pan am 103

pan am 103

martes, 6 de noviembre de 2012

PEREGRINACIÓN A LA MUERTE: LAS NEGLIGENCIAS QUE MATARON AL VUELO 2120 DE NIGERIA AIRWAYS (NATIONAIR)


Todo, absolutamente todo en un avión debe estar al 100% antes de cada vuelo, tanto para aparatos nuevos como viejos, nada debe ser pasado por alto, o pasan cosas y desastres.


El siguiente es un accidente en que tuvo mucho que ver la presión a la que una tripulación trabajaba para cumplir un itinerario bastante bizarro en donde llevaría a un grupo de peregrinos musulmanes a su lugar de origen, veamos cómo se dejaron de ver detalles importantes de seguridád, de cómo se hizo rodar a un avión con los neumáticos con menor presión de la recomendada, de cómo una serie de recomendaciones no fue escuchada, de cómo varias negligencias acabaron con el vuelo charter 2120 de Nigeria Airways (Nationair).


Nationair era una aerolínea de Canadá fundada en 1986 y acabó funciones en 1993, se sabía que funcionaba con malos estándares de mantenimiento en sus aeronaves que mayormente eran McDonnell Douglas DC-8, algunos Boeings 747 y uno de serie 757, tenía una serie de vuelos regulares algo raros que incluían una serie en donde ayudó a las evacuaciones en la época previa a la Guerra del Golfo Pérsico, tambien se ocupó de hacer vuelos al Medio Oriente, entre ellos viajes de peregrinos que iban a La Meca.


Y es en uno de estos vuelos de transporte de peregrinos en que se gestó la enorme tragedia que hasta la fecha sigue siendo el segundo peor en la historia de Arabia Saudita.


Hoy nos hallamos en el aeropuerto internacional Sultán Abdulaziz, en Jeddah, Arabia Saudita., la fecha es el 11 de julio de 1991, en las rampas de abordaje se halla un aparato de los clásicos de la era del jet, es un tetramotor a reacción McDonnell Douglas DC-8-61 cuya matrícula era la C-GMXQ de la aerolínea Nigeria Airways, el aparato pertenecía a la canadiense Nationair y era arrendado a los nigerianos, el aparato está por llevar a cabo un vuelo charter 2120 cuyo destino final era el aeropuerto internacional Sadiq Abubakar III de Sokoto, Nigeria.


El vuelo habrá de llevar a casa a 247 pasajeros, todos ellos peregrinos que habían ido a La Meca a su peregrinación anual, muchos de ellos habían llegado por otros medios y jamás se habían subido a un avión, así que para todos ellos era una novedad, y mientras pasan a ocupar sus lugares en cabina de mandos están el capitán William Allan, el primer oficial Kent Davidge y el ingeniero de vuelo Victor Fehr, además viajaban un mecánico de vuelo llamado Jean-Paul Phillipe y un ejecutivo gerente de proyectos llamado Aldo Tettamanti, junto a las 11 asistentes de vuelo.


En cabina de mandos el capitán Aallan y sus hombres repasan la lista de verificación previa al vuelo, acabada ésta piden autorización para rodar a pista de despegue, y para llegar a la cabecera de la pista asignada tiene que hacer un rodaje inusualmente largo, de al menos 5 kilómetros en medio del calcinante calor del desierto, así que el pavimento era bastante caliente, llegan a su posición de despegue y allí esperan órden de salida.


Eran las 8:26 de la mañana tiempo locál, se autoriza el despegue y el tetramotor corre por la pista impulsado por sus plantas de poder Pratt & Whitney JT3D-3B (Q), llegan a la velocidád de despegue conocida como V1, tambien llamada punto del nó retorno, si algo llega a salir mal no pueden abortar despegue, se tiene que elevar y hacer regreso, y mientras corre por la pista se escuchó algo, un retumbo, allí empiezan los problemas.


La grabadora de voz de cabina de mandos da cuenta de cómo se llevaron las cosas durante el despegue:


---Capitán Allan: Ok, es tuyo[al primer oficial].

---Primer oficial Davidge: Ok, es mío.

---La grabadora de voz de cabina capta el aumento de intensidad de potencia de los motores, al mismo tiempo la grabadora de datos de vuelo registra esto.

---Capitán Allan: Está estable.

---Primer oficial Davidge: Frenos liberados.

---Tanto la grabadora de voz como de datos captan aceleración tras la liberación de los frenos.

---Primer oficial Davidge: Empuje máximo.

---Capitán Allan: Confirmado empuje máximo.

