pan am 103

pan am 103

viernes, 13 de mayo de 2011

AEROSECUESTRO, LA BIZARRA DEFENSA DEL VUELO 1737 DE QANTAS LINK.


QantasLink es la aerolinea regional de la imensa Qantas, sí, la aerolinea australiana de la cola de canguro, bueno, en 2003 fué víctima de un intento de secuestro increíble.


Veamos, sucedió el 29 de Mayo de 2003, se trataba del vuelo 1737 que salió del aeropuerto de Melbourne en la ciudad del mismo nombre en la isla-continente de Australia con rumbo al aeropuerto de Launceston en la ciudad del mismo nombre en la isla de Tasmania, todo esto dentro de territorio australiano.


El aparato para este vuelo corto era un Boeing 717 serie 200, el hermano mayor por así decirlo del conocido DC-9 o actualmente MD, no se tiene el dato de quiénes iban en la cabina de mandos pero si se tiene los nombres de quienes protagonizaron este inesperado episodio.


Bueno, el aparato hace su despegue de Melbourne a las 14:50 hora local con rumbo a Tasmania llevando 47 pasajeros, los dos pilotos y 4 sobrecargos , las rutinas de elevacion se llevan a cabo por unos 10 minutos y las aeromozas y sobrecargos hacen la demostración de los procedimientos en caso de emergencia, acabado esto el aparato se nivela, y entonces sucedió.


Un pasajero, David Mark Robinson (izquierda en ilustracion de la corte) quien era ex-ingeniero en informática se levantó de su asiento visiblemente alterado y se empezó a dirigir al frente del aparato para desconcierto de quienes lo vieron, inopinidamente sacó de entre sus ropas un par de pinchos de madera muy filosos, encaró a la aeromoza Denise Hickson y la apuñaló con esos pinchos en varias ocasiones,luego de esto se le fué encima al sobrecargo varón Greg Khan hiriendole seriamente en la cabeza para luego seguir rumbo a la cabina.


Pero no contaba que Khan se rehizo como pudo a pesar de sus heridas y lo derribó, Robinson pierde sus pinchos y esto es aprovechado por Khan quien los tomó y lo golpeó repetidamente en la cabeza con puños y pinchos, Robinson se revolvía como fiera y gritaba.


Unos 4 pasajeros que fueron al principio asustados testigos de este ataque sin razón de pronto se levantaron, había que hacer algo, ellos eran Domenic Bordin, Keith Charlton, Gregory Martin y Garry Stewart, no se conocían entre sí, pero sí sabían que si no detenian al tipo aquél sobrevendría una tragedia, al ver cómo el sobrecargo Khan se debatía con el sujeto se le echaron encima y lo sometieron con lo que tenían a la mano hasta reducirle, los otros 2 sobrecargos advierten de esto a los pilotos y éstos regresan de inmediato a Melbourne dando alerta de posible intento de secuestro, en el aeropuerto los operadores reciben este audaz mensaje y se dispone de lo necesario para que las autoridades policiacas hagan su labor y que hayan equipos de emergencias para lo que hiciera falta.


El avion aterriza y pronto es rodeado por elementos de la Policía Federal Australiana, éstos suben a bordo y se hallan con que Robinson está boca abajo sometido por los pasajeros y el sobrecargo herido, Robinson es arrestado, la aeromoza Hickson es llevada de emergencia al igual que su compañero Khan a un hospital y uno de esos valientes pasajeros que resultó con heridas leves tras el zafarrancho fué atendido por paramédicos aeroportuarios.


En la revision de los efectos personales del fallido aeropirata la policía se halla que no solo llevaba los dos pinchos con los que hirió a los sobrecargos, tambien llevaba latas de aerosol y encendedores, acaso trataba de convertir esos aerosoles junto a los encendedores en improvisados lanzallamas


Se le siguió juicio a Robinson por el intento de secuestro del vuelo 1737, y al ser interrogado acerca de sus motivos dijo cosas que no tenían sentido, de que lo que quería era estrellar al avion en un parque nacional de Tasmania llamado Muros de Jerusalén, según Robinson había estado escuchando voces que le decian que tenía que hacer este acto para destruir al Diablo que decia se escondía allí, estaba absolutamente seguro de que iba a evitar el Armagedon.


La defensa de Robinson adujo locura para que se evitara que fuese a la cárcel, y en cierta forma lo logró, la corte lo declaró legalmente loco y en la actualidad se halla recluido en una institución de enfermos mentales.


En tanto se le reconoció el valor del sobrecargo Greg Khan (izquierda) al serle otorgada la Medalla al Valór, igual gracia recibieron los pasajeros Bordin, Charlton, Martin y Stewart por ayudar a evitar una tragedia a bordo, por cierto si lo preguntan tanto el sobrecargo Khan como la aeromoza Hickson regresaron al trabajo apenas se recuperaron.


Tras esto se hicieron regulaciones en la seguridad de QantasLink, entre ellas el reforzar el acceso a la puerta de la cabina de mandos, aunque se rechazó la idea de mantener un alguacil armado a bordo por considerarlo muy caro, si bien puso en práctica la revision a los pasajeros de manera manual antes del abordaje para evitar futuros desaguisados.







Fuentes:

---Wikipedia, La Enciclopedia Libre version en ingles.

---The Sydney Morning Herald.

---www.theage.com.au







Imagenes:

---Boeing 717-200 de QantasLink similar al del incidente, tomado de www.airliners.net

---Ilustracion de la corte de cómo es el aeropirata Mark Robinson, tomado de www.theage.com.au

---El avion involucrado rodeado de carros de bomberos y de la policía, el sobrecargo Greg Khan, tomados de The Sydney Morning Herald.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada