pan am 103

pan am 103

martes, 12 de abril de 2011

MALA REPARACIÓN EN LA PEOR TRAGEDIA AEREA EN UN SÓLO AVION EN EL VUELO 123 DE JAPAN AIRLINES.



Siempre escuchamos y tambien vemos de que las armadoras de aviones en el mundo hacen modelos capaces de transportar a muchos pasajeros en una sola vez, desde hace muchos años el Boeing 747 ha sido el amo indiscutible de los cielos mundiales al transportar arriba de los 300 pasajeros, modelos subsecuentes han elevado esa cantidad hasta llegar a los casi 650, ahora la Airbus, con su A380 elevó esa cantidad a los 800 pasajeros, actualmente la Boeing intenta recuperar el terreno lanzando el Boeing 747-800 que ya entró en servicio en 2012 y su primer cliente de lanzamiento es la aerolínea alemana Lufhtansa.


Obviamente los estandares de seguridad en esas naves tienen que ser los mas estrictos del mundo, no hay margen para la chapuza o el error... pero cuando esto se da, esas imensas naves se pueden convertir en verdaderos ataúdes voladores.


La siguiente es la que hasta la fecha está considerada como la mas grande tragedia aerea de todos los tiempos en un solo avion, es la triste historia del vuelo 123 de Japan Airlines.


Era el 12 de Agosto de 1985 y en Japón se estaba celebrando el festival religioso del O-Bon, una colorida festividad sintoista que dura tres dias y en la que se tiene la creencia de que las almas de los difuntos regresan a los seres queridos que aun viven, y estos hacen el peregrinaje a Osaka, que es el lugar donde se celebra esta festividad desde hace mas de quinientos años.


En el aeropuerto internacional de Haneda, en Tokio, ya estaba estacionado un Boeing 747-SR46 con matricula JA8119 de la Japan Airlines, esa nave iba a cubrir el vuelo doméstico 123 hacia el aeropuerto internacional de Itami, en Osaka, los 509 pasajeros estaban abordando y cada quien tomaba su lugar, y en el fondo del avion estaban cuatro personas, esas cuatro se habrian de hacer famosas por lo que sucedio despues, tambien habia abordado un pasajero que gozaba de fama en su pais, era el cantante Kyu Sakamoto, de 43 años de edad.


A los mandos estaba el capitan Masami Takahama (izquierda), con él estaba de primer oficial Yutaka Sasaki (centro) y como ingeniero de vuelo estaba Hiroshi Fukuda (derecha), todos ellos veteranos con varias horas de vuelo en sus espaldas, las 12 sobrecargos estaban ya en sus puestos y listas para empezar a laborar como de costumbre.


Hechas las verificaciones habituales el capitan Takahama pide autorizacion para ir a pistas de despegue, y una vez recibida el enorme aparato despega a las 6:12 de la tarde tiempo de Japón y con 12 minutos de retraso para cubrir el vuelo 123.


Las comunicaciones son las normales, se le autoriza a volar a altura de crucero (10,000 mts) y el capitan Takahama da la tradicional bienvenida a los pasajeros, hasta ese momento todo va bien.



12 minutos despues del despegue la aeronave alcanza la altitud de crucero autorizada, volaban ya sobre la Bahia de Sagami cuando ocurrió lo increible, el mamparo de presion trasero en forma de cono sobre el cual esta soportado el estabilizador vertical de cola se deshace en una despresurizacion explosiva, el estabilizador vertical de cola se desprende de su base y desaparece en el mar, los sistemas hidraulicos quedan severamente dañados imposibilitando a los pilotos controlarlo, el vuelo 123 quedó herido de muerte.


En medio del pánico ocasionado por la perdida de control el capitan Takahama declara emergencia y pide a los controladores del aeropuerto Haneda que les permitan los vectores necesarios para regresar y hacer un aterrizaje forzoso, posteriormente los controladores les indican que la base aerea militar estadounidende de Yokota estaba en los parámetros de llegada y que podrian descender sin problemas por quedarles mas cerca.


En tierra, un fotógrafo aficionado toma la que habria de ser la placa de su vida, es el 747 que en ese momento ya no tiene el timon vertical de cola, esa placa era fundamental para las investigaciones.


En Yokota, los soldados norteamericanos ya habian sido puestos sobre aviso por parte de los controladores de Haneda sobre la situacion que se vivia en el vuelo 123, y de inmediato implementaron los planes de emergencia adecuados para una situacion asi, desplegando hombres y equipos contra incendios por si las cosas se ponian mal.


Pero por alguna razon el capitan Takahama decide hacer el regreso a Haneda, creyendo que podia controlar la nave los suficiente para aterrizar sin riesgos, asi que emprende la formidable empresa de traer al avion con todos vivos.


El avion corcoveaba como potro salvaje, entró en un ciclo de subidas y bajadas en las que lo que quedaba de la cola oscilaba como lo haria la cola de una ballena, los pilotos estaban luchando a brazo partido contra ese movimiento y trataban de mantenerlo estable, mientras tanto los pasajeros estaban aterrados, todos estaban seguros de que ese dia habrian de morir, y muchos de ellos se pusieron a escribir conmovedoras notas de despedida (algunas fueron halladas despues del desastre) a sus seres queridos, el cantante Kyu Sakamoto hizo lo propio, nunca en toda su vida habia sentido el aliento de la muerte tan cerca de sí.


En el intento de mantener al 747 controlado los pilotos salieron a mar abierto sobrevolando la peninsula de Izu sobre el Océano Pacifico para luego hacer un viraje hacia la playa y asi mantener un perfil de llegada a Haneda, pero los mandos no colaboraban, el avion seguia en su ciclo de subidas y bajadas bruscas.


En ese momento estaban a unos 2,100 metros de altura, los pilotos batallaron para elevar el avion y lograron subirlo a 4,000 mts, para entonces ya volaban sobre tierra firme y en una zona montañosa, y ocurrió otro ciclo de subidas y bajadas, entonces al capitan Takahama hizo algo poco usual para mantener al avion lo mas posible en el aire.


Usó la potencia de las turbinas para compensar los duros descensos que el 747 experimentaba, y asi logró al menos durante unos instantes mantener estable al avion, cuando se ladeaba usaba la potencia de los motores para contrarrestar el movimiento lateral y cuando caian aceleraba mientras ponia los alerones y lo que quedaba del timon de cola en posicion de ascenso.


Para desgracia de los pilotos las montañas que enfrentaban eran muy altas, y durante varios angustiantes minutos se escuchan indicaciones de los pilotos y los controladores que quedaron registradas en la grabadora de voz de la cabina, para entonces la desesperacion era total, se escuchan gritos de terror de los pilotos tratando de sortear las montañas.


Era aquella una batalla por la vida, una batalla que no iban a ganar...


Es espeluznante escuchar la grabadora de voz de cabina de mandos con todas esas voces de los pilotos que tratan de llegar vivos al costo que sea a tierra, aquí parte de lo que sucedió en esos crudos momentos:


---Las grabadoras de datos de vuelo y de voz de cabina de mandos registran el momento en que la seccion trasera del 747 se desbarata.

---Ingeniero de vuelo Fukuda tomado por sorpresa: ¡Oh...!.

---Capitan Takahama: ¡¿Qué fue eso, lo identificas?!... ¡chéquen trenes... los trenes!.

----Ingeniero de vuelo Fukuda: ¡Perdimos presion de hidráulico señor!.

---Capitan Takahama: ¡Giro a la derecha... a la derecha dije!.

---Primer oficial Sasaki: ¡Señor, lo estoy haciendo! [se le oye haciendo esfuerzos grandes].

---Capitan Takahama: ¡Ok... nó tan brusco!.

---Primer oficial Sasaki: ¡Si señor!.

---Capitan Takahama: ¡Hay que levantarlo!.

---Primer oficial Sasaki: ¡No se puede levantar señor!.

---Capitan Takahama: ¡¿Qué pasó con los hidráulicos?!.

---Ingeniero de vuelo Fukuda: ¡No tenemos señor... no queda nada!.

---Capitan Takahama: ¡Démosle vuelta con la potencia de motores!.

---Primer oficial Sasaki: ¡Si señor!.

---Capitan Takahama: ¡Allá adelante, hay montañas!.

---Las grabadoras de datos de vuelo y de voz de cabina de mandos registran que están usando los motores de manera alternada.

---Capitan Takahama: ¡A la izquierda... yá!... ¡se cayó la nariz, hay que levantarla!.

---Primer oficial Sasaki: ¡Eso intento señor... eso intento!.

---Se escuchan alertas sonoras de terreno bajo WHOOP WHOOP PULL UP WHOOP WHOOP PULL UP.

---Capitan Takahama: ¡Potencia... potencia!.

---Se escucha el primer golpe contra una montaña, dos segundos después el segundo y mas fuerte golpe y fin de la grabacion.



El vuelo 123 se había estrellado, habian pasado 32 minutos desde el momento en que el mamparo de presion habia reventado.


A las 6:56 PM hora local el radar de Haneda pierde el contacto con el avion y casi al mismo tiempo en la base Yokota los controladores militares norteamericanos que escucharon los ultimos y desesperantes minutos del vuelo 123 despacharon helicopteros de busqueda para localizar al avion, 20 minutos despues de haberse perdido fue localizado el lugar del impacto en una montaña conocida como Osutaka O'Ne, a unos 100 kms de Tokio, los pilotos estadounidenses no hallaron mas que escombros y como no vieron movimiento alguno regresaron a la base Yokota e informaron que, en su parecer, no podian haber sobrevivientes, asi que empezaron a convocar a rescatistas para ir al lugar del desastre.



Y aqui entra una situacion de indole jurisdiccional, al parecer el gobierno de Japón ordenó a los rescatistas norteamericanos que no fueran al lugar del impacto por que las Fuerzas de Auto-Defensa de Japón se ocuparian de la situacion y que si hacia falta llamarian a los estadounidenses para colaborar, el lugar era inaccesible por tierra y ademas habia vientos helados propios de la zona montañosa y lluvias intensas, por no decir que ya habia oscurecido.


Al dia siguiente, casi 12 horas despues, empezaron a llegar los primeros brigadistas japoneses a tratar de rescatar a alguien con vida, y se hallaron con un pequeño milagro, encontraron a cuatro supervivientes, eran Yumi Ochiai de 25 años de edad, aeromoza de Japan Airlines que no estaba de servicio en ese vuelo, Hiroko Yoshizaki de 34 años de edad y que viajaba con su hija de 8 años Mikiko Yoshizaki (imagen izquierda), esas dos mujeres y la niña estaban en la seccion de cola, en una parte que estaba relativamente intacta, y mientras las rescataban un socorrista escuchó llorar a un niño por arriba de ellos, miró a las ramas y se llevó una sopresa, entre las ramas estaba Keiko Kawakami de 12 años.


Los cuatro fueron llevados en helicoptero al hospital mas cercano, y los rescatistas trataron de buscar mas sobrevivientes, pero conforme pasaban las horas no hallaron mas que cadaveres, aquello era espeluznante, de 524 personas que habian a bordo solo hallaron a 4 con vida.


La investigacion llevada a cabo por la Aircraft and Railway Accidentes Investigation Commisiion (ARAIC o Comision Investigadora de Accidentes de Tren y Aviones de Japón) se centró en buscar qué fue lo que ocasionó la caida del 747, hallaron que partes de la cola y el mamparo de presion estaba en el mar y de alli partieron a la conclusion de que hubo una despresurizacion explosiva que inutilizó tanto el timon de cola como los sistemas hidraulicos del aparato.


Hallaron tambien la foto del aficionado y al ver la magnitud del daño no les quedó duda de qué fue lo que lo derribó, pero ahora habia que buscar por qué el mamparo trasero se desprendio de su sitio.


Lo que hallaron fue inquietante, el 2 de Junio de 1978, durante un aterrizaje ese avion lo hizo con la seccion de cola demasiado baja y la arrastró por la pista causandole daños al mamparo de presion y obligandolo a regresar al aeropuerto, y los de mantenimiento dijeron que no lo podian reparar, asi que la Japan Airlines hizo traer a ingenieros de la Boeing para que lo repararan.


El procedimiento implicaba que se debian poner dos placas para cubrir el mamparo y fijarlo con pegamento epóxico y dos filas de remaches, por alguna razon desconocida esos ingenieros estadounidenses pusieron esas dos placas pero no usaron pegamento epóxico y solo pusieron una fila de remaches, en otras palabras le hicieron un simple remiendo a la cola del 747.


El avion fue dado de alta en el servicio regular y desde entonces los pilotos que lo volaban reportaban que en la seccion de cola se escuchaba un silbido, como si se colara el aire, y que los mecanicos de mantenimiento no podian con ese problema, o no querian hacerse cargo de eso, y que cada vez que hablaban con los ingenieros de la Boeing sobre el problema les mencionaban que ese tipo de silbidos eran normales en algunos aviones.


Otra cosa que inquietó a los investigadores fue que hubo tardanza en buscar a los posibles supervivientes del accidente, los rescatistas estaban estacionados en un pueblo a solo 63 kms del sitio del desastre y se habian quedado con la informacion de los pilotos del helicoptero estadounidense en el sentido que no parecia haber supervivientes, asi que se quedaron a pasar la noche en ese pueblo y amaneciendo se pusieron en movimiento.


Un medico forense revisó los cadaveres y se halló con que varios de ellos no mostraban la clasica rigidez post mortem sino que estaban hasta cierto punto flexibles, incluso algunos llegaron aun tibios, lo cual implicaba algo terrible, muchos lograron sobrevivir al impacto del 747 pero a causa del frio en las montañas murieron de hipotermia por esperar demasiado a que los rescataran.


El testimonio de la aeromoza Yumi Ochiai fue lapidario, ella vió llegar al primer helicoptero a los 20 minutos de haberse estrellado y trató de que la vieran agitando la mano, no lo consiguió y durante 12 largas y dolorosas horas tuvo que escuchar todo un concierto de gritos, gemidos de dolor y llanto de los supervivientes que no podian moverse de donde estaban, y conforme pasaban las horas poco a poco se fueron callando esos gemidos, Ochiai comprendió que habian muerto.


Se acusó al gobierno japonés de retrasar deliberadamente el rescate, los organizadores se defendieron argumentando que no podian arriesgar a sus hombres por la vaga posibilidad de que hubieran mas supervivientes y por el hecho de que el accidente sucedio en un lugar casi inaccesible, los norteamericanos de la base Yokota declararon que en todo momento estuvieron listos para ayudar en el rescate, pero las autoridades niponas se lo impidieron, diciendo que podian solos.


El pueblo japonés quedó conmovido, 520 personas habian muerto y alguien tenia que responder, asi que las cabezas empezaron a rodar.


El presidente en ese entonces de Japan Airlines, Yasumoto Takagi, debió renunciar ante el mar de acusaciones que sobre el personal a su cargo pesaban, especialmente de mantenimiento, tras su salida de la aerolinea varios ejecutivos de alto y mediano rango presentaron dramáticas disculpas ante la television nacional, varios de ellos se suicidaron por sentirse "deshonrados" ante la tragedia, el jefe de ingenieros de Japan Airlines tambien cometió suicidio y en Estados Unidos uno de los ingenieros de Boeing que en 1978 estuvo a cargo de la reparacion del mamparo dañado tambien se suicidó.


