pan am 103

pan am 103

sábado, 8 de septiembre de 2012

MUERTE EN EL ESPACIO: LOS DESASTRES DE LOS TRANSBORDADORES ESPACIALES CHALLENGER Y COLUMBIA


Este es un trabajo enorme que me ha costado tiempo para tenerlo lo mas entendible posible incluso hasta para mí que jamás he escrito algo como esto, se trata de las dos grandes tragedias que acontecieron a la National Aeronautics and Space Administration (NASA o Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio) cuando perdieron trágicamente dos transbordadores espaciales, uno en 1986 al despegar y el otro y con mucho el mas dañino en 2003 mientras hacía reingreso a la Tierra.


Obviamente no fueron las únicas muertes en la llamada carrera espacial dado que otros murieron antes, pero como ocurrieron ante los medios masivos de comunicación fueron las que mucho daño le hicieron a la NASA dada la cobertura que de ambas misiones se tenía en sus respectivos tiempos.


Es todo un reto, pero espero ponerme a la altura de las espectativas que todos ustedes tienen de este espacio, y aquí vamos.



------------------------------------------------------------------------------------------------


BREVE HISTORIA DEL TRANSBORDADOR ESPACIAL.



La NASA es la agencia espacial mas conocida en el mundo, especialmente desde los lejanos días en que se habían enfrascado con la antigüa Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS, hoy república Rusa) en la recordada carrera espacial, y el logro más exitoso de la agencia norteamericana es, y con mucho, el haber puesto a un hombre en la Luna en aquella famosa misión Apolo 11 de Julio de 1969 con los astronautas Neil Armstrong, Edwin Aldrin y Michael Collins, con este enorme logro los Estados Unidos regresaron las bofetadas que les dió la URSS cuando ellos pusieron el primer satélite artificial en órbita (el Sputnik en Octubre de 1957), al primer animal en el espacio (la perra Laika en Noviembre de 1957 a bordo del Sputnik 2 y que murió en órbita) y al primer hombre en el espacio (Yuri Gagarin en Abril de 1961 a bordo del módulo Vostok 1).


Tras este éxito lunar la NASA empezó a pensar en crear un vehículo reutilizable para ir al espacio varias veces, y así poco a poco empezó a tomar forma lo que en Enero de 1972 hizo oficial el entonces mandatario norteamericano y además polémico Richard Nixon al anunciar que la NASA había de iniciar el programa del Transbordador Espacial o Space Shuttle en inglés, y durante los siguientes años empezaron a aparecer los primeros esbozos de cómo sería este programa espacial en especial.


Pero los soviéticos no se iban a quedar de brazos cruzados, apenas supieron que sus rivales capitalistas harían su proyecto de transbordadores espaciales reutilizables crearon el suyo al que llamarían Programa MKS y fue mejor conocido como Buran, ese proyecto inicia en 1976 y luego de varias pruebas logran conseguir su primer transbordador espacial, que en varios aspectos superaba al estadounidense, y uno de esos aspectos era el vuelo sin tripulación, totalmente automático, algo que los estadounidenses no lograron superar, pues si bien también usaban mandos automatizados de ordinario se necesitaba la intervención humana en los mandos para aterrizar.

                                         El transbordador de prácticas Pathfinder.

De este reto soviético los estadounidenses hacen un prototipo al que llamaron Pathfinder, que no estaba destinado a volar nunca, era mas bien un modelo en tamaño real para hacer las pruebas en tierra y entrenar a los futuros tripulantes en el manejo de cabina de mandos y en la sección de carga que tendrían los modelos funcionales, gracias a estas pruebas se hacen los trabajos en serio para los vehículos espaciales recobrables.


Y así nace el que sería el primer transbordador al que inicialmente se le iba a llamar Constitution, pero hubo algo curioso en esto, pues se dice que miles de fanáticos de la serie de televisión Star Trek (en México lo conocimos como Viaje a las Estrellas) inundaron las oficinas de la NASA y de la Casa Blanca con peticiones para que se le cambiara el nombre a ese primer transbordador, de hecho acabarían haciéndoles caso a esos fanáticos y el nombre se cambió a Enterprise.

               El transbordador Enterprise montado sobre un Boeing 747 modificado de la NASA.

Sólo que aunque al inicio se pensaba que el Enterprise volaría al espacio jamás llegó a hacerlo, quedó mas bien como vehículo de pruebas y se le hacía volar sobre el techo de un Boeing 747 modificado, luego ya en aire se le soltaba para que planeara (no tenía motores) y se viera el comportamiento que tenía al planear y aterrizar, en Septiembre de 1976 el Enterprise hace su triunfal aparición y las pruebas de vuelo inician, todas fueron exitosas, acá les puse un video de una de esas pruebas de vuelo acontecida en Agosto de 1977, se puede apreciar cómo se le hacía volar y la manera de aterrizar de este vehículo espacial:



video

    Los transbordadores espaciales estadounidenses en orden de antigüedad de izquierda a derecha.

De estas pruebas vienen toda la generación de transbordadores que irían al espacio, el primero fue el Columbia, que se lanzó en Abril de 1981 con dos tripulantes en vuelo con cohetes reales, luego siguieron:


---El transbordador Challenger, que se lanzó por primera vez en Abril de 1983.

---El transbordador Discovery, lanzado al espacio por primera vez en Agosto de 1984.

---El transbordador Atlantis, voló por vez primera en Octubre de 1985.

                                                  El transbordador soviético Buran.

                                          El Buran montado en un Antonov An-225.


Entre tanto los soviéticos, con varios años de retraso, logran lanzar su proyecto Buran al espacio en Noviembre de 1988 desde el célebre Cosmódromo de Baikonur en la que actualmente es Kazajistán, era un vuelo no tripulado, hizo dos órbitas completas y regresó a la Tierra sano y salvo, todos los mandos automatizados funcionaron de maravilla, se suponía que ahora desafiarían a los estadounidenses en la carrera espacial con su transporte reutilizable... pero luego de ese vuelo jamás volvió a volar, los fondos del programa soviético fueron cortados, en 1991 la Unión Soviética desaparecía como nación y el programa naturalmente desaparece también, aquí un video de muestra del Buran en pruebas de vuelo.

video

Con el camino libre los norteamericanos siguen sus vuelos al espacio y en Mayo de 1992 se lanza por primera vez al espacio el transbordador Endeavour, el más jóven de la flota de orbitadores reutilizables.


Y el caso del Endeavour es especial, pues sustituyó al Challenger a causa de una enorme tragedia que aconteció a este transbordador durante un despegue, veamos la historia.




------------------------------------------------------------------------------------------------





"VUELO A CONTROL, PERDIMOS COMUNICACIÓN, CONTACTO NEGATIVO..." EL MOMENTO EN QUE EL CHALLENGER EXPLOTÓ.



Sin duda alguna el programa de transbordadores espaciales de la NASA es de sobra conocido, los despegues de esos orbitadores reutilizables siempre han sido espectaculares y se hacian siempre con público en vivo, desde una distancia prudente desde luego, y entre ese público estaban los familiares y amigos de los astronautas que iban al espacio para hacer experimentos científicos.

Christa McAuliffe.


Y de entre todas estas misiones estaba la que habría de llevar al espacio al primer ciudadano civil, era la profesora Sharon Christa Corrigan McAuliffe, una profesora de escuela secundaria del Concord High School en Concord, New Hampshire.


La profesora McAuliffe era miembro activo de varias asociaciones a las que pertenecía entre ella la famosa YMCA o Asociación de Jóvenes Cristianos, recaudaba fondos para el hospital de su localidád, daba clases de doctrina en su iglesia entre otras cosas que hacía ademas de la enseñanza secundaria, era ella todo un caso.


Estaba casada con Steven McAuliffe y tenía dos hijos, Scott que en ese tiempo tenía 9 años y la niña Caroline de 6, y cuando salió la convocatoria de la NASA para el programa de profesores en el espacio ella acudió entusiasta a llenar el formulario, pero no fue la única en responder, eran 11000 personas mas.

Christa McAuliffe en un vuelo de "gravedad cero".


Contra todo esto ella tenía que luchar y fué a todos y cada uno de los entrenamientos y cursos que le dió la NASA, poco a poco los demás candidatos se fueron retirando unos y eliminando los demás, y Christa persistió, uno de sus entrenamientos favoritos era cuando se subía ella y los otros aspirantes a un KC-135 modificado para pruebas de gravedad cero, ésas en donde el avión sube de manera pronunciada y luego cae en picado controlado para, durante unos segundos, simular la ingravidéz que los aspirantes a astronautas hallarían en el espacio exterior, no en balde conocían a este avión con el apodo muy malo de el cometa del vómito por la razón de que a veces los aspirantes no podían evitar marearse y vomitar a bordo, sin embargo Christa disfrutaba al máximo de esas sesiones de ingravidéz y según su esposo cada vez que ella giraba sin peso sus ojos chispeaban, estaba feliz, pero no tanto como sentirse de verdad allá arriba en el espacio dando clases a sus queridos alumnos.


Y por fin llegó el tan ansiado día en que notificaron a Christa que había sido elegida para ir al espacio, en su casa todos se pusieron de cabeza al enterarde de la noticia y en el pueblo de Concord todos sus habitantes literalmente se volvieron locos, uan ciudadana ejemplar los representaría en el prestigioso programa del transbordador espacial, a partir de allí ella literalmente perdió la intimidad, a donde fuera que ella iba la atosigaban los reporteros tanto locales como nacionales junto a las cámaras fotográficas y de TV, se le hicieron muchos honores y desfiles, hasta llegó a tener su propio día, el alcalde de Concord le entregó las llaves de la ciudád e instauró para ella El día de Christa Mcauliffe.


En fin, ella esperaba el día del lanzamiento, no iría sola, la misión se complementaría con los siguientes 6 elementos:


---El comandante de la misión Francis Richard "Dick" Scobee.
---El piloto Michael John Smith.
---El especialista en misión Dr. Ronald Mcnair.
---La especialista en misión Dra. Judith Resnik.
---El especialista en misión Ellison Onizuka.
---Y el especialista de carga Gregory Jarvis.


A Christa le dieron el cargo de especialista de carga civil, aquí los vemos en la fotografía oficial antes del lanzamiento.


   La última tripulación del Challenger, sentados aparecen de izquierda a derecha Michael Smith, 
   Richard Scobee y Ronald Mcnair, atras de pié aparecen Ellison Onizuka, Christa McAuliffe, 
   Gregory Jarvis y Judith Resnik.



      La insignia de la última misión del Challenger, nótese que junto al apellido de McAuliffe
      aparece una manzanita como homenaje por ser profesora.
   


Y comienzan los retrasos...


Resulta que antes de que el Challenger saliera al espacio desde Cabo Kennedy el transbordador Columbia iba a hacer una misión antes, originalmente debió despegar en Noviembre de 1985, se reprogramó para el 18 de Diciembre y luego para el 19, en ambas fechas se canceló estando a apenas segundos del lanzamiento, así que al menos para lo que restaba de ese año no saldría.


Llega 1986, la fecha era el 6 de Enero, la cuenta regresiva se detiene y se hace el intento de elevarlo nuevamente unas horas despues, pero vuelve a fallar, de allí se dá fecha nueva el día 7, luego el 9, y luego el 10, en todas esas fechas era algo que tenía que ver con fallas mecánicas y/o mal tiempo.


Finalmente el 12 de Enero por fin despega, pero todos estos retrasos afectaron bastante la fecha original del despegue del Challenger que debía ser para el 22 de Enero del citado 1986, luego se reprograma para el 23 y luego para el 24, de allí pasan al 25, y despues el 27, todos esos retrasos obedecieron al hecho de que en los puntos de aterrizaje alternos en caso de que la misión saliera mal habían problemas de mal tiempo y en un caso una de las bases de apoyo en Africa no contaba con iluminación nocturna, y en el caso del día 27 aquello era un cáos, un perno se salió de su sitio, una escotilla no ajustaba, un sensor de escotillas selladas falló, hubo vientos fuertes, en fin...


Y llegó el día 28, y era una mañana terriblemente fría (hacía unos 11 grados y la noche anterior la temperatura estaba casi en 1º sobre cero) al igual que la del 27 anterior, de hecho colgaban carámbanos de hielo de la base de lanzamiento, hubo que arrancarlos y darle calor al hielo remamente para que se derritiera, asi se pasaron la mañana y a las 11:38 hora del Este de los Estados Unidos la cuenta regresiva llegó a cero, la misión número STS-51-L da inicio.


                          Los ominosos carámbanos de hielo poco antes del despegue.



                                                  El último despegue del Challenger.


Los familiares estaban extasiados, especialmente los padres de Christa, los señores Edward y Grace Corrigan quienes miraban el despegue, desde otros lugares en el interior de la base de lanzamiento por medio de pantallas de video otros ingenieros observaban la trayectoria de la nave, en la escuela secundaria donde Christa enseñaba un grupo de alumnos miraba el televisor con la transmisión de la Cable News Network, la célebre CNN, en otra instalación de la NASA habían mas ingenieros mirando el despegue, y había uno en especial que, aunque no lo mostraba, estaba angustiado tras haber tenido una agria discusión la noche anterior al lanzamiento, este ingeniero cobraría una importancia capital tras los eventos que vamos a ver ahora.


Pasan los segundos, todo se ve bien, llegan a una parte del despegue conocida como Max Q, que es cuando las fuerzas aerodinámicas están al máximo, el transbordador podría llegar a colapsar si la aceleración no es la adecuada, se le ordena al capitan Scobee disminuir un poco la potencia de los motores, pasan mas segundos, todo en orden, se ordena tras haber pasado la etapa Max Q a Scobee que acelere, Scobee responde de manera afirmativa, la aceleración se lleva a cabo de acuerdo a lo programado, y entonces...


Explosión, el Challenger literalmente revienta a sólo 73 segundos de partir ante la mirada azorada y los gritos de terror de familiares e invitados al lanzamiento, aquellos momentos eran surrealistas, ¿por qué? ésa era la pregunta que flotaba en el ambiente, apenas unos segundos antes todo era fiesta y orgullo a pesar del frío y ahora sólo se escuchaban lamentos, sollozos, otros se quedaron estáticos mirando al cielo, era horrible.


                                                            El principio del fin.

                                                   La explosión en toda su potencia.

                       Después del estallido los cohetes forman un escorpión siniestro en el cielo.


Dentro de todas las instalaciones de la NASA todo el mundo se quedó atónito, el capitán Scobee no mencionó nada que estuviera fuera de lo normal, algunos de los ingenieros lloraban, eran 7 hombres y mujeres buenos, en la escuela secundaria de Concord (y en otras que estaban enlazadas a la transmisión vía satélite) los alumnos que veían el despegue se horrorizaron, ahora había que hacer algo, averigüar qué pasó.


Los servicios de rescate se ponen en movimiento, se creía que la cabina de mandos que estaba hasta cierto punto hecha para separarse del resto del orbitador en el peor de los casos podría haberle salvado la vida a los astronautas, los rescatistas tanto en mar como en aire tratan de localizar los restos, se logra divisar a uno de los paracaídas caer, pero al ser recobrado resultó ser de la parte superior de uno de los cohetes auxiliares que fueron destruidos a control remoto tras el estallido del orbitador, no hallaban a ninguno de los tripulantes por ningún lado, y aquello resultaba frustrante.

Uno de los cascos.


Se hace el rescate de restos y entre todos los escombros logran ubicar lo que quedó de la cabina de mandos del Challenger, estaba aplastado, los restos de los astronautas estaban irreconocibles, analizan los cascos y en ellos se halla una revelación espantosa, cada uno de los cascos de los astronautas tiene una provisión de oxígeno para ser usado en caso de emergencia, tras el estallido se descubre que tres de esos cascos se activaron para usar el oxígeno de emergencia, tal revelación fue traumática para quienes tuvieron que ver aquello, pues quería decir que tres de los tripulantes estaban conscientes tras el estallido.


La caída del módulo de mandos fue muy alta, del orden de los 19000 metros al momento de la explosión y se calculaba que había impactado en el mar a una velocidád de 320 kph. de allí el hecho que se halla encontrado muy destruído, aún el mas optimista de los investigadores tuvo que reconocer que ante esto los tripulantes del Challenger no tenían en absoluto ninguna posibilidad de salir vivos si es que antes no los había matado la explosión misma.

                     Nótese la flecha señalando la cabina de mandos cayendo tras el estallido.

              El presidente Reagan con su esposa (izquierda) durante los funerales de estado.

Tras la recuperación de los cuerpos de los astronautas se hacen los funerales de Estado, el presidente en ese entonces Ronald Reagan menciona a los familiares que sus muertes no habrán de ser en vano, pidió fuerza y resignación a los familiares de los astronautas y luego en un gesto de solidaridád los abrazó a todos y cada uno de ellos.


El programa del transbordador quedó suspendido hasta que se aclararan los elementos que hicieron posible semejante desastre, se examinan los restos para saber qué fué lo que les pasó a esas gentes y al transbordador, y en uno de los restos empezaron a hallar pruebas, era de uno de los dos cohetes auxiliares.


Cada uno de los dos cohetes auxilares se componía de 4 secciones unidas por tornillos y en las juntas habían unas uniones de goma conocidas como uniones de campo o juntas tóricas, cada unión de campo tiene dos anillos de goma, uno principal y otro auxiliar.

El humo misterioso.


La comisión investigadora que llevaba el caso del Challenger cree que esas uniones de campo fallaron tras haber visto una serie de videos del momento del despegue en donde se miraba un humo extraño de color oscuro brotar del cohete auxiliar derecho, calcularon que el sitio de ruptura estaba en algún lugar entre el cohete auxiliar derecho y el tanque exterior del trasbordador, según esto en cierto momento tras el despegue hubo una fuga de combustible del cohete auxiliar que de alguna manera desfondó el tanque auxiliar y la punta de ese cohete chocó con la parte superior del tanque haciendolo estallar en miles de pedazos.


Un escritor de temas técnicos llamado James Chiles no quedó convencido de esto, el creía que si el caso hubiera sido como la comisión investigadora mencionaba en su informe oficial entonces el Challenger hubiera reventado en plena plataforma de despegue y nó a 73 segundos en pleno vuelo, algo se estaba escapando.


Luego se enteró que no era el único que creía esto, uno de los ingenieros de la empresa Morton Thiokol que construyó los cohetes auxiliares llamado Roger Boisjoly prestó testimonio ante la comisión investigadora, el recordó que la noche antes del lanzamiento discutió acremente con los demás ingenieros acerca de lo que estaba pasando con los cohetes en tiempo tan frío como el que hacía esos días.

El ingeniero Roger Boisjoly.


Resulta que durante esa discusión Boisjoly había traido unas fotografías y un memorándum que escribió en Julio de 1985, en ese año, el mes de Enero cuando el transbordador Discovery salió a misión al espacio, cuando los cohetes fueron recuperados se notó que las uniones de campo estaban chamuscadas, estuvieron a muy pero muy poco de destruirse y hacer explotar al transbordador, cuando Boisjoly investigó esto descubrió que esas uniones de campo se pusieron rígidas a causa de la temperatura baja que privó el día del lanzamiento del Discovery que era de unos 12 grados, y la noche anterior a ese lanzamiento estaba casi a cero grados, era por eso que se decidió escribir el memorándum para advertir a sus superiores sobre lo que podría pasar si no se revisaba el asunto de las uniones de campo defectuosas.


Esas fotografías eran de cómo habían quedado esas uniones de campo en los segmentos de los cohetes auxiliares, como entonces los ingenieros de Morton Thiokol estaban discutiendo con los ejecutivos de la NASA en una teleconferencia acerca de si se iba a hacer o no el lanzamiento del Challenger Boisjoly entró a escena a tratar de evitar una posible tragedia, mostró esas fotografías del Discovery mientras explicaba por qué no podía ser lanzado el Challenger en tan bajas temperaturas ambientales.


Los ejecutivos de la agencia espacial se mostraron indignados de que se intentase retrasar el lanzamiento y les puso a los ingenieros de Morton Thiokol en una pocisión difícil, la teleconferencia se puso en compás de espera mientras decidían cómo iban a deliberar.


Boisjoly miraba a los otros ingenieros y gerentes de la junta y cuando pareció que iban a inclinarse por el lanzamiento les volvió a mostrar las fotos y les mencionó que si algo sucedía a la mañana siguiente quedaría en sus conciencias, el resto de los presentes empezó a votar y se decidieron por el lanzamiento, luego se volvieron a conectarse a la teleconferencia para mencionar su decisión, Boisjoly estaba horrorizado pero no dijo nada, se quedó al margen de lo que ocurría, tuvo que hacerlo, sentía que si no se controlaba iba a darle un puñetazo a alguien.


Al día siguiente Boisjoly junto a los demás estaba mirando el lanzamiento, contra lo que Boisjoly estaba esperando que era una explosión en la plataforma de lanzamiento el Challenger despegó, y 73 segundos después explotó en pleno vuelo, Boisjoly se fue a su oficina, quería estar a solas con su dolor, lloró mucho ese día, no sabe cuantas horas estuvo así, había visto morir gente...

James R. Chiles quien investigó
la tragedia.


Todo esto lo supo el escritor Chiles, pero tanto él como el ingeniero Boisjoly sabían que algo mas debió ser el detonante para la tragedia, algo que se les estaba escapando, Chiles vuelve a ver los videos que mostraban ese misterioso escape de humo, nota que el humo no salía de manera contínua simo mas bien como en bocanadas, y uos 2 segundos después del despegue ese humo dejó de de salir, ¿acaso la unión de campo selló después de todo?, no lo sabía, Chiles siguió investigando y descubre algo extra, el combustible para cohetes había sido modificado en su fórmula original en la década de los 50s cuando se le agregó aluminio.


El aluminio agregado al combustible para cohetes aumentaba la temperatura de combustión y por consiguiente también aumentaba la propulsión en un 50% mejorando el desempeño, pero cuando los gases expelidos por los cohetes salen tambien salían restos de aluminio quemado, esos restos eran llamados escoria, nada de qué preocuparse...


Chiles sintió al descubrir esto que estaba acercándose al final del túnel, era posible entonces creer que acaso las uniones de campo habrían fallado por lo bajo de la temperatura de esa fatídica mañana y se habían puesto rígidas, pero era posible que la escoria expelida por los gases de los cohetes se halla colado a la unión de campo averiada y de cierta forma halla sellado sea fuga de humo que se veía en los videos del lanzamiento.

La llama de la fuga.


Pero este hecho por sí solo no explicaba mucho, Chiles siguió investigando y descubre que había otro video del vuelo del Challenger, a los 58.8 segundos aparece un misterioso mechero entre el cohete auxiliar y el tanque central, Chiles checó los documentos que tenía de los reportes de telemetría del transbordador y notó que exactamente en ese momento la presión del cohete derecho bajó de 44.7 k/cm2 a 43 k/cm2, esto se corroboró no solo con los videos sino con fotografías tomadas de ese mechero, no había dudas, la fuga reapareció y ahora no era humo lo que salía, sino combustible ardiendo.


Ahora la pregunta era cómo es que a casi 60 segundos del despegue aparece ese mechero, ¿qué lo encendió?, ¿acaso la escoria de aluminio se derritió con las temperaturas de combustión?, Chiles descubre que algo tuvo que ver el hecho de que justo en ese momento el Challenger estaba atravesando la zona conocida como Max Q, en donde las fuerzas aerodinámicas están al máximo, pero resultó que en ese momento el control de la misión requirió al comandante Scobee que redujera la potencia del transbordador para evitar las tensiones estructurales que le imponía la zona Max Q, algo se estaba escapando, si no era la tensión estructural entonces, ¿qué ocasionó que la escoria se moviera de su sitio?.


Chiles siguió leyendo informe tras informe, halló uno de un ingeniero que investigó a nombre de Morton Thiokol, en él se reseñaba que la mañana del lanzamiento el Challenger había hallado una enorme corriente en chorro en la atmósfera que le pudo haber sacudido, y que esto estaba registrado en la telemetría, incluso el video mostraba que la estela de humo del despegue no era del todo recta, en cierto momento hace un violento zig-zag.

La estela de humo aparece desviada por la
corriente de viento en chorro.


Chiles se sintió intrigado, vió de nuevo todo el video, y halló exactamente lo que ese informe mencionaba, la columna de humo se retorcía hacia un lado para luego tomar rumbo otra vez, confrontando esto con los datos de la telemetría halló que el Challenger hizo ajustes en las toberas de sus cohetes para compensar algún tipo de empuje externo, obviamente debieron hallar alguna corriente en chorro, pero no se supone que así fuera, antes del lanzamiento del Challenger se habían lanzado globos sonda para verificar las condiciones atmosféricas, sin embargo estos globos viajaron hasta mas de 60 kilómetros empujados por el viento hacia afuera de la zona de vuelo del transbordador, era bastante probable que nunca registraran qué condiciones iba a hallar el transbordador.


EL zig-zag que Chiles vió en el video estaría a una altitud de unos 10000 metros, que es mas o menos la altitud a la que se desplazaría cualquier avión comercial, siguiendo una corazonada Chiles averigüó si acaso en la zona del Cabo Kennedy antes del lanzamiento habría pasado algún avión de pasajeros, y se halló con uno, era un vuelo de la aerolínea Eastern Airlines.


El aparato era un Boeing 757 que estaba en tránsito unos 30 minutos antes del lanzamiento, estaba casi en el límite de tiempo antes que ese espacio aéreo se restringiera por completo, volaría a unos 10000 metros cuando en un momento dado se halló con una violenta corriente en chorro que lo golpeó de frente y posiblemente alcanzaria los 300 Kph., provocando que los pilotos hicieran modificaciones a su altitud y ruta y evitar esa turbulencia.


La teoría de la corriente en chorro era consistente entonces, y Chiles empezó a colocar todas y cada una de las piezas del rompecabezas en su lugar, la telemetría coincidía en todo con la altitud a la que el Challenger halló esa corriente en chorro, ahora Chiles cree que la combinación de las fuerzas aerodinámicas de la zona Max Q se combinaron con la corriente lateral en chorro para sacudir al Challenger, esto provoca que los cohetes auxiliares vibren y en esa vibración la escoria de aluminio que mantenía tapada la fuga del cohete derecho se desplazara hacia afuera dejando desprotegido el sello, con lo cual hacer aparecer el mechero a los 60 segundos de viaje y con una temperatura de 2700º era cuestión de sólo segundos para el desastre.


Con todo esto Chiles logró desembrollar toda la serie de eventos en que el Challenger se desintegró en pleno despegue, la comisión investigadora tomó estos testimonios en cuenta y fueron aceptados como lo que faltaba para aclarar el misterio, todo esto junto con el testimonio del ingeniero Boisjoly.


Esta comisión llego al momento de repartir culpas, culpó a la NASA por hacer presión de hacer el lanzamiento en condiciones poco realistas, a la empresa Morton Thiokol se le culpó por no haber hecho algo más con el asunto de las famosas juntas de campo que fallaron desde un año antes de la tragedia, se reconoció que el clima extremadamente frío de esa trágica mañana tuvo muchísimo que ver en todo esto, pero sin duda las decisiones entre la empresa Morton Thiokol y la NASA fueron las que acabaron con la vida de esos desventurados astronautas.


A Morton Thiokol se le emplazó a pagar indemnizaciones y estos pagaron 4.6 millones de dólares a los familiares de las víctimas, y sin embargo no se le retiró el contrato con la NASA, mas bien se le dió otro aún mas jugoso para rediseñar los cohetes auxiliares propulsores con un mejor sistema de sellado, ¿el precio de tal contrato?, 1.8 míl millones de dólares... muchísimo mas de lo que pagaron de indemnizaciones, parece burla.


Roger Boisjoly, el ingeniero de Morton Thiokol que hizo el último intento de impedir el despegue la noche anterior a la tragedia acabaría renunciando a su empleo tras las investigaciones, y como si hubiera esperado sólo eso cayó presa de una grave crisis nerviosa durante dos largos años, en 2006 fué entrevistado para el programa Seconds For Disaster (Segundos Catastróficos) del canal National Geographic Channel y allí dió su testiminio de lo que vivió esos oscuros días tras los eventos, moriría el 6 de Enero de 2012 víctima de cáncer de colon que se le extendió a los riñones y al hígado, tenía 73 años.


La NASA debió suspender los lanzamientos durante 32 meses en lo que se rediseñaban no sólo los cohetes auxiliares sino literalmente todo, desde los detalles técnicos hasta los criterios gerenciales con que se llevaban a cabo los viajes al espacio.


Jamás se volvió a intentar mandar a un civil al espacio, Christa McAuliffre fué la primera y trágicamente la última, su legado quedó en un lema personal que la definía como maestra, decía así:


---I Touch The Future, I Teach (Yo Toco El Futuro, Yo Enseño).


Aquí les dejo el programa Segundos Catastróficos en su episodio La Tragedia del Challenger.




video
video
video
video
video



Este fue el documental, y durante años se pensaba que la transmisión en vivo de la cadena CNN era la única que captó en toda su magnitud el desastre del Challenger, pero a mas de 25 años de la tragedia han aparecido algunos videos amateurs que muestran el despegue fallido desde varios puntos de vista, aquí algunos de ellos:


video

Éste se tomó desde el mar cercano a Cabo Kennedy desde un bote.


video

Ésta se hizo desde un aeropuerto cercano a Cabo Kennedy, los vuelos se habían retrasado para permitir el lanzamiento y hubo alguien que grabó el momento.


video

Aqui vemos el despegue desde el patio de una casa cercana al centro de lanzamientos, toda la familia de quien tomó este video estaba presente.



video

Y aqui hay varias personas bien abrigadas (recuerden que esa mañana estaba helando) en terrenos cercanos a Cabo Kennedy observando el lanzamiento y posterior destrucción del Challenger.


Han aparecido mas videos pero estos son los mas representativos, todas estas personas que los grabaron sabían que algo estaba mal tras el fallido despegue y durante años guardaron estas perturbadoras imagenes, al llegar el 25 aniversario de la tragedia es que empezaron a darse a conocer.



------------------------------------------------------------------------------------------------

El Columbia despega por última vez.


"COLUMBIA, AQUÍ HOUSTON, ¿ME ESCUCHAN...?" EL DESASTROSO REINGRESO A TIERRA DEL TRANSBORDADOR ESPACIÁL COLUMBIA.



Pasarían 32 largos meses en la NASA para poder recuperarse de la enorme tragedia del transbordador espacial Challenger que significó perder 7 vidas humanas, tenían que seguir adelante y ver las cosas desde otra perspectiva, se mejoraron muchas cosas, y entre tanto para sustituir al malogrado Challenger se construyó y se lanzó el transbordador Endeavour, que hizo su primer viaje en Mayo de 1992.


Pasan los años, llega el 2003, ahora es el turno del transbordador Columbia, el 16 de Enero de ese año es lanzado para una serie de pruebas y experimentos, la tripulación para esta misión nombrada como Misión STS-107 era la siguiente:


---Richard Douglas Husband, comandante de la misión.
---William Cameron "Willie" McCool, piloto.
---Michael Philip Anderson, comandante de carga.
---Ilan Ramon, primer israelí en ir al espacio y especiaslista en carga.
---Kalpana Chawla, nacida en la India y nacionalizada estadounidense, especialista de misión.
---David McDowell Brown, especialista de misión.
---Laurel Blair Salton Clark, especialista de misión.


La tripulación del Columbia, de izquierda a derecha David Brown, Rick Husband, Laurel Clark,
Kalpana Chawla, Michael Anderson, William McCool  e Ilan Ramon.






                                                      El escudo de la misión STS-107.



El despegue se hace a la hora programada y logra alcanzar la atmósfera exterior, todo sale bien, las comunicaciones se llevan a cabo de manera rutinaria, los experimentos empiezan... pero algo pasó al día siguiente.

El momento del impacto del objeto.


El 17 de Enero unos ingenieros estaban mirando un video del despegue de Columbia, rutina, pero al llegar a los 82 segundos pasó algo, un objeto se desprendió del tanque central externo y golpeó el ala izquierda dejando una lluvia de fragmentos, los ingenieros se miraron, tenían que decirle a sus superiores.


Pero quienes llevaban el mando de la misión dijeron que eso no era de cuidado, ya había pasado antes en otras misiones, casi siempre eran recubrimientos de espuma aislante de ese tanque y tambien de los auxiliares, y como no eran muy pesados ni muy densos no era peligroso que se desprendieran ni golpearan a los transbordadores... al menos eso se creía en teoría.

Los restos del objeto tras el impacto.


Sin embargo los ingenieros estaban muy preocupados, llegarían incluso a pedir una fotografía de alta resolución para descartar cualquier posibilidad de daño en alguna parte del Columbia que pudiese comprometer su regreso a Tierra, sin embargo desde la dirección de la NASA esa petición se rechazó de manera tajante.


No se le dice nada a la tripulación que, allá arriba, seguía su trabajo y sus experimentos, si todo salía bien regresarían a Tierra el 1 de Febrero próximo.


Llegado ese día el comandante Husband prepara todo para el reingreso a la atmósfera terrestre, debe ser preciso, como es sabido todo objeto que entra a la atmósfera ya sea algún meteorito o satélite deshechado se fricciona a temperaturas altísimas al grado de destruirla, es por eso que todos los transbordadores espaciales se construyeron con un escudo de protecciones hechas de cerámica de alta resistencia para poder soportar la fricción atmosférica y así llevar a sus tripulantes a salvo.


El comandante Husband debe llevar al Columbia por un muy bien pensado pasillo de reingreso que le permite hacer acercamiento a la Tierra y una vez pasada la peor parte podría planear como avión hasta llegar a la pista de Cabo Kennedy, a donde habían llegado los familiares tanto de él como de los demás astronautas.


En el centro de control de Houston todo el mundo estaba tenso, sabían que por más que se planeara todo siempre había la posibilidad de que algo saliera mal, pero no esperaban mas que las comunicaciones de Husband y los ingenieros los guiarían a salvo, y mientras tanto un hombre, Chris Valentine, se había levantado temprano junto a su hijo y un hermano para ver y grabar en video el reingreso del Columbia, cuando apareció tanto él como su hermano y su hijo estaban alborozados, hablaban de que el transbordador llevaba a 7 personas, y entonces apareció algo, se vió cómo algo se desprendió del Columbia, su hijo alcanzó a preguntar: ¿qué diablos es eso?, siguieron grabando hasta que desapareció de su visor, creían que tal vez sería plasma que se desprendió del Columbia.


video



No lo sabían, pero ellos fueron los primeros testigos de la destrucción del Columbia y de la muerte de sus tripulantes...


En el centro de comando de Houston empezó a llegar toda la información de telemetría que mandaba el Columbia y casi al mismo tiempo que Valentine grabó ese extraño fragmento desprenderse aparecería en las pantallas de los ingenieros una serie de alertas que mencionaban que había temperatura extremadamente alta en la zona del tren de aterrizaje izquierdo, empezó con 4 sensores, no le mencionan nada a Husband pero luego se desató algo peor, mas sensores estaban marcando que algo malo pasaba en el ala izquierda.

LeRoy Cain.


El director de la misión LeRoy Cain estaba preocupado, llamó al comandante Husband para mencionarle que podría tener problemas y que no le habían contestado su última petición, Husbnad contestó que lo verificaría, se escucha mucha estática radial... y yá no contestó mas.


Un ingeniero seguía llamando al Columbia, una y otra vez:


---Columbia, aquí Houston, ¿me escuchan?, Columbia, Houston, ¿me copian?, Columbia...



Era desesperante que el Columbia no respondiera, seguían llamando y mientras tanto algunas cámaras de televisoras locales estaban grabando tambien el reingreso y captaron los mismos desprendimientos que vió Valentine, alguien de la NASA vió esas transmisiones televisivas y dijo que había visto en televisión que el Columbia se estaba despedazando en vuelo.


Todos se quedaron azorados, LeRoy Cain se quedó de una pieza, pero debió recuperar la compostura y dió una orden: cierren las puertas, era aquella una frase en clave para que todo el mundo hiciera sus reportes de lo que vieron y pensaron para que sirviera de evidencia en las investigaciones que se iban a iniciar, nada debía ser pasado por alto por trivial que pareciera, y sobre todo nadie, absolutamente nadie debía hablar con nadie del exterior, ni siquiera a sus familiares, se tenía que evitar la especulación a toda costa.

Imagen de la CNN mostrando la espeluznante escena
de la estela del Columbia destruyéndose.


En lo que esto pasaba en Houston en Hemphill, pequeño poblado de Texas ocurrió algo innusitado, se escuchó una especie de retemblor, tambien se escuchaba una especie de rugido que aumentaba por momentos, el comisario de Hemphill recibió muchas llamadas y trataba de atenderlas todas, se creía que había descarrilado algún tren o caído algún avión, nadie sabía qué estaba pasando, y pronto aperecerían escombros cayendo del cielo, al mismo tiempo aperecerían muchos videos de amateurs que grabaron el reingreso y mostraban la espeluznante estela del Columbia destruyéndose.


Harold Gehman en su época
de almirante.
Tras todo esto se pide por la NASA que el almirante retirado de cuatro estrellas de la Marina de los Estados Unidos Harold W. Gehman, Jr. que se hiciera cargo de las investigaciones del desastre, la decisión de contar con él no era casual, la Casa Blanca quería investigar certeramente las causas de la tragedia y por eso lo pidieron a él, porque lo sabían capaz de llevar a cabo su trabajo con total y absoluta cabalidad.


Mientras tanto el país entero estaba en conmoción, otra de sus emblemáticas naves espaciales se había destruido y las imagenes estaban en todos y cada uno de los televisores de toda la nación y del mundo entero, el presidente George W. Bush salió al aire a dar un mensaje de condolencias por esta pérdida y se hicieron los preparativos para los funerales de los malogrados astronautas.


Regresando al tema lo primero que hizo el ex-almirante fue reunir a 12 expertos de su entera confianza para integrar una comisión investigadora, su primer trabajo fue dar la cara a la prensa para impedir la oleada de rumores que estaba empezando a crear titulares en la prensa, radio y televisión nacional e incluso internacional, pues se pensaba que como el Columbia llevaba a bordo a un astronauta de nacionalidad israelí se creía que el transbordador fue objeto de alguna especie de sabotaje.


Gehman Jr. menciona a la prensa que bajo ninguna circunstancia pudo ser que los terroristas hayan podido hacer sabotaje ya que se investigó bajo qué criterios se había creado el cerco de seguridád en Cabo Kennedy para proteger el despegue del Columbia, y se confirmó que todo estaba en orden, una acción terrorista no pudo ser, así que esa teoría pasó, por decirlo de algun modo, al cajón de los locos.

Fotografía del Columbia durante el reingreso,
nótese la deformidad en el ala izquierda y una
especie de estela tras la misma.


Entonces se concentran en la telemetría del Columbia, de cómo es que los sensores se empezaron a encender de manera preventiva y luego a color rojo, todo apuntaba a que la zona afectada era el tren de aterrizaje del lado izquierdo, pero veían que esas luces de advertencia se habían encendido desde antes de que el Columbia se friccionara con la atmósfera terrestre, algo estaba mal, se pensaba que tal vez la compuerta de resguardo del tren de aterrizaje izquierdo se habría quedado mal asegurada en su sitio, y la única manera de saber qué exactamente sucedió era hallar una grabadora de registrto digital de vuelo con que el Columbia estaba equipada.


Esa grabadora era única en su tipo y solo la tenia el Columbia, pero había un gran problema, a diferencia de las grabadoras de datos y de voz en un avión convencional la del Columbia no estaba protegida con alguna coraza especial, era sencillamente imposible creer que pudiera haber sobrevivido a la incineración de los restos durante el reingreso y, si acaso se hubiera quedado de una pieza a pesar de la fricción atmosférica, soportar la caída a Tierra desde unos 60 kilómetros, peor imposible.

Uno de los cascos calcinados
de los infortunados astronautas.


Mas de 25000 personas entre profesionales y voluntarios son reclutados para la búsqueda de restos, según la trayectoria de reingreso esos restos habían caído en los estadoe de Louisiana y Texas, hallaron de todo, desde restos muy pequeños hasta lo mas estremecedor, restos humanos y partes de los cascos de los astronautas, pero lo primordial, la grabadora de datos no aparecía por ningún lado, así pasaron seis semanas infructuosas de rastreo.


Entonces los expertos hicieron algo curioso, calcularon cuánto habría de pesar esa grabadora y la compararon con restos de peso aproximado, hicieron un programa de computadora para saber en dónde habían caído esos restos de peso similar y calcularon que podría estar en algún lugar cercano a Hemphill, Texas., justo donde se había escuchado el retemblor por parte de los vecinos.

La grabadora de datos del Columbia
hallada casi intacta.


La zona en cuestión ya había sido rastreada antes sin resultados positivos, deciden mandar otra vez a los buscadores, entre quienes estaba un indígena americano y bombero llamado Chauncy Birdtale, quien junto a los otros entró al bosque y parte de unos pantanos a buscar, llevaban horas en eso y se esteba empezando a sentir frustrado cuando vió algo a lo lejos, parecía una cinta de videocassette que alguien hubiera tirado por descuido, al acercarse se dió cuenta de que había hallado algo importante, era el grabador por el que se había invertido tanto tiempo y hombres para hallarlo.


Ese descubrimiento era capital, pues la cinta que contenía el grabador tenía información de mas de 800 sensores con que el Columbia estaba equipado, al procesar esos datos se hallan con que, tal como Gehman y sus investigadores creían, había algo que permitió la entrada de calor al Columbia, pero no era en donde ellos creían, la compuerta del tren de aterrizaje izquierdo no era la causa, era en otro sitio, una parte del borde del ala izquierda, quizá un agujero, ahora la pregunta era cómo se le pudo haber hecho ese agujero.


El equipo de Gehman se entera de la existencia del video del despegue, de hecho eran tres tomas diferentes del despegue, se analizan y llegan a la conclusión de que una en especial era la que mostraba mas o menos el momento en que algo se desprendió del tanque exterior del Columbia y golpea el ala izquierda, hay un problema, pues cuando sucedió eso el Columbia se hallaba a unos 42 kilómetros de altura y seguía subiendo, las imagenes se veían hasta cierto punto borrosas, había que mejorar ese video.

Scott Hubbard cuyo equipo
ayudó a mejorar las imagenes
del despegue del Columbia.


Piden entonces a un experto de la NASA que además era director del proyecto de misión a Marte Scott Hubbard que les ayudara con esas imagenes borrosas para saber qué era lo que golpeó al Columbia, Hubbard reune a su equipo de trabajo y ponen a la cinta de video a un proceso de mejoramiento gradual, iba a ser un proceso lento que llevaría dos meses, al final se logran los resultados esperados y lo que allí aparecía era esperanzador, se veía con claridad cómo parte del recubrimiento se desprende y golpea el ala izquierda del Columbia, ahora la pregunta era de qué tamaño era, cuanto pesaba el objeto y a qué velocidád golpeó el ala.


Haciendo cálculos se determina que el objeto pesaría poco mas de 750 gramos y tendría el tamaño de un maletín ejecutivo, y tambien calculan que desde el momento de que se desprendió del tanque exterior hasta que golpeó el ala del transbordador habría alcanzado una velocidád de unos 800 Kph., justo en donde el borde del ala estaba recubierta de placas de carbono reforzado hechas para soportar las temperaturas extremas de la fricción atmosférica durante los reingresos, esas placas sin embargo no ofrecen resistencia estructural, por lo tanto no son indestructibles.


Todas estas conclusiones se le mandan al equipo de Gehman y se entusiasmaron con esto, pero pronto la teoría de la espuma aislante dañando gravemente al Columbia tuvo detractores empezando por el director de misiones del transbordador quien en una conferencia de prensa dijo que ni él ni otros ingenieros creían factible que algo tan ligero haya podido destruir al Columbia, sencillamente eso no tenía sentido para ellos.


Hubbard se desalentó al ver esa conferencia de prensa pero estaba convencido de que tenía algo grande entre manos para determinar que la espuma aislante era la causante del desastre, y estaba dispuesto a probarlo, sabía que a los aviones se les probaba durante su fase de fabricación para saber el daño estructural en caso de chocar con aves, esas pruebas se hacían con un cañón especial conocido como cañón de pollos, pues eso es lo que arrojaban a esos aviones mientras se les probaba, Hubbard quería probar ese cañón con un panel que simulaba el borde de ala izquierda con las placas de carbono reforzado y en lugar de arrojarle un pollo sería un pedazo de espuma similar en tamaño al que golpeó al Columbia.


Pero hacer la prueba resultó mas difícil de lo esperado, la NASA no quería prestar esas placas que venían costando unos 800 míl dólares cada una en una prueba que según ellos no llevaría a nada concluyente, Hubbard insistió y la prueba se lleva a cabo, el cañón es modificado para arrojar la espuma a 800 Kph, el sitio estaba entre cuatro posibles placas entre las 6, 7, 8 y 9, eligen la 6 para empezar de acuerdo a las imagenes mejoradas y los datos de la grabadora de datos, el disparo se hace pero solo logran un rasgón, algunos testigos creen tras esto lo que venían sosteniendo, de que la teoría de la espuma era un disparate.


Hubbard insiste y le llega un dato tres semanas despues de la primera prueba de disparo, sigue el patrón de los sensores y se determina el punto exacto mas allá de toda duda razonable en donde impactó esa espuma contra el Columbia, era la placa número 8, se decide hacer una nueva prueba ahora poniendo de blanco esa placa en especial, la prueba se hace semanas despues, los blancos se ajustan en el ángulo correcto, el cáñón se calibra nuevamente, se dispara y...

El panel 8 tras la prueba de impacto.


Sucede lo increíble, la espuma lanzada a 800 Kph. le hace un agujero de unos 25 cms. de diámetro a la placa 8, todos quienes vieron la prueba se quedaron estáticos, habían reporteros e ingenieros, nadie hablaba, casi se podía sentir el escalofrío recorrer el recinto en donde la prueba se llevó a cabo, un pedazo de espuma de mas de 750 gramos destruyó una placa protectora de calor de 800 míl dólares condenando al Columbia a su destrucción y a la muerte de sus tripulantes.


Tras estas conclusiones todo empezó a tener sentido, y sin embargo la amargura no cesó en quienes perdieron a sus seres queridos en esta misión al espacio, sin embargo les quedó el consuelo de que murieron haciendo algo para lo cual se habían esforzado y soñado durante tanto tiempo: ir al espacio en aras del progreso de la Humanidad.


A continuación los videos del programa Segundos Catastróficos presentando el episodio El Transbordador Espacial Columbia, hay algunos videos reales rescatados en donde se ven a los astronautas en sus últimos momentos de vida antes de morir calcinados, descansen en paz.



video
video
video
video
video



------------------------------------------------------------------------------------------------



¿POR QUÉ SUCEDIÓ ESTO?


Es una pregunta difícil de responder, uno podría decir que fueron fallos estructurales de ambas naves, y sí, eso fue...


Pero, ¿había forma de evitar esas tragedias?, si había forma, y no se hizo nada para evitarlo, se siguió adelante y se condenó a muerte a 14 buenos hombres y mujeres.


En el caso del Challenger el ingeniero Roger Boisjoly ya había notado el caso de los anillos O de hule en las uniones de campo de los cohetes auxiliares un año antes de la tragedia durante el lanzamiento del Discovery en condiciones de frío extremo, los análisis y las fotografías de cómo habían quedado esos anillos selladores tras haber quedado rígidos a causa del frío extremo al que fueron sometidos no hicieron mella en la decisión finál de quienes llevaban el mando de las misiones, en este caso la gerencia de la NASA.


En el caso del Columbia se cree que si acaso se hubiera escuchado mejor a los ingenieros que veían los videos de cómo se llevó a cabo el despegue del transbordador acerca de que se debían tomar fotografías satelitales para tratar de descartar cualquier daño a la nave otra cosa hubiera sido, se habla de que podrían haber lanzado otro transbordador al rescate de los tripulantes y pasarlos en caminata espaciál, arriesgada maniobra pero necesaria, en caso de que, efectivamente, se hubiera detectado algún daño en el Columbia, pero como en el caso del Challenger, otra vez fue una decisión gerencial de la NASA lo que impidió de alguna forma la posibilidad de traer vivos a los tripulantes al negar la fotografía satelital, quizá el Columbia se habría destruido, pero si al menos se hubiera hecho algo...


El común denominador fue decisión gerencial la que de alguna manera impidió evitar estas tragedias.


Durante poco mas de dos años el programa del transbordador espacial se suspendió nuevamente, en Julio de 2005 el Discovery nuevamente voló al espacio, pero la NASA estaba herida de muerte, los costos empezaron a acabar con el programa poco a poco, en Julio de 2011 el Atlantis se levantó por última vez al espacio y el programa se canceló ante todo por lo enormemente costoso de las misiones y de los pobres resultados obtenidos, se suponía que el transbordador espacial iba a abatir costos de financiamiento de esos vuelos, no fue así, y lo mas triste de todo es que no existe sustituto para el transbordador espacial hoy en día.


Para quienes crecimos en la era del transbordador espacial es hasta cierto punto doloroso pero comprensible el final de toda una era de los viajes al espacio, y lo único que queda para recordar a esas valerosas tripulaciones son los memoriales que se hicieron para rendirles tributo por haber dado la vida en lo que mas les gustaba hacer: viajar a las estrellas.


Aquí algunos de los memoriales de estas tripulaciones, empezemos:



Lápida en el Cementerio Nacional de Arlington en donde reposan algunos de quienes
murieron en la tragedia del Challenger.


En este mismo cementerio se halla la lápida conmemorativa de la tripulación que murió
en el desastre del Columbia, cada estrella simboliza a cada uno de los astronautas.


Placa conmemorativa de todos quienes murieron en la carrera espacial a lo largo de las décadas en el Centro Espacial Kennedy, al centro, arriba y abajo se hace homenaje a las tripulaciones del Challenger y el Columbia.


Esta toma se hizo desde el explorador no tripulado Spirit en Marte dentro del marco de la misión Mars Exploration Rover, las colinas que se ven se llamaron Columbia Hills (Las Colinas del Columbia) y tienen los apellidos de quienes perecieron en la tragedia del Columbia.


Detalle de una placa que llevó el explorador no tripulado Spirit a Marte, allí tiene inscritos los nombres de los astronautas que murieron en el Columbia.




A todos ellos un responso, descansen en paz...











Fuentes:

---Wikipedia, La Enciclopedia Libre versiones en español e inglés.

---Eureka, El Blog Personal de Daniel Marín.

---Programa Espacial.com

---Héroe de la Educación.

---National Geographic Channel.










Imagenes:

---El transbordador de prácticas Pathfinder en exhibición, tomado de U.S. Space & Rocket Center.

---El Enterprise montado sobre un Boeing 747 de la NASA, tomado de Vida En Línea.

---El Buran sobre un Antonov An-225, tomado de Guk1nzu Blog.

---Christa McAuliffe en foto individual oficial, tomado de Héroe de la Educación.

---Christa McAuliffe durante su vuelo de gravedad cero, tomado de Rome Star Gazers.

---Imagen después del estallido tomada de Vá de Historia, Fotos con Historia.

---Uno de los cascos rescatados, tomado de National Geographic Channel.

---El escritor James R. Chiles, tomado de www.webeocuserconference.com

---Imagen de la estela de humo tras el estallido mostrando desvío, tomado de KTVQ.com

---Dos aspectos del daño de la espuma en el Columbia, tomado de Brojon.org

---Foto del Columbia durante su reingreso, tomado de Science Photo Library.

---La estela de destrucción del Columbia en imagen de la CNN, tomado de Universe Cafe.

---Uno de los cascos de los astronautas del Columbia, tomado de Mercedes Ya Noticias.

---Scott Hubbard, tomado de la página oficial de la NASA.

---Placa conmemorativa de quienes murieron en la carrera espacial en el Centro Kennedy, tomado de Who Talking.

---Logotipo de la NASA, todos los transbordadores estadounidenses en orden de antigüedad, el transbordador soviético Buran, fotografía oficial de los tripulantes del Challenger, escudo de la misión del Challenger, carámbanos de hielo en la plataforma de despegue, el Challenger en su último despegue, dos momentos de la explosión, detalle de la cabina de mandos tras el estallido, el presidente Reagan y su esposa Nancy en los funerales de los astronautas, el humo en el cohete auxiliar, el ingeniero Roger Boisjoly, la fuga ardiendo antes de la explosión, el transbordador Columbia en su último despegue, LeRoy Cain en su época de la NASA, la grabadora de datos del Columbia, el panel 8 tras la prueba de choque, lápidas de las tripulaciones del Challenger y Columbia en el cementerio de Arlington, foto del explorador no tripulado Spirit en Marte mostrando las Colinas del Columbia, detalle de la placa conmemorativa del explorador Spirit, tomados de Wikipedia, La Enciclopedia Libre versiones en español e inglés.






Video:

---Youtube.com








4 comentarios:

  1. Jorgeloco,¿Podrías poner el accidente del Apollo 13? te lo agradecería mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo poder estar a la altura de lo que me pides, existen sitios que lo explican mejor que yo pero te agradezco que me hayas tomado en cuenta.

      Eliminar
  2. Solo mencionar que en su honor se le puso al Asteroide 3352 el nombre de McAuliffe.

    ResponderEliminar
  3. Es difícil entender como la negligencia acabó con 14 vidas, decidieron omitir pequeños detalles y pasarlos por alto causando las terribles consecuencias que todos conocemos. Es triste realmente.

    ResponderEliminar