pan am 103

pan am 103

lunes, 2 de diciembre de 2013

ATERRIZAJE EN PAÍS HOSTÍL: EL INCIDENTE DEL VUELO 41 DE NORTHWEST AIRLINES EN IRÁN DE 2005

El aparato involucrado en el suceso.
Se entiende que cuando un vuelo internacional tiene una emergencia a bordo, la primera prioridad del capitán es aterrizar inmediatamente en el aeropuerto más cercano. Pero cuando se trata de un aterrizaje de emergencia en un país que tiene tensas relaciones diplomáticas y hostilidades con el país en donde pertenece el avión y la aerolínea, cualquier cosa puede pasar, ya sea para beneficio o perjuicio.


El siguiente caso que verán ocurrió en el 2005, cuando un avión de bandera estadounidense aterrizo de emergencia en un país que tiene serios problemas diplomáticos con Estados Unidos desde hace mucho tiempo, y de cómo gente de ambos paises dejaron sus diferencias a un lado y resolvieron el problema, este es el caso del aterrizaje de emergencia del vuelo 41 de Northwest Airlines en Irán.


Es la madrugada del 20 de Junio de 2005, estamos en el espacio aéreo internacional. Sobrevolando los cielos se encuentra un avión jet trimotor de la compañía estadounidense Northwest Airlines, el cual está haciendo el vuelo 41 procedente del Aeropuerto Internacional Chhatrapati Shivaji en la ciudad turística de Bombay, India., y que tiene como destino final el Aeropuerto Internacional de Minneapolis – Saint Paul, en el estado de Minnesota, EE.UU., y una escala al Aeropuerto Internacional de Schiphol, en Amsterdam, Holanda., se trataba un vuelo internacional de largo alcance.


El capitán Bo Corby.
El avión que estaba haciendo el vuelo era uno relativamente viejo, un McDonnell Douglas DC-10-30ER construido en 1988 y que lleva la matricula N243NW. Abordo se encuentran 255 personas entre pasajeros y tripulación, los cuales eran cuidados por el Capitán Bo Corby y su Primer oficial e Ingeniero de Vuelo, quienes pasan por no identificados. El avión vuela a 35,000 pies de altura y adentro del avión, todo era rutinario y sin ninguna novedad, hasta que empezó a suceder algo que perturbó el vuelo.


Unas horas después, el vuelo 41 está volando al sudeste del cruce de Dobas, el cual se ubica en la muy transitada vía aérea UL124 y en espacio aéreo iraní. Es allí cuando comienzan los problemas con el avión.


El Capitán Bo Corby y sus hombres se encuentran dialogando en la cabina cuando este nota una iluminación parcial e intermitente en el indicador de la Advertencia Maestra del DC-10 (Master Warning light en ingles) y unos segundos después, se apaga. El capitán Corby se queda extrañado por lo que acaba de ver y les pregunta a su Primer oficial e Ingeniero de vuelo que si ven algún indicador que estaba mostrando alguna anomalía en el avión. Estos revisan y no encuentran nada. Sin embargo, la luz del indicador de la Advertencia Maestra volvió a encenderse y apagarse de nuevo. Tantas veces paso que el capitán decide mirar el panel del ingeniero de vuelo y ve algo que prácticamente lo puso en alarma: el indicador de Fuego en la Bodega de Carga (Aft Cargo Fire-Warning Indicator en ingles) estaba encendido.


Inmediatamente, el capitán Corby y sus hombres concluyeron en el mismo punto: tenían que aterrizar de emergencia y pronto. Buscan aeropuertos cercanos para poder aterrizar, sin embargo, solo había uno que estaba cerca de su posición: El Aeropuerto Internacional de Meherabad, el cual estaba ubicado en la ciudad de Teherán, República Islámica de Irán.


Los tres pilotos se sienten inquietos, ¿aterrizar en Irán? aquello era una locura, las aerolíneas de Estados Unidos habían dejado de hacer vuelos hacia y desde Irán debido a las sanciones que les ha impuesto los estadounidenses desde la Revolución Islámica de 1979, en donde militares iraníes irrumpieron en la embajada norteamericana y mantuvieron como rehenes a 52 diplomáticos durante 444 días, provocando así la ruptura de las relaciones diplomáticas de ambos países, desde entonces los Estados Unidos no permiten a las aerolíneas iraníes volar hacia territorio norteamericano y a su vez los aparatos estadounidenses no vuelan hacia Irán.


Llegada del aparato a Irán.
Los tres tripulantes consultan al centro de comunicaciones de la aerolínea, pero estos le dicen que no pueden hacer nada al respecto y que era asunto suyo, ante esa respuesta, el capitán Corby decide tomar el riesgo de aterrizar en Teherán, pasara lo que pasara, no iba a corre riesgos innecesarios, mientras tanto en la cabina, los pasajeros se encuentran relajándose cuando reciben la inesperada noticia de que por motivos de problemas técnicos, el avión aterrizaría en Irán.


Tras varios minutos de comunicación con los controladores iraníes, el avión hace una aproximación final a la ciudad y aterriza sin contratiempos en la pista 29L para luego carretear hasta el aparcamiento. Inmediatamente, los medios informativos locales se trasladaron al aeropuerto para cubrir el inesperado evento en todos los sentidos hacia todo el país, el aterrizaje también hizo eco en los Estados Unidos, y al presidente George W. Bush le preocupó aquel asunto y se mantuvo al tanto del mismo, al igual que el FBI.


El capitán Corby con el
señor Akbari.
Mientras todo eso se daba, en el avión todo el mundo se sentía tenso con respecto al estar en un país en donde ni un solo avión estadounidense había tocado en 26 largos años hasta ahora. Hasta cuando entraron los oficiales y personal del aeropuerto de Teherán bajo la tutela de un señor llamado Mr. Akbari, la tensión subió. Sin embargo, estos trataron bien a los pasajeros y les hablaron con un lenguaje tan cordial que todo el mundo se calmo. El capitán Corby les dice que mantengan la calma y que acompañen Mr. Akbari y a sus hombres hasta la sala de espera del aeródromo mientras ellos arreglaban el problema.


Al hacerse las revisiones, se descubre que las alarmas de fuego en la bodega de carga eran falsas y efectivamente, se hacen las reparaciones necesarias para que el avión volviera a volar. La única parte que faltaba era repostar combustible, ya que el avión solo contenía la mitad, tras los arreglos necesarios el avión es repostado.


Despegue rumbo
a casa.
El DC-10 es cargado de nuevo con todos sus pasajeros, quienes agradecen el buen trato que les dieron los iraníes durante su corta estadía y minutos después, salen de Teherán ante las cámaras de televisión. El avión finalmente llega a la escala de Amsterdam tras 8 horas de retraso y continúa hasta llegar a Minnesota, con todos sanos y salvos.


Tras el incidente, Northwest Airlines impuso a toda la tripulación del vuelo 41 una especie de mordaza virtual según la cual prohibía de que ninguno de ellos comentara el incidente con los otros tripulantes que estaban trabajando con la aerolínea en ese momento. Sin embargo, la hazaña del capitán Corby y sus hombres en el vuelo 41 llegó a un punto en donde la prensa lo entrevisto en varias ocasiones y hasta incluso, lo proclamaron hasta un héroe, ya que sus acciones hicieron de que el personal de dos países diferentes que se llevan mal durante mucho tiempo dejaran sus diferencias y trabajaran en conjunto para resolver un problema en particular. Siguió trabajando para Northwest hasta su retiro ocurrido en el 2006.


Hasta ahora este es el único evento aeronáutico más importante que se ha dado entre Irán y EE.UU.






Investigación y colaboración especial de Rubén D.L Hurley.




Fuentes:

---Aviationpros

---The Chicago Tribune

---Aero-news

---Flightpodcast






Imagenes:

---Avión McDonnell Douglas DC-10-30ER de Northwest Airlines matrícula N243NW involucrado en el incidente, tomado de www.airliners.net

---El Capitan Bo Corby, Corby con el señor Akbari, tomado de www.flightpodcast.com

---Llegada del aparato a Irán y partida del mismo, tomado de Aviationpros.com









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada