pan am 103

pan am 103

sábado, 22 de marzo de 2014

LA SUERTE DE UN SUPERVIVIENTE: LARS RADESTROM.

Dos cazas Saab Gripen en acción (www.x-plane.org).


¿Se puede sobrevivir a un accidente de avión durante un vuelo de pruebas?, es posible, pero, ¿se puede sobrevivir a otro accidente en el mismo modelo de avión años despues del primero?, eso habría que preguntrárselo a Lars Radestrom.


Lars Gunnar Robert Radestrom por llamarlo por su nombre completo es (o mas bien era) un piloto de pruebas sueco, nacido el 7 de Junio de 1944, con el tiempo se vuelve piloto de pruebas y un día le dan a probar un aparato de combate nuevo, era el Saab JAS 39 Gripen.


Lars Radestrom
(Ejection History).
El aparato iba a ser un caza polivalente de un solo motor Volvo RM 12, con posibilidád de alcanzar velocidades de Match 2, empezó a desarrollarse a partir de los años 70s, y para los 80s ya estaba tomando forma el proyecto Gripen, y a finales de los 80s, concrétamente en 1989, se iba a llevar a cabo un vuelo de pruebas, el píloto encomendado para tal misión era Lars Radestrom.


Era el 2 de Febrero de 1989, Radestrom hace volar al aparato, era un JAS 39-1, lleva todo en orden pero entonces ocurre que durante un intento de aterrizaje el aparato se viene abajo de manera ruda, toca el ala izquierda en la pista, se desliza fuera de la misma y empieza a dar vueltas sobre su eje longitudinal hasta detenerse, durante todo este trance Radestrom se mantuvo dentro de la cabina, dada la manera en que cayó, no pudo eyectarse, así que tuvo que soportar todas esas vueltas, y para su suerte únicamente con un codo roto y lesiones menores.


Este accidente paró el proyecto Gripen durante un tiempo en lo que se investigaba la causa del desplome, al final se llegó a la conclusión de que todo fue a causa de que el piloto hizo oscilar demasiado al aparato, ademas de que hubieron vientos cruzados que contribuyeron al accidente.


Cuatro años despues, el 8 de Agosto de 1993, se llevaba a cabo un festival aéreo en Suecia, en el Stockholm Water Festival, ahora se mostraba al público en general junto a posibles inversionistas un aparato Gripen JAS 39A, la primera versión que entró a servicio, ¿y adivinen quién era el piloto?, el mismo Lars Radestrom.


Radestrom levanta el vuelo, el público estaba espectante, y en una maniobra en que de pronto el aparato subió mucho el morro, pierde sustentación, el aparato empieza a caer, Radestrom ahora tiene posibilidades de eyectarse, lo hace y el aparato cae plano en la isla de Långholmen, cerca del puente de Västerbron, el aparato explota y únicamente hubo un herido a causa de la explosión, mientras que Radestrom cae en paracaídas, sin lesiones, aunque acabó colgado de un árbol.

Monumento del accidente
de 1993
(Wikipedia en inglés).

Otra vez hubo un escándalo a causa de esto, y la investigación acaba en culpa de Radestrom por causa de oscilar demasiado al aparato durante el vuelo, pero hubo una causa común tanto en este caso como en el de 1989, según Radestrom, el aparato tenía un sistema de sotfware que gobernaría al aparato, pero que de alguna manera no respondía bien a las maniobras bruscas que se esperaban de un caza de combate, por eso fueron los dos accidentes.


Y es que apenas dos meses antes del accidente de 1993 se había hecho entrega formal de la primera flota de aparatos Gripen a la Fuerza Aérea Sueca, y el accidente no quedó contemplado como primera pérdida de la fuerza aérea, ya que quien piloteaba era un civil y no un militar.


Para cuando pasó esto, Radestrom tenía 49 años, y si bien podía retirarse a los 50 años, decide no tentar a la suerte y se retiró de vuelos de prueba, ahora vive en amable retiro.


De este último accidente quedó un monumento en donde se hace mención de este evento, está situado en el lugar del impacto y está representado como avioncito de papel, tal vez ironizando el hecho de los escándalos que ocasionaron estos accidentes del Gripen.




Fuentes:

---Wuikipedia en inglés.



Videos:

---Los dos accidentes de Lars Radestrom, tomado de Youtube.com



video
video



2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Para Radestrom fue una fortuna sobrevivir a ambos accidentes y una acción prudente el retirarse y no tentar a la suerte con un tercer accidente que pudo ser fatal.

    ResponderEliminar