pan am 103

pan am 103

domingo, 9 de octubre de 2011

FERIA MORTÁL: LA CAÍDA DEL TU-144 SOVIÉTICO DE 1973.

El aparato siniestrado.

Las ferias aereas a nivel mundial son el escaparate de lo más avanzado de la aviación mundial por exelencia, en ellas se exhiben todos los aparatos de los países que se dedican al armado de aviones, hoy por hoy son muchas empresas que se dedican a este nicho de mercado, ya léjos están esos tiempos en que los grandes armadores de Estados Unidos y la Unión Soviética eran los grandes exponentes... y detrás de ellos los pocos que se atrevían a desafiarlos.


Este accidente es algo que yá se estaba perdiendo en mi memoria, corría el año 1973, tendría unos 6 años pero recuerdo vagamente que en algún noticiero se hablaba de la caída del llamado avion supersónico Tupolev, ahora la magia del Internet me lleva de regreso a ésa época y con la documentación adecuada hice esta investigación para darles a conocer este accidente (muy vergonzoso por cierto) del Tu-144 matricula CCCP-77102 de Aeroflot.


El Concorde, rival del Tu-144S.

Estamos en el aeropuerto de Le Bourget en París, Francia., la fecha es el 3 de Junio de 1973, se lleva a cabo el Salón Aeronautico de París, hay mucha gente reunida para conocer lo último en tecnología aerea, y este año es muy pero muy especial, se darán a conocer a dos aviones supersónicos para pasajeros, uno es el afamado Aérospatiale-BAC Concorde del entonces consorcio franco-británico Aérospatiale, y el otro era toda una incógnita, se trataba del Tupolev Tu-144S fabricado por la entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y con la pintura de la aerolinea nacional Aeroflot.


Durante los días previos se han hecho muestras al público de estos dos aparatos en tierra, dejan que se suban para verlos cómo son, y de hecho el Tu-144 es más grande que el Concorde pero aún no se le ha visto volar en forma, los soviéticos estaban guardándose el vuelo estelar de su aparato, pues para el día 3 de Junio no sólo estarían alrededor de 250 míl personas viéndolo volar, estaría el diseñador Alexei Tupolev, el padre mismo del aparato que llevaba su nombre.


Como mencioné antes el Tu-144 era de mayor capacidad de pasajeros que el Concorde (de 90 a 100 pasajeros en el aparato anglo-francés contra 120 a 140 del Tupolev) y hasta era mas largo (65.5 metros contra 61.66 mts del aparato franco-británico) aunque de menor alcance (6500 kms de rango contra 7250 kms del Concorde), pero lo que más llamaba la atención era un detalle curioso.


Al igual que el Concorde el Tu-144 tenía proa abatible hacia abajo para permitir a sus pilotos ver en las maniobras de aterrizaje y despegue, sus alas eran muy semejantes pero el detalle que lo distinguía era un par de aletas que tenía justo detrás de la cabina de mandos, esas aletas eran sustentadoras conocidas como canards, esas aletas eran retráctiles para vuelos subsónicos, se suponía que esto daría mayor estabilidad al aparato y mayor rango de maniobrabilidad.


El Tu-144 levaba años de estarse desarrolando en secreto, los soviéticos sabían que los estadounidenses pretendían fabricar su propio avion supersónico y nó lo lograron, pero jamás pensaron que los franceses y británicos se unieran para hacer el suyo, y si bien el Concorde voló en pruebas mucho después que el Tu-144 estaba haciendo progresos espectaculares... y eso era algo que a los soviéticos no les gustó.


En fin, llega el día esperado, 3 de Junio de 1973, ese día volarían el Concorde y el jocosamente llamado Konkordski soviético, la órden del día era que el aparato franco-británico volara primero.
Los dos rivales, uno en tierra, el otro en el aire.


El Concorde sale de acuerdo al programa, y sus pilotos hacen maravillas en el aire demostrando todas y cada una de sus capacidades y haciendo las delicias de chicos y grandes, tras el aterrizaje llega el turno del misterioso Tu-144S, cuya matricula era la CCCP-77102.


A los mandos de este aparato con la librea de Aeroflot estaban Mikhail Koslov como piloto en jefe y el co-piloto era Valery M. Molchanov, ademas estaban el navegante GN Bazhenov, VN Benderov quien era diseñador e ingeniero en jefe, BA Pervukhin quien tambien era ingeniero en jefe y el ingeniero de vuelo Al Dralin, todos ellos se preparan a despegar.


Llegan a la cabecera de la pista asignada y una vez llegada la autorización para despegue los pilotos echan adelante los aceleradores y los cuatro motores Kolesov RD-36-51 echan adelante al aparato de mas de 100 toneladas de peso, entonces echa para abajo su proa abatible y sus aletas canard se despliegan para darle sustentación y elevarlo.


El Tu-144 con sus canards abiertas.

Durante los siguientes minutos el aparato hace todo tipo de evoluciones para deleite de los asistentes y posibles compradores y satisfacción de Alexei Tupolev que miraba fascinado a su avion volar y desmostrarle al mundo que los comunistas también saben hacer aparatos supersónicos, y entonces, cuando se suponía que tendría que hacer maniobra de aproximación final y aterrizaje sucede lo increíble, el Tu-144 se empieza a despedazar mientras cae.


Los asistentes al espectáculo estaban azorados y Alexei Tupolev no pudo evitar gritar de angustia y frustración, su producto estrella se estaba haciendo humo frente a él, los restos del aparato cayeron en el pueblito de Goussainville en el Val-d'Oise cercano a París, cayó sobre 15 casas matando a 8 personas, los 6 ocupantes del Tupolev murieron.


Restos de la cabina del Tu-144.
Ahora se tenía que investigar cómo fué que el aparato soviético cayó, y pronto fueron precisamente los soviéticos quienes lanzaron la primera piedra, dijeron que un avion militar francés Mirage equipado con cámaras fotográficas de alta resolución estaba siguiendo al Tu-144, según esta teoría soviética este aparato militar quedó momentáneamente oculto entre nubes esperando el momento de que el Tupolev desplegara sus canards y poderle tomar una foto, cuando esto sucede el piloto militar francés se aparece de pronto frente al avion soviético provocando que el piloto Koslov hiciera maniobra brusca para evitar chocar en el aire, pero esto provoca que el Tu-144 se suba de pronto, se quede estancado o stall para luego caer y hacerse pedazos a pesar de que los pilotos desesperadamente intentaron exigirle a los motores para recrobrar altitud.


Esta teoría desde luego fué negada por los franceses quienes dijeron que nunca mandaron a ningún aparato militar para labores de fotografía espía, lo que dijeron es que el piloto en jefe Koslov en un afán de lucirse ante la exhibición magistral del Concorde exigió al Tupolev más allá de su límite estructural provocando su destrucción, al mismo tiempo lo responsabilizaban a él por haber provocado su propia muerte, la de sus hombres y a las víctimas en tierra.


De hecho el informe oficial parece darle la razón a los franceses en el sentido de que el canard izquierdo del Tupolev se desprendió tras una maniobra brusca y en su caída perforó un ala haciendo que el avion estallase en llamas y se despedazara al tener asincronía de corrientes de aire, eso es algo que los soviéticos nunca aceptaron.


Ahora bien, si existe la llamada teoría de la conspiración entonces tenemos que alguien filtró esto: se decía entonces que los franceses y británicos sabían que los soviéticos estaban detrás de los planos del Concorde al costo que fuera, por eso hicieron unos planos del mismo, pero con modificaciones que pasaban como las originales del Concorde pero que en realidad eran falsas, esos planos se dejaron "olvidados" en algún lugar a la espera de que un espía soviético se los robara y tratara de imitarlo en su proyecto de avion supersónico.


Se dice que la treta resultó tán bien que los soviéticos literalmente se tragaron el anzuelo, jamás les pasó por la cabeza de que esos planos eran para sacarlos de la carrera por la creación del primer transporte supersónico civil.


Otra vertiente de esta teoría de la conspiración está dentro de la cabina misma del Tu-144, el ingeniero y diseñador en jefe VN Benderov supuestamente traía una cámara fotográfica que usaba para tomar placas del aparato... y luego dárselas a los franceses y británicos, se supone que en una de las maniobras del piloto Koslov el ingeniero Benderov pierde el equilibrio, deja caer la cámara y provoca un atascamiento de los mandos y con ello la tragedia, lo curioso de esto es que los soviéticos se mostraron partidarios de creer que alguien estaba espiando desde adentro y qué mejor que Benderov para colgarle el sambenito de traidor.


Sólo que esta teoría se cae gracias a lo que vió uno de los bomberos, menciona que en los restos de la cabina vió a tres hombres, no a cuatro como los soviéticos proclamaban, por lo tanto no hubo forma de que Benderov estuviera allí tomando fotografías furtivas.


El Tu-144D de puebas de la NASA despegando.

En fin, tras este accidente los potenciales compradores del Tu-144 se echaron para atrás, pero esto para desgracia de los franco-británicos no significó que ellos tuvieran muchos clientes, pues los ambientalistas yá protestaban por el efecto que el boom sónico tendría en el medio ambiente, además había una persistente crisis de energéticos en ese entonces, y sólo dos lineas aereas de los países fabricantes del Concorde lo manejaron, la British Airways y la Air France, en algún momento se le dió en alquiler a la Singapore Airlines y a la Braniff International Airways, pero de allí nadie mas lo quiso.


El Tu-144 tuvo que reestructurarse y acabó siendo usado por el único cliente que le salió, la Aeroflot Soviet Airlines, mnunca voló a otros países, todos sus vuelos los hizo dentro de territorio soviético, tenía de ruta regular la de Moscú-Alma Ata, Moscú- Javárovsk y Crimea-Kiev tanto en pasajeros como en carga que era en donde más se usó.


El Tu-144D de la NASA en pleno vuelo de prueba.

A la larga esos vuelos se acabaron, y en 1995 una empresaria millonaria llamada Judith DePaul dueña de la IBP Aerospace negoció junto a la Topolev, la Rockwell, la Boeing y la NASA un proyecto para desarrollar nuevamente el proyecto de avion supersónico a futuro, en 1996 un Tu-144D fué usado para esos vuelos y su decorado era con las banderas de Estados Unidos y Rusia, durante 1996 y 1997 hizo un totál de 27 vuelos de prueba y se consideraron un éxito totál, pero por falta de fondos esos vuelos debieron suspenderese en 1999, dejando al Tu-144 sin posibilidad de regresar algún día.


Si bien se maneja la posibilidad de que el Tupolev regrese dado el éxito de esos vuelos de prueba también se habla de que los franceses y británicos hagan "un hijo del Concorde", quién sabe, algún día tanto el Concorde como el Tu-144 Konkordski efectivamente tengan dignos descendientes y el mundo se vuelva a maravillar.

Tumba de los pilotos del CCCP-77102 en Moscú.


En cuanto a los desventurados tripulantes del CCCP-7102 éstos fueron sepultados en el Cementerio Novodevichy en Moscú, allí hay un monumento en donde están representados los seis hombres que dieron su vida en un intento de demostrar que los soviéticos tambien podía hacer aviones supersónicos buenos, y ojalá algún día eso se haga realidad y sus espíritus queden restaurados.








Fuentes:

---Wikipedia, La Enciclopedia Libre versiones en español e ingles.

---Aviation Safety Netwrok.

---http://tu144.tripod.com/espanol/historia.html

---Taringa!.







Imagenes:

---Avion Tupolev Tu-144S de Aeroflot matricula CCCP-77102 siniestrado, mismo avion con el "Concorde" volando sobre él, foto de la última pasada con los "canards" extendidos antes de estrellarse, restos del aparato tras la caída, tomados de http://tu144.tripod.com/espanol/historia.html

---Avion Aérospatiale-BAC "Concorde" en la misma exhibición de 1973 en la que se estrelló el Tu-144 soviético, tomado de www.airliners.net

---Un Tu-144D en vuelos de pruebas para la NASA en 1996, otra toma del mismo avion en pleno vuelo, monumento a los pilotos del CCCP-77102 en Moscú, tomados de Wikipedia, La Enciclopedia libre version en español.








Video:

---El último vuelo y desastre del Tu-144S soviético, tomado de http://tu144.tripod.com/espanol/historia.html



9 comentarios:

  1. Había escuchado aquella teoría de los planos falsos y aunque parezca increíble yo si lo creo, porque hasta en un documental sobre el Concorde se llega a mencionar esto. Pero también la exigencia al avión pudo desestabilizarlo.

    ResponderEliminar
  2. Todo lo que han contado sobre la caída del avión Tupolev es completamente falso pues yo estaba allí y presencie el accidente y estoy bien informado de todo lo que ocurrió esa tarde y también estuve en Gussanville y vi entre los restos del avión un zapato de mujer de ante. toniplanta40@Gmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería bueno que compartieses esa información, recuerda que este espacio no es mío. sino de ustedes.

      Eliminar
  3. Contestando a ETOPS Voy a relatarles como ocurrió ese accidente el día
    3 de Junio del 1973 por la tarde ese día yo estaba allí en Le Bourget y
    presencie la catástrofe. Salió primero a hacer la demostración de vuelo
    y pruebas el Concorde que por cierto le salieron fenomenalmente, y
    después salió el Tupolev y quiso hacer lo mismo que había hecho el
    Concorde y en la última prueba que consistía en volar el avión haciendo
    el simulacro de aterrizaje sin tocar la pista y luego remontar el vuelo fue
    cuando el piloto al ver que el avión no podía subir aceleró los motores y
    es cuando explotó el avión cayendo a trozos en un pueblecito al lado de
    Le Bourget llamado Goussainville. Para mi yo creo que fue un fallo de
    pilotaje pues cuando el avión hizo en la prueba bajar a simular el
    aterrizaje el avión no bajaba en el ángulo correcto para volver a subir y
    cuando intentó subir ya no pudo y al acelerar bruscamente los motores
    no pudieron resistir esa tremenda fuerza y el avión explotó en el aire.
    Para mí esa fue la cuestión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena teoría, pero recuerda, esto se basa en informaciones oficiales, deja lo investigo de nuevo, y si hay algo que deba ser reconfigurado, entonces ser hará, gracias por tu aporte.

      Eliminar
  4. Que raro pues aquella vez pasaron el video del accidente por televisión y se ve claro que el avión caía desde gran altura sin poder remontar y de repente explota y se precipita en pedazos ante el asombro de todo el mundo.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Ya va!!!.... No es que los americanos no hayan tenido éxito... ya ellos estaban trabajando en su avión supersónico... Lo que sucedió es que al mismo tiempo estaban desarrollando su boeing 747-400. y en ese mismo momento se estaba evidenciando que los modelos de aviones supersonicos y sus vuelos eran proyectos caros y futuramente inviables, por lo que optaron en seguir desarrollando su flota de vuelos de crucero 747-400. eso lo vi en un documental.

    ResponderEliminar