba hecho para vuelos cortos a nivel regional, era en fin un avion muy peculiar.


En fin, una vez cumplidas las formalidades de abordaje los pilotos pasan a pistas y despegan, cubren todas y cada una de las rutinas esperadas por cada vuelo que sale.


Ya establecidos a altitud de crucero tanto el capitan Lindamood como el primer oficial Nunn estaban comentando algo acerca de cierta turbulencia y así lo comentaron a control terrestre, de allí en fuera todo estaba normál, hasta que sucedió algo terrible.


La puerta de cabina de mandos estaba cerrada de acuerdo a los protocolos de seguridad, y a través de ella se escucharon dos retumbos y de inmediato gritos de los pasajeros, el primer oficial Nunn se sobresaltó y el capitan Lindamood tambien:


---Según la grabadora de voz de cabina de mandos se escuchan dos retumbos, como disparos.

---Capitan Lindamood: ¡Dios, eso sonó como disparos!.

---Primer oficial Nunn: ¡Si!... [luego a control terrestre] ¡este es el PSA 1771, tenemos disparos a bordo!.

---Control terrestre: Eeh... ¿qué me dijeron?, ¿pasa algo?.

---La grabadora de voz de cabina de mandos registra que la puerta de cabina se abre bruscamente.

---Voz de mujer, quizá una de las aeromozas muy alterada: ¡Capitan tenemos un problema!.

---Capitan Lindamood: ¡¿Qué clase de problema?!...

---Se escucha una detonación aún mas fuerte que las dos primeras, se escucha que algo cae tras el disparo.

---Voz desconocida de hombre: ¡Yo soy el problema!.

---Se registran dos detonaciónes mas, posteriormente la grabadora de voz registra aumento en el sonido de la potencia de los motores.

---Se escucha al desconocido salir y luego de una discusión con alguien resuena un último disparo.

---Se alcanzan a escuchar gritos de los pasajeros hasta el finál.



Sin explicación alguna en los radares de control terrestre vieron la súbita caída del vuelo 1771, y en cosa de segundos desaparece del alcance, dieron entonces alerta de aparato posiblemente siniestrado.


El avion acabó estrellandose en las cercanias de un rancho ganadero de las montañas de Santa Lucia, en Cayucos, todas las 43 personas a bordo murieron y la NTSB (National Transportation Safety Board o Buró Nacional de Seguridád en el Transporte) llegó a iniciar las investigaciones del caso, otro grupo se puso en contacto con el control terrestre y allí fué que se supo que al parecer según el controlador que tenía a ese vuelo podrían haber sido atacados por alguien armado dentro del aparato, por eso gente de la Federal Bureau of Investigation (FBI o Buró Federal de Investigaciones) llegó a apoyar las pesquisas.




No quedó mucho qué ver del aparato, con lo cuál se dedujo que debió caer en picado y quizá hasta superando los 1000 kilómetros por hora, había que hallar las grabadoras de datos de vuelo y de voz de cabina de mandos que iban montadas en la cola del aparato, de hecho logran hallar la de datos de vuelo pero está en muy mal estado, los investigadores creían que no podría servirles de mucho.


La grabadora de voz de cabina estaba igual de maltrecha y se creía que la cinta no sobrevivió al impacto, pero los investigadores se hallaron con algo de suerte, la cinta estaba relativamente bien, así que se la llevan y se disponen a eschuchar sus secretos.


Según la grabación todo el vuelo era rutina, se eschuchan los comentarios acerca de una turbulencia leve y entonces resuenan los dos primeros disparos, los investigadores se detienen sorprendidos, continúan escuchando, suena otro disparo, luego otros dos en rápida sucesión, de allí suena el aumento de potencia en los motores, luego resuena un último disparo.


Yá no había dudas, alguien se había metido al aparato y atacó a todos, ¿pero quién?, de allí en adelante fué la FBI quien llevó la batuta de la pesquisa para averigüar la identidád del atacante, la tarea se antojaba imposible.


Y es que en el sitio del desastre sólo se pudo hallar un cráter, los restos estaban demasiado despedazados por la forma en que cayó el aparato (hubo testigos que afirmaron que estaba totalmente en picado), de los restos de los pasajeros ni se diga, el despojo humano mas grande que pudieron hallar era un pié dentro de un zapato, solo eso.


Tanto gente de la NTSB como de la FBI y de la policía estatal de California además de algunos voluntarios escogidos recorrían la zona, y en medio del rastreo se hallaron algo, el cañón de una pistola.


Alguien la reconoció como de un potente revólver Magnum calibre .44 con capacidad en el cilindro para seis tiros útiles, pero sólo era el cañón y faltaba el resto del arma, cerca de allí detrás de un escombro pequeño estaba el complemento, el cilindro junto a la cacha con todo y gatillo, tanto el cañón como el cilindro fueron etiquetados para investigar.


En los laboratorios foreneses de la FBI se reconoció la importancia capital de ese hallazgo, pues atorado entre el gatillo y el ojal del mismo estaba una porción de piel de un dedo, así que se pusieron averigüar a quién perteneció ese dedo, y en el lugar del desplome se halló un pedazo de la parte trasera de un asiento con dos perforaciones que correspondían a otros tantos balazos, dada la potencia del arma hallada era factible creer que quien estuviera sentado allí literalmente quedó atravesado por esos tiros que salieron por detras del asiento.


Ahora mientras se resolvía todo esto los investigadores intentaban rescatar lo más posible de la grabadora de datos de vuelo que quedó bastante dañada, apenas y se logró hallar un pedazo de cinta magnética y tras darle un tratamiento especial se analiza con la esperanza de que, al igual que la de voz, revelara sus secretos, y lo lograron.


Los datos rescatados revelaron que el aparato estaba trabajando bien, hasta que algo (o alguien) hizo que el avion entrara en picado pronunciado y acelerara los motores, ahora había que comparar esto con lo hallado con la grabadora de voz, pues tanto una como otra tienen temporizadores que determinan el momento exacto en que ocurren las cosas, y lo que hallaron era escalofriante: los cinco primeros disparos ocurrieron antes de que el aparato entrara en picado, luego de esto sobrevino el último disparo.


Entonces vino la pregunta obligada, ¿cómo entró el arma en el avión si se supone que existen medidas de seguridad para evitar esto?.


La respuesta vino de la forma de abordar en el aeropuerto de Los Angeles, pues si bien todos los pasajeros deben pasar por un arco detector de metales y pasar su equipaje por el equipo de rayos X la tripulación pasaba por un lado de ese pasillo en una puerta especial en donde lo único que tenían que hacer era mostrar una identificación a un guardia, éste daba acceso a esas personas y no se les revisaba absolutamente nada.


Los agentes de la FBI tuvieron acceso a la lista de abordaje de pasajeros y tripulación, y entre quienes pasaron libremente mostrando identificación además de los pilotos y las aeromozas estaban otros nombres, entre ellos uno que era supervisor de la USAir (que entonces estaba incorporando a PSA) de nombre Raymond F. Thomson quien solía viajar frecuentemente entre Los Ángeles que era su lugar de trabajo y San Francisco que era su ciudad de residencia.




Mientras tanto se logra una victoria en la identificación de quien portaba el arma, por medio de unas tarjetas de identidád en donde habían huellas digitales de los empleados de PSA y de USAir que abordaron ese vuelo se pudo revelar que quien empuñaba el arma era un sujeto de raza negra llamado David Burke (derecha).


La FBI investigó sus antecedentes del hombre y resultó que años atrás había estado trabajando en USAir en Rocherter, Nueva York., se había visto implicado en una investigación policiaca en donde fué sospechoso de haber conspirado con otros mas para contrabandear drogas desde Jamaica aprovechando los vuelos hacia allá, no se le pudo probar nada pero debió moverse a Los Ángeles y empezar de nuevo, así fué como apareció allí.


Pero faltaba algo, ¿cómo se relacionaban Burke y Thomson?, la respuesta llegó del lugar del desastre, alguien halló una de las bolsas para mareo y tenía escrito algo, un mensaje algo extraño que mas o menos decía esto:


---Hola Ray, creo que es muy irónico que tengamos que acabar de esta forma, te pregunté si mi familia obtendría algo de clemencia, ¿recuerdas?, bueno, como no me la otorgaste tú tampoco la obtendrás.


¿Clemencia?, ¿a qué se refería Burke con éso?, la FBI investigó y se hallaron con la respuesta, Thomson había sido supervisor de Burke, y Thomson lo había despedido.


Thomson descubrió que Burke había robado a la aerolínea 69 dólares, robo que fué captado en una cámara oculta, Thomson usó esto para confrontar a Burke y lo despidió, Burke trató de pedir otra oportunidád pero no se le concedió y según testimonio de una secretaria que se hallaba en la recepción de la oficina de Thomson el día del despido Burke salió de allí de manera violenta.


La personalidád misma de Burke era todo un crucigrama, nacido en Inglaterra de padres jamaiquinos había llegado a Estados Unidos siendo niño y se formó a la manera americana de vivir, trabajó en USAir durante 14 años, no se casó nunca pero se sabía que tenía siete hijos con cuatro mujeres, tras el asunto de Rochester se movió a Los Ángeles para empezar de nuevo y estar cerca de una novia llamada Jacqueline Camacho con quien tuvo una hija que entonces tenía seis años de edád.


Se supo que el fin de semana antes de la tragedia Burke se hizo de la pistola que era de un amigo y en un arranque extraño obligó a su novia a meterse al auto de Burke junto con la niña y manejó sin rumbo durante seis horas, tras esto discutió de manera airada con Jacqueline y ésta lo abandonó.


Es por eso que el día del vuelo fatál Burke trató de llamarla a su teléfono, como no la halló dejó un mensaje en su contestadora automática que decía esto:


---Jackie, soy David, voy de camino a San Francisco en el vuelo 1771, te amo... me gustaría decirte mas... sólo puedo decir que te amo, perdóname.


Con este mensaje telefónico hallado por Jacqueline Camacho se ubicó por fin a Burke en la escena del crimen, ahora tocada averigüar cómo se dieron los hechos, los investigadores usaron un scanner de sonidos para filtrar la grabadora de voz de cabina de mandos y determinar exactamente el tiempo en que Burke hizo los disparos, el analizador determina que los dos primeros disparos los hizo Burke en contra de su ex-supervisor Thomson quien estaba sentado, luego se determina que luego que la aeromoza entra alterada a cabina de mandos fué ultimada por Burke y por eso es que tras el disparo se oye algo pesado caer, tras esto y luego de decir desafiante ¡yo soy el problema! jaló del gatillo dos veces, allí los investigadores creen que mató a los pilotos, después se oye el aumento de potencia de motores y se oye a Burke salir de cabina y es entonces que se oye que discute con alguien para posteriormente resonar el último disparo del cilindro del revólver, sobre esto último hay dos teorías, o Burke se mató o mató a quien trató de hacerle frente, en todo caso los pasajeros estaban demasiado aterrorizados para hacer algo.


Quedaba saber cómo fué que Burke metió el arma a bordo, pues supuestamente estaba despedido de USAir, y resultó que jamás devolvió su identificación de empleado, por eso se le hizo fácil comprar su boleto, pasar por la puerta exclusiva de personal con sólo mostrar ésa credenciál, así fué como pasó el arma, sabía que en esa puerta exclusiva no se revisaba a personal tanto de PSA como de USAir, era personal de confianza, y aquí cabe hacer una acotación, se debió pasar algún memorándum en donde se avisara que David Burke yá no prestaba servicios para USAir y por lo tanto no podía pasar como empleado, allí hubo un error en las políticas de personal tanto de USAir como de PSA, por eso el hombre aprovechó su oportunidad.


El sufrimiento de los pasajeros tras el tiroteo debió ser espantoso, se supo por medio de peritos de la NTSB que por el ángulo de caída experimentaron 5000 veces la fuerza de gravedád, estaban gritando sin poder moverse hasta que literalmente se pulverizaron en tierra, por eso no se hallaron restos completos de ningún pasajero, y esto conllevó a otra pesadilla, pues los restos de la menos 27 de ellos jamás se identificaron.


Yo todo por una venganza hacia quien fuera su jefe directo...


Hubo gente notable que viajaba en ese vuelo de PSA entre quienes se contaban James R. Sylla, de 53 años que era presidente de la empresa Chevron quien viajaba junto a algunos de sus ejecutivos, también habían tres funcionarios de la telefónica Pacific Bell, esto conllevó a una especie de psicosis entre las grandes empresas que hacían viajar a varios ejecutivos en un mismo avión y durante un tiempo todos los ejecutivos y funcionarios importantes dejaron de hacer viajes en grupo.


El atrevimiento de David Burke también movió seriamente las políticas de la PSA y USAir, pues en el renglón de recursos humanos se obligó a sus ejecutivos a entregar sus credenciales una vez finalizada su relación de trabajo ya sea por renuncia voluntario o despido, a todos los empleados y tripulaciones de ambas aerolineas se les sometió a los mismos controles de seguridád de los pasajeros y deben pasar periódicamente filtros de confianza para evitar otra situación trágica, se reforzaron las puertas de cabina de mandos y se llegó a saber que a algunos pilotos de confianza se les llegó a proporcionar armas de fuego que pueden usar como último recurso.


No cabe duda que la ira puede ser mortal, pero es una idiotez pensar que en ese arranque de ira tenga que morir gente inocente.








Fuentes:

---Wikipedia, La Enciclopedia Libre version en inglés.

---Aviation Safety Network.

---Check-six.com









Imagenes:

---Avion British Aerospace BA 146-200 de Pacific Southwest Airlines matricula N350PS siniestrado, tomado de www.airliners.net


---Capitan Gregg N. Lindamood y primer oficial James Nunn quienes piloteaban el vuelo 1171 de PSA asesinados en pleno vuelo, tomados de www.jetpsa.com/memorial/memorial.html

---Investigadores en el sitio del desastre, tomado de PSA, The PSA History Page.

---El perpetrador David Burke, tomado de Wikipedia, La enciclopedia Libre version en inglés.






Video:

---Documental de National Geographic Channel "Mayday catástrofes aéreas" episodio "Yo soy el problema", tomado de Youtube.com



video
video
video
video
video







4 comentarios:

  1. Esta es la ridiculez mas grande que he oido, matar a 42 personas por despedirlo al cometer un fraude de unos miserables 69 dolares, espero que ese tipo se este pudriendo en el infierno. Perdon por las palabras pero pues eso no se hace, digo al menos debio tener pantalones para enfrentarlo de cara y no como un cobarde al subirse al avion con una pistola.

    ResponderEliminar
  2. ¿Alguna relación con el geologo Late. Mr Wofgang?
    Porfavor, necesito una ayuda!!

    ResponderEliminar
  3. Absolutamente ninguna, no puedo ayudarte

    ResponderEliminar
  4. Ni idea de quien sea aquél geólogo.

    ResponderEliminar