Japan Airlines debió pagar indemnizaciones que ascendieron a los $780 millones de yenes aunque solo aceptaban parte de la culpa, Boeing nunca se quiso responsabilizar de la reparacion defectuosa de siete años antes del accidente.


En la actualidad existe el Centro de Promocion de Seguridad, esta en el aeropuerto Haneda de donde salió el infortunado vuelo 123, alli se capacita al personal de mantenimiento sobre la importancia de la seguridad en el trabajo, alli hay un pequeño museo en donde se exhiben piezas del avion siniestrado, efectos personales de los pasajeros y lo mas conmovedor, cartas de despedida que hicieron cuando supieron que iban a morir.


En el poblado de Ueno, cercano al lugar del accidente, existe un santuario en donde estan las cenizas de quienes murieron en el vuelo 123, cada año llegan los parientes y amigos a rendir tributo y pedir por el eterno descanso de esas almas (izquierda).










Fuentes:

---Wikipedia, La Enciclopedia Libre. (versiones en español e ingles)

---Aviation Safety Network.








Imagenes:

---Boeing 747-SR46 matricula JA8119 de Japan Airlines siniestrado, tomado del sitio www.airliners.net

---Pilotos del vuelo 123, recreacion en 3d sobre cómo el 747 caia en las montañas, fotografia del 747 sin el estabilizador de cola, el cantante Kyu Sakamoto, tomados de Wikipedia, La Enciclopedia Libre. (versiones en español e ingles)

---Sitio del desastre, rescate de la niña Mikiko Yoshizaki, helicoptero de rescate, monumento a las victimas, tomados del sitio PlaneSafe.org.









Video:

--Las últimas comunicaciones entre el vuelo 123 y los controles de Haneda y la base Yokota, tomado de Youtube.com


video





---Documental del National Geographic Channel "Mayday Catástrofes Aéreas" en su episodio "Terror sobre Tokio" tomado de Daily Motion.


video
video
video
video
video



8 comentarios:

  1. No me imagino vivir una experiencia tan aterradora como esta, solo imaginar que en media hora moriras o estaras agonizando de un terrible dolor de muerte. Y luego los suicidios, eso fue muy dramatico y terrible porque se sintieron culpables esos ingenieros

    ResponderEliminar
  2. Aqui el video de Jal 123 en español

    http://www.youtube.com/watch?v=iUkLD37wcT0

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, es el documental de la tragedia del Japan AirLine vuelo 123. Aquí les dejo el link.

    http://www.youtube.com/watch?v=iUkLD37wcT0

    ResponderEliminar
  5. Hola, buenas tardes, quiero decirte que me encanta tu blog, la verdad es que has elaborado un excelente trabajo, he disfrutado mucho con cada una de tus redacción, y aprendido sobre estos gigantes de los cielos que hasta la fecha me siguen sorprendiendo, como unos aparatos tan enormemente pesados puedan volar y que los controlen solo 3 personas, y que como siempre un error humano puede tajar la vida de tanta gente, gracias, mil gracias por esta aportacion tan maravillosa.

    saludos desde Monterrey

    Arizdely =)

    ResponderEliminar
  6. Hola, buenas tardes, quiero decirte que me encanta tu blog, la verdad es que has elaborado un excelente trabajo, he disfrutado mucho con cada una de tus redacciónes, y aprendido sobre estos gigantes de los cielos que hasta la fecha me siguen sorprendiendo, como unos aparatos tan enormemente pesados puedan volar y que los controlen solo 3 personas, y que como siempre un error humano puede tajar la vida de tanta gente, gracias, mil gracias por esta aportacion tan maravillosa.

    saludos desde Monterrey

    Arizdely =)

    ResponderEliminar
  7. Me pareció muy extraño lo de los suicidios masivos, quizás ocultaron algo.

    ResponderEliminar