---Voz no identificada: Esto se mueve mucho:

---La grabadora de voz registra un retumbo apagado.

---Voz no identificada: ¿Qué fue eso?.

---Primer oficial Davidge: Eso sonó como un pinchazo, ¿no?.

---Capitán Allan: ¿Estabas pisando los frenos?.

---Primer oficial Davidge: No señor, tengo los pies en [los pedales de] el timón de profundidad.




Allí es en donde se debió hacer que el aparato parara la carrera de despegue por la sospecha de que quizá hubiera un pinchazo en uno de los neumáticos, en lugar de eso se decidieron a seguir el despegue, ya que era mas fácil seguir el vuelo, el hecho de que un neumático se reventara si bien es un evento cotidiano no era algo como para suspender el vuelo, seguimos viendo qué mas pasó en el avión.


---Capitán Allan: Ochenta nudos... noventa nudos ahora [la velocidád de despegue].

---Primer oficial Davidge: Noventa nudos, verifiquen.

---Ingeniero de vuelo Fehr: Esto se siente como una montaña rusa o algo así.

---Capitán Allan: Rotación... tasa positiva.

---Primer oficial Davidge: Los trenes arriba.

---Torre de control de Jeddah: 2120, 1292, buenos días.




El aparato se eleva y durante los siguientes segundos todo parece estar el órden, pero a sólo un minuto con 15 segundos despues algo pasa en cabina de mandos, seguimos viendo la transcripción de grabadora de voz:


---Ingeniero de vuelo Fehr: Hay 4 luces de advertencia.. baja presión.

---Capitán Allan: A ver, ¿qué tenemos?.

---Ingeniero de vuelo Fehr: Que hay 4 luces de baja presión encendidas.

---Capitán Allan dándose por enterado: Ah si... flaps arriba.

---Ingeniero de vuelo Ferh: me temo que estamos perdiendo presurización.

---Voz no identificada: Espera, no es la pres... [inesperadamente se corta lo que decía].

---Ingeniero de vuelo Ferh: No hay control en la presurización, hay falla.

---Capitán Allan: Nivel apagado.

---Primer oficial Davidge: Ok.

---Capitán Allan: Ah, torre, aquí Nationair 2120, pedimos nivel bajo los 2000 pies si nos permiten, estamos experimentando despresurización leve, necesitamos nivel de 2000 o menor...

---Primer oficial Davidge: ¡Tengo luz de spoiler! [uno de los spoilers de freno en las alas se había desplegado de manera inesperada].

---Torre de control de Jeddah: Descienda 3 míl pies, 3 míl pies, mantenga rumbo a 1-3-0.

---Ingeniero de vuelo Ferh: Hay luz de tren [de aterrizaje] mal asegurado.

---Capitán Allan: De acuerdo... [luego dirigiéndose a torre de Jeddah] ah, torre, enfilo rumbo 1-3-0, entiendo debemos descender unos 3 míl pies.

---Ingeniero de vuelo Ferh: Creo que fué un neumático lo que sonó.

---Capitán Allan: Los flaps arriba.

---Torre de control de Jeddah: Pongan rumbo 1-2-0, rumbo 1-2-0.

---Capitán Allan: Ok, rumbo 1-6-0 [al parecer entendió mal la intrucción], perdemos fluido hidráulico señor, vamos ah... ah... ok, debemos volver a Jeddah cuanto antes.

---Torre de control de Jeddah: De acuerdo Nigeria 2120, descienda en la zona.

---Voz no identificada: ¡Se rompió el freno aerodinámico!.

---Ingeniero de vuelo Ferh: ¡Se encendieron las luces de los flaps!.

---Capitán Allan: Torre, tenemos... tenemos un problema, nos estamos nivelando a 3000 piés justo ahora... [luego dirigiéndose a sus hombres en cabina] ¡nos nivelamos yá, nos nivelamos yá!.

---Primer oficial Davidge: Tenemos nivél 3 [por 3000 piés], empujando a ascenso.

---Capitán Allan: Torre, vamos a 3 míl piés, por favor dénos vector para pista.

---Primer oficial Davidge: De acuerdo... señor, la bomba de presión, ah, ok, Vic.

---Ingeniero de vuelo Ferh: ¡Falla en todas las bombas!.

---La grabadora de voz de cabina capta un zumbido que siguió hasta el final.

---Voz no identificada: Amigos, tenemos luz de desbloqueo... nos vamos ah...

---Capitan Allan: Torre, vamos de regreso, creo que perdimos neumáticos, y hay problemas de presión con el fluido hidráulico... ok.

---La grabadora de voz capta que la puerta de cabina se abre, se escucha voz de mujer, al parecer una de las asistentes de vuelo diciendo algo ininteligible, se cree que en ese momento habían detectado algo mal en la sección de pasajeros y le avisaban a los pilotos.

---Capitán Allan: De acuerdo, les digo que vamos de regreso a Jeddah, tenemos fuego a bordo.




En ese momento algo pasó en la sección de pasajeros, se piensa que las asistentes de vuelo detectarían humo y que los pasajeros tambien lo habían notado, empezó en pandemonium, todos se levantaban de los asientos, el cáos era total.



---Capitán Allan: Ok, vamos cuadrando lejos, tenemos que ver qué tenemos aquí.

---La grabadora de voz de cabina capta un fuerte crujido.

---Se escucha en la grabadora de voz que entra nuevamente otra asistente de vuelo, se le oye alterada, dice algo ininteligible a los pilotos.

---Capitán Allan: Torre, tenemos que regresar a Jeddah, tenemos un problema, tenemos un incendio.

---Voz no identificada: Tenemos luz de advertencia de flaps, perdimos todo el fluido hidráulico...

---Primer oficial Davidge: ¡No tengo alerones!.

---Capitan Allan: ¡Calma, ok, ok, aguanta, lo tengo!.

---Fin de la grabación, el aparato se ha estrellado.




Tras el impacto del aparato las autoridades árabes se movilizan y hallan un cuado desolador, no quedó nada del DC-8, todo allí eran escombros, muchos cuerpos calcinados y desmembrados, sólo le faltaban unos 2900 metros para llegar a la pista de su salvación, había que saber qué les había pasado a toda esa desventurada gente.


El aparato se había deshecho en pleno vuelo poco a poco, había dejado un rastro de escombros varios kilómetros tras de sí, encontraron cuerpos desde unos 18 kilómetros atras, era un descubrimiento espeluzmante, eso quería decir que de alguna forma el aparato se desfondó en la sección de pasajeros y éstos cayeron a tierra... y fueron afortunados, los demás morirían quemados antes de estrellarse.


Ante la falta de capacidád y experiencia de los saudíes en este tipo de desastres llegaron peritos extranjeros para apoyar las pesquisas, recuperan las grabadoras de datos de vuelo y de voz de cabina de mandos, otros miembros del equipo de investigadores se quedaron junto a colaboradores saudíes para manejar los escombros de la zona, otro grupo mas estaba en la pista de la que salió el malogrado vuelo, allí hallaron la primera pista, pedazos de neumático, entonces compararon esto con lo que se decía en la grabadora de voz de cabina de mandos acerca de que los pilotos habían escuchado una especie de estallido.



Mientras tanto entre los escombros hallados había evidencia que efectivamente hubo un incendio feroz dentro del avión, y mientras llevaban los restos a un hangar para su exámen mas detenido observaron que uno de los trenes de aterrizaje presentaba un desgaste inusual, la mitad del rin estaba desgastada por barrido, cuando Nationair se enteró de esto inmediatamente se pronunció en el sentido de que en la pista de despegues debió haber algún escombro que reventó los neumáticos del aparato.


De hecho cuando se examinaron los restos de neumático hallado en la pista los investigadores encuentran que el dibujo de éstos estaba bien definido, no presentaba desgaste visible, luego entonces la teoría del escombro en la pista parecia plausible, pero llegó otra evidencia desde el sitio del desplome, uno de los peritos halló entre los escombros un papel que volaba llevado por el viento, lo tomó y lo leyó solo por curiosidád, y se halló con algo revelador, el papel era parte de la lista de verificaciones de mantenimiento vuelo desastrado, allí había un renglón que denotaba la presión a la que debían estar inflados los neumáticos.


Cuando este perito mostró este papel a otro de sus compañeros ambos convinieron en que había algo extraño, justo en el renglón de la presión de neumáticos se veía que le habían repintado una cifra sobre otra con otro tono de tinta de bolígrafo... como si intentaran cubrir algo que se hizo a medias, bajo la sombra de sospecha este papel se mandó a Canadá para que la Reál Policía Montada analizara en sus laboratorios qué era lo que se intentaba ocultar tras el repintado, y los resultados llegarían a desatar un escándalo.


Los exámenes de laboratorio policial canadiense revelaron lo que se sospechaba, se había intentado modificar la cifra de libras de presión en los neumáticos que estallaron, lo habían aumentado intencionalmente, si no tenían la presión correcta entonces los investigadores estaban frente a un caso de negligencia criminal.


La investigación gira en torno a quiénes fueron los últimos en saber que en la aeronave había algo mal, se descubre que cuatro días antes, durante una escala en República de Ghana el jefe de mecánicos que viajaba en el aparato hizo una revisión de rutina a los neumáticos, se halló con que el dibujo de la superficie de contacto con el piso empezaba a mostrar desgaste, además al medir la presión de éstos halló que tenían pérdida de la misma, comentó esto al capitán y sugirió que debían hallar neumáticos nuevos y nitrógeno para inflarlos, el capitán comenta esto con su sede en Canadá, éstos a su vez se comunican con un gerente de Nationair en Jeddah y éste último dijo que de ninguna manera se podría hacer el trabajo dado que, según él, estaban justos en su itinerario y no querían retrasos innecesarios... así que mandó un fax en donde los obligó a seguir su ruta sin hacer los trabajos de mantenimiento.


Presionado de esta manera el mecánico sabía que si las autoridades aeroportuarias de Ghana veían que el aparato tenía baja presión en los neumáticos no los dejarían partir a Jeddah, así que alteró las cifras de presión de neumáticos, las puso unas 30 libras mas de lo que realmente tenían, y así condenó al aparato cuatro días despues.


Con todo esto el mecánico Jean-Paul Phillipe hizo un último intento de corregir la situación, examinó los neumáticos y se preocupó por lo bajos que estaban, trató de buscar nitrógeno para completar la presión poco antes del despegue, pero se tardó mucho en esto, cuando le trajeron los tanques de nitrógeno éstos estaban vacíos, intentó pedirlos prestados a otras aerolíneas que estaban de base en Jeddah sin lograrlo y mientras tanto los pasajeros ya estaban a bordo, y una llamada de atención por parte del gerente de proyectos que viajaba a bordo Aldo Tettamanti lo decidió a ya no hacer mas por el avión, se iban así... y 11 minutos después todos perecieron.


Otro factor que contribuyó a que los pilotos tardaran mucho en darse cuenta de que tenían incendio a bordo era que el DC-8 carecía de alguna alerta de fuego, no estaba equipado con sensores que avisaran de esto, sólo lo supieron cuando las asistentes de vuelo entraron a decir que había humo en la sección de pasajeros.


Mucho tuvo que ver el hecho de que el controlador de la torre de Jeddah estuviera ocupado con otro vuelo, en cierto momento creyó que se trataba de un aparato árabe cuando en realidad se trataba del aparato canadiense.


Del mismo modo se llegó a saber que durante siete vuelos previos a la tragedia el aparato estuvo haciendo despegues y aterrizajes con los neumáticos bajos de presión de nitrógeno, esto, combinado con el largo carreteo en una pista caliente por el calor extremo del desierto provoca que esos neumáticos se sobrecalientenal grado de explotar en la carrera de despegue, pero los pilotos siguen adelante y cuando retraen los trenes en sus compartimientos los neumáticos estan ardiendo, esto provoca que todos los cables y líneas de hidráulico se incendien, y justo encima se hallan ubicados los tanques centrales de combustible, así que el final era bastante predecible.


En fin, era toda una cadena de errores que se siguieron sin medir las consecuencias de cómo eso iba a afectar el desempeño del aparato y todo esto recayó en total culpa de la empresa canadiense Nationair por estar manejando itinerarios apretados sin tomar en cuenta que la seguridád es primero, y eso significó una dura loza para Nationair, quien en posteriores investigaciones se les descubre un fraude con las coutas de uso de aeropuertos extranjeros, en 1993 Nationair se declaró en quiebra para desaparecer.


Este accidente marcó un antes y un después, tras esta tragedia se implementó que todos los aparatos deben tener sensores detectores de humo y temperatura en los trenes de aterrizaje para evitar tragedias como la del vuelo 2120, esto tambien conllevó a la rigidéz de los protocolos de mantenimiento en los neumáticos de los trenes de aterrizaje para marcar con exactitud la cantidad de nitrógeno que estos llevan, otra de esas lecciones que se aprenden a base de horror y muerte.








Fuentes:

---Wikipedia, La Enciclopedia Libre version en inglés.

---Aviation Safety Network.

---Tailstrike.









Imagenes:

---Avión McDonnell Douglas DC-8-61 de Nationair arrendado a Nigeria Airways matrícula C-GMXQ siniestrado, tomado de www.airliners.net

---Restos del aparato, tomado de AirDisaster.com









Video:

---Documental del National Geographic Channel "mayday Catástrofes Aéreas" episodio "Infierno en el Desierto", tomado de Daylimotion



video
video
video
video
video





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada