pan am 103

pan am 103

lunes, 7 de noviembre de 2011

CHOQUE EN EL AIRE: CUANDO NUEVA YORK SE CIMBRÓ EN DICIEMBRE DE 1960.


El avion de TWA siniestrado.

A petición de un amable lector aquí les traigo este trabajo, que por cierto sí que me costó trabajo, pero vale la pena.


Se trata de un choque en el aire sobre la famosa Úrbe de Hierro el pleno Diciembre de 1960, aquello en su tiempo fué considerado el peor accidente aereo de la historia, veamos pues cómo se dieron estos eventos que derivaron en el trágico contacto en el aire entre los vuelos TWA 266 y United Airlines 826 y la muerte de 134 personas entre pasajeros y gente en tierra.


Como yá mencioné estamos en Nueva York, Estados Unidos., la fecha es el 16 de Diciembre de 1960, la ciudad bulle de actividad pre-navideña, la gente vá y vine haciendo las compras para la cena de Noche Buena, en las aceras muchos Santa Claus tocan sus campanitas pidiendo monedas para donar a los necesitados mientras pequeños coros que cantas villancicos están acompañandolos, por lo demás la vida en la agitada urbe sigue su curso.


Y mientras pasa esto allá abajo, en sus cielos tachonados de rascacielos hay aviones que se dirigen a los aeropuertos que se hallan en la zona, y dos de estos aviones ván a protagonizar un accidente de enormes dimensiones.


Uno es un clásico de la era del avion de hélice de pistón, se trata de un tetramotor Lockheed L-1049 Super Constellation (imagen arriba), un bello ejemplar aereo, cubre el vuelo 266 de la aerolinea Trans World Airlines (TWA) procedente del aeropuerto internacional de Dayton, en Dayton, Ohio., su destino es el aeropuerto de La Guardia en Nueva York al cual yá se acerca.


A bordo van 39 pasajeros junto a 2 sobrecargos, al frente de los mandos del aparato cuya matricula es la N6907C y tiene por nombre Star Of Sicily (EStrella de Sicilia) va el capitan David A. Wollam, todo un veterano con 14 míl 500 horas en su palmarés, con él va su dotación de primer oficial e ingeniero de vuelo que pasan por desconocidos.


El otro aparato es el novedosísimo tetramotor a reacción Douglas DC-8-11 de la United Airlines, su matricula es la N8013U y cubre el vuelo 266 que se inició en el aeropuerto internacional O'Hare de Chicago, Illinois., y su destino final es el aeropuerto internacional de Idlewild (hoy aeropuerto internacional J.F. Kennedy) en Nueva York.


Avion DC-8 de United Airlines similar al siniestrado.


Al frente de los mandos del moderno aparato nombrado como Mainliner Will Roger (Transporte mayor Will Rogers en honor al actor homónimo de Hollywood fallecido en 1935) va el capitan Robert H. Sawyer junto a su primer oficia e ingeniero de vuelo de cuyos nombres no se sabe, traen a 77 pasajeros y 4 sobrecargos, todos están listos y asegurados a sus asientos para la llegada a Nueva York.


En tanto en el control aereo de Nueva York tiene a ambas aeronaves en su radar, y las condiciones climatológicas eran malas, había lluvia y ademas estaba nevando, y a todo esto hubo una situación dentro del vuelo 826 de United, pues uno de sus receptores VOR no estaba funcionando bien (VHF Omniditectional Radio Range o Radio de Rango Omnidireccional VHF) y eso los pilotos lo sabían pero trágicamente no lo mencionan al control de tierra, el capitan Sawyer trataba de hacer maniobra de aproximación final con instrumentos pero la falla del VOR lo tenía literalmente ciego, ir por medios visuales era imposible.


En ese momento el capitan Sawyer estaba haciendo reducción de velocidad para adecuarse a aterrizar, y empezó a descender, pero el ritmo de caída era muy rápido, en cosa de 81 segundos cayó casi 1500 metros, el control terrestre avisó que tenía que estar en patrón de espera cerca de Preston, Nueva Jersey., a una altitud de 5000 pies (1500 metros) y velocidad de 240 millas por hora (390 Kph) pero el vuelo 826 estaba por encima de esos parámetros exigidos.


El capitan Sawyer tenia mucha velocidad, iba a 500 Mph (800 Kph) y redujo a 363 Mph (584 Kph), aún así era mucha la velocidad que el control aereo le había pedido, y en el descenso vertiginoso para ver hacia dónde iba se topó con algo inesperado.


Sobre su lado izquierdo y en medio de las nubes se le aparece una visión terrible, era el otro aparato de la TWA que se hallaba en la misma zona que el avion de United, el capitan de TWA Wollam no tenía ideas que sobre su lado derecho se le abalanzaba el enorme reactor de United a mucha velocidad, se hallaban haciendo enfoque a las pistas del aeropuerto de La Guardia cuando...


Restos del TWA 266.

Impacto, el lado derecho del Super Constellation de TWA se sacudió, la hora: 10:33 de la mañana de ese aciago día, de pronto la tripulacion del vuelo 266 siente que el control se les escapa de las manos y empiezan a caer sin posibilidad de salvacion, tanto uno como otro aparato se hallaban a unos 1600 metros de altura, en ese momento el aparato de TWA sobrevolaba el campo aereo militar de Miller Field, allí cayó a plomo y sus 44 ocupantes murieron al instante, los pilotos debieron sufrir mucho al sentir que en un momento tenían todo bajo control y al otro ver que la muerte los arrastraba.


En tanto en el DC-8 las cosas eran iguales, el capitan Sawyer y sus hombres luchaban a brazo partido intentando que el reactor no se cayera, según algunos testigos que oreyon el estruendo del primer impacto se veía que el pesado Dc-8 podría hacer aterrizaje de emergencia en el Prospect Park, distante a unos 14 kilómetros de donde golpeó al Super Constellation, en vez de eso el reactor se estrella a poca distancia, en una seccion de Brooklyn llamada Park Slope, concrétamente en la esquina de la Séptima Avenida y Plaza Sterling, los restos arrasaron a 10 departamentos, una iglesia, una lavandería, una funeraria y un restaurant de tipo delicatessen, a seis personas en tierra literalmente les cayó encima el aparato y los mató, ellos eran:


Restos del United 826.
---Wallace E. Lewis, tenía 90 años de edad y era el cuidador de la iglesia.

---Charles Cooper, trabajador del servicio de Sanidad de Nueva York que estaba paleando la nieve que había caído antes.

---Joseph Colacino y John Opperisano, ellos se hallaban en la acera vendiendo árboles de Navidad.

---El Doctor Jacob L. Crooks, acababa de salir a pasear a su perro el cual tambien murió.

---Y finalmente Albert Layer quien era dueño de la carnicería que estaba a la vuelta de donde cayó el avion, por alguna razón había salido a la calle... justo para morir aplastado por los restos del DC-8.


Los servicios de emergencia neoyorkinos estaban divididos entre dos fuegos, llegan a la zona donde cayó el DC-8 intentando ante todo apagar las voraces llamas que arrasaban todo wese sector, y por el otro lado, en el Miller Field un grupo de soldados tenían una tarea ingrata, estaban buscando sobrevivientes, y lo único que hallaban eran restos del aparato y ghumanos, sobre todo humanos, a decir de algunos militares que estuvieron allí se les había ordenado que buscaran pozos de sangre, y una vez localizados se lanzaban voces entre sí diciendo: ¿qué tienes, cuerpo o pedazos?, una vez dada la respuesta requerida era como se levantaban esos restos, aquello fué deprimente.


El sufrimiento de Stephen  Baltz junto a quienes
intentan ayudarlo.

Y regresando a lo que pasó con el aparato de United de las 84 personas a bordo murieron 83 pero se dió un pequeño milagro, hallaron a un niño que sobrevivió a la caída, estaba tendido entre un montón de nieve y estaba muy mal herido, era Stephen Baltz, tenía 11 años de edad y viajaba solo, resulta que su madre y su hermana volaron a Nueva York un día antes y su señor padre lo iba a alcanzar en otro vuelo posterior al de Baltz, los testigos que lo vieron caer dijeron que el chico estaba en llamas, lo revolcaron en la nieve para que se apagaran sus ropas y trataron de que la ayuda llegara pronto, varias personas se congregaron alrededor del chico para intentar consolarlo y un fotógrafo de la prensa le tomó una placa que le dió la vuelta al país entero.


Se le llevó al Hospital Metodista de Nueva York, allí vieron que sus quemaduras eran extensas y los médicos decían que su pronóstico de vida era reservado, el niño tuvo conciencia para decir que durante el acercamiento a Nueva York miró por la ventanilla el espectáculo de la ciudad cubierta de nieve, lo describió como algo hermoso, como si viera un libro de cuento de hadas, tras esto diría que el choque fue repentino, según el niño escuché un ruido muy fuerte mientras volábamos, lo último que recuerdo era que estábamos cayendo....


Los médicos que lo atendieron no sabían que el muchacho había aspirado los vapores quemantes del combustible en llamas del DC-8 provocándole quemaduras internas en el revestimiento de los pulmones, dejándolo gravemente expuesto a cualquier infección, de hecho el niño sólo vivió ese día que lo rescataron, al día siguiente falleció de neumonía fulminante, y en la autopsia se descubrió su condicion pulmonar causada por el accidente, aquello fué un golpe duro para quienes seguían su valiente historia de supervivencia aerea y esperaban un milagro mayor.


Los investigadores entran en accion y este accidente aereo supone la primera vez en la historia moderna de la aviacion en que se iba a rescatar datos de una grabadora de datos de vuelo, pues el DC-8 contaba con ella, allí se descubre el problema de la falla del VOR y de que el capitan Sawyer estaba apartado de su ruta en unos 19 kilómetros de donde se suponía que debería estar, a esto se le suma el desmañado descenso que practicó para tener referencias visuales y la velocidad que desarrollaba el aparato.


El veredicto finál arroja un fallo totalmente desfavorable a la tripulacion del vuelo 826 de United, pues de acuerdo a lo hallado en el registrador de datos de vuelo se hallaba apartado de su senda de llegada lo cual era una causal preponderante en la tragedia, si se hubiera mantenido en parámetros exigidos por el control terrestre esto no hubiera pasado.


Con respecto a lo que hicieron los tripulantes del vuelo 266 de TWA no se pudo hallar alguna culpa, se hallaban en parámetros exigidos para aproximación finál, y a causa de las nubes nunca pudieron ver que sobre su flanco derecho les caía el veloz DC-8, simplemente no lo esperaban.


Y pues la vida sigue en la Úrbe de Hierro, tuvieron una Navidad sombría a causa de la tragedia, y dentro de las cosas que quedan para el anecdotario están estas:

Placa en memoria de Stephen Baltz, nótese las monedas
que el niño tenía ese día.


---Al niño Stephen Baltz le habían hallado en sus quemadas ropas unas monedas, estas eran cuatro de 10 centavos de dólar y cinco de ún centavo de dólar, el chico tenía 45 centavos en sus bolsillos, estas monedas se las entregaron al padre que había llegado para ver a su hijo, tras enterarse de su muerte el hombre fué a la capilla del hospital y las depositó en la alcancía de donaciones, alguien vió esto y las retiró después, y con ellas se hizo una pequeña placa conmemorativa que en la actualidad se halla en la pared posterior de esa capilla, para Diciembre de 2010 en el marco del 50 aniversario de la tragedia el periódico New York Times tocó el tema y tambien contaron la historia de Baltz, incluso existen las fotografías de esa placa conmemorativa, se pueden apreciar esas monedas que el chico tenía ese aciago día y que hoy están incrustadas en esa placa que lleva su nombre.


---El crítico de cine y cineasta Hollis Frampton tenía programado ir en el vuelo 826 de United, decide retrasar su salida por un día a causa de que fué a Minneapolis a ver una retrospectiva del fotógrafo Edward Weston, tras enterarse que su vuelo se había estrellado dijo lo siguiente: nunca he sido capaz de decidir si acaso Weston intentó matarme o salvarme la vida..


---El montañista Sir Edmund Hillary debió tomar el citado vuelo 826 de United en Chicago, no pudo, la causa: llegó tarde a la terminal aerea.


---El número de vuelo 826 aún lo tiene la United, ahora lo usa para denominar un vuelo entre la isla de Guam y Tokio.


---Irónicamente estas dos aerolineas, TWA y United Airlines yá habían protagonizado 4 años atrás otro choque en el aire en el Gran Cañón sobre Arizona en 1956, en su tiempo era el peor accidente en el mundo por las 128 personas muertas, ahora en 1960 con 134 éste se convirtió en el peor del mundo de su tiempo.








Fuentes:

---Wikipedia, La Enciclopedia Libre version en ingles.

---Aviation Safety Network.

---Trivia-Library.com







Imagenes:

---Avion Lockheed L-1049 Super Constellation de Trans World Airlines TWA matricula N6907C "Star of Sicily" siniestrado, avion Douglas DC-8 de United Airlines similar al siniestrado y con los colores de la época, tomados de www.airliners.net

---Restos de los aparatos de TWA y de United, tomados de New York Architecture.

---Stephen Baltz tendido en la nieve junto a quienes tratan de ayudarlo, tomado de Global Times.

---Placa conmemorativa de Stephen Baltz, tomado de Scouting New York.







Video:

---Noticiero cinematográfico de la época reseñando los detalles de la tragedia, tomado de Youtube.com





video

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada