pan am 103

pan am 103

domingo, 29 de noviembre de 2015

CARRERA MORTÁL: LA ÚLTIMA CABALGATA DEL "THE GALLOPING GHOST".

James "Jimmy" Leeward posando junto al "The Galloping Ghost" poco antes de
su muerte el 16 de Septiembre de 2011 (CBS News).

Las carreras de aviones son algo digno de ver, aeronaves veloces, pilotos veteranos arriesgados, fotografías, emociones, hay de todo... incluso muerte.


Lo que a continuación verán es la crónica de un fallo catastrófico que terminó no solo en la muerte del piloto de carreras aéreas, sino tambien con 10 personas mas que no pudieron evitarlo, conozcamos los detalles de la gran tragedia de la carrera aérea de Reno del 2011.


Las carreras de aviones de Reno, en el estado de Nevada, Estados Unidos., se inician en forma en 1964, consta de categorías tales como la Unlimited Class Gold, que consiste en aparatos antigüos de la II Guerra Mundial modificados para volar (o correr) a altas velocidades, estamos hablando de unas 400n millas por hora en promedio (casi los 650 Kph), serían las velocidades de un reactor de pasajeros si no volase a velocidades de crucero, otra categoría es la conocida como la Sport Class, aquí, los pilotos usan aviones hechos por ellos mismos, pero con velocidades igualmente infartantes, entre otras actividades, todo esto se lleva a cabo en el aeropuerto de la Base aérea de Stead, ubicado a unos 32 kilómetros de la famosa Ciudád del Pecado, Las Vegas., en eventos que duran 4 días y que culminan con la carrera de Unlimited Class Gold.


El viernes 16 de Septiembre de 2011 todo era fiesta emociones fuertes en las carreras aéreas, uno de los pilotos,James K. "Jimmy" Leeward, de 74 años, era el dueño de un aparato que era toda una joya de ingeniería de modificaciones, un ex-avión caza North American Aviation P-51 Mustang, muy valorado en tiempos de la II Guerra Mundial, cuyos primeros modelos databan de 1942, este aparato en particular y a raíz del término de la guerra estuvo participando en carreras aéreas desde 1946.


Pero no todo había sido laureles y victorias para este aparato, en 1970, durante una carrera curiosamente allí mismo en Reno, sufrió un accidente, entonces tenía otro dueño y se llamaba Miss Candace Race #69, aterrizó de mal modo y sufrió varios daños, pero su piloto de aquél entonces, el doctor Cilff Cummins salió bien librado.


Veamos ahora cómo era el aparato en tiempos de guerra, aquí en esta imagen lo vemos con un par de tanques auxiliares que aumentan su autonomía para hacer búsquedas y ataques.


Wikipedia en inglés.


Y aquí vemos a un P-51 restaurado para lucir como en sus mejores tiempos, nótese que en la parte de abajo lleva una especie de tobera, es un radiador con los que originalmente venían equipados.


Wikipedia en inglés.


Luego de haber volado otras carreras fue retirado y entonces Jimmy Leeward lo compra en 1983 y lo somete a una serie de modificaciones que lo convirtieron en el impresionante competidor que era al momento de la tragedia, aquí vemos cómo quedó tras las modificaciones:


Aviationnews

Los Angeles Times.


En estas dos últimas imagenes vemos que le quitó el radiador, todo el fuselaje quedó aerodinámico para evitar la resistencia al viento, las alas que originalmente tenían envergadura de 11.28 metros de punta a punta fueron recortadas a razón de 0.91 centímetros a cada lado para que desarrollara menor resistencia al viento, su planta de poder era un Packard V-1650-9A Merlin V-12 de pistón enfriado por líquido al que le había hecho adecuaciones para que volara a mucha velocidád, de hecho, el primer nombre que el aparato tenía era el Specter, luego lo nombraría como el The Leeward Air Ranch Special, en 1989 sufrió un fallo de motor que lo sacó de la carrera en que competía y durante mas de 10 años lo mantuvo en retiro, regresando hasta el 2010, ahora con el nombre de The Galloping Ghost, matrícula NX79111.


Para ese viernes del que les hablé, Leeward, junto a otros pilotos, volaban en una especie de circuito virtual girando como óvalo por determinados puntos de referencia terrestres y dirigidos desde tierra por sus asistentes, todo iba bien, Leeward estaba haciendo buena competencia, pero súbitamente sucede lo increíble.


El The Galloping Ghost hace elevación a mucha velocidád, para luego entrar en picada, desde las tribunas los azorados espectadores vieron aquello, varias cámaras apuntaban al aparato cuando ejecutó la caída y entonces...


Impacto, mas que estrellarse, aquello pareció como si hubiera caído un misil, el avión se pulverizó en tierra y la metralla resultante alcanzó a 79 personas, de ellas, 6 murieron al instante, el resto quedó herida de diversa gravedad, los servicios de emergencia se emplearon a fondo para el rescate, pero por desgracia a los pocos días morirían 4 personas mas, el total siniestro quedó pues en 69 heridos y 11 muertos, entre ellos, Jimmy Leeward.


¿Qué había pasado para que esto sucediera?.


Aquí hay una serie de videos cortos tomados desde diversos ángulos mostrando el terrible momento de la tragedia.


video


Las investigaciones fueron encabezadas por personal de la NTSB (National Transportation Safety Board), junto a investigadores policiacos, todos ellos debían saber qué había ocurrido, se analizan los videos para hallar respuestas, se interroga a todos quienes pudieron ver el accidente, se hace búsqueda de cualquier cosa que pudiese ayudar a esclarecer esta catástrofe, y una serie de fotografías a el resultado esperado, muestran algo ominoso en el elevador de cola del The Galloping Ghost justo cuando ejecutó ese brusco ascenso, algo allí se había desprendido.


Air Pigz.


Si se fijan bien, en la primera serie de fotografías se aprecia que algo se desprende del alerón izquierdo de cola, en la secuencia de abajo se hacen dos acercamientos de cómo una pieza, una aleta, ya no está en su sitio, esto conlleva a creér que al no tener esa superficie de sustentación, Leeward perdió el control de su aparato, lo hizo subir para evitar a la gente, pero luego cayó de manera tal que no pudo evitar estrellarse cerca de los espectadores, y si miran la imagen de abajo se aprecia un acercamiento del momento exacto del desprendimiento de esa aleta.


Air Pigz.


Aquellos fue súbito, no hubo forma de que Leeward pudiese salvarse.


El parpadeo final (KRNV-DT 4.1 Reno).



Impacto, la metralla vuela y ataca (The Telegraph).



El pandemónium desatado, muertos y heridos por doquier (Tengri News).


Así que los investigadores sabían qué era lo que debían buscar, y lo logran, tras hacer planimetría del momento en que el aparato sube de manera pronunciada determinan un sitio en donde prodría estar esa aleta, al final la logran hallar.


Los peritos de la NTSB hallan la pieza causante del desastre (Air Pigz).


Parte de la investigación abarca el hecho de a cuánta velocidad desarrollaba la aeronave al momento de la tragedia, se sabe que alcanzó hasta las 530 Mph (unos 852 Kph), era demasiada la velocidad la que esa aeronave desarrollaba, casi igual a la de un reactor de pasajeros a velocidad de crucero, y eso implicó que la resistencia estructural fuese siendo sobrepasada poco a poco, era solo cuestión de tiempo para que algo saliera mal, como por desgracia sucedió.


Pero ahondando mas se descubre algo mas ominoso, se supo que quienes ayudaron a Leeward cuando armaron las piezas móviles de la aeronave, especialmente las que tenían qué ver con las aletas auxiliares del ascensor de cola únicamente la habían fijado con un solo juego de tornillo y arandela de sujeción, debía llevar mas, pero de alguna manera lo dejaron en arreglo simple, quizá por cuestiones de tiempo para dejar a punto a la aeronave para las competencias de ese día, ese error de omisión es lo que de entrada ya había sentenciado a Leeward desde antes de subirse a su avión, lo demás era cuestión de tiempo para que las vibraciones y la velocidad hicieran lo suyo.


Al momento de que la aleta auxiliar se desprende, la aeronave ejecuta un brusco ascenso, esto toma por sorpresa a Leeward, quien intenta controlar a la aeronave, pero entonces ocurre lo que los investigadores créen que sucedió, Leeward debió desmayarse, a la velocidad que estaba desarrollando debió experimentar una fuerza de 17 veces la fuerza de gravedad, era demasiado, el hombre se quedó sin riego sanguíneo en el cerebro, se sabe que para que un piloto pierda la conciencia solo se necesita una fuerza de 5 veces superior a la gravedad, una imagen tomada justo cuando hacía la caída muestra que Leeward ya no aparece en la cabina, se supone que debió quedarse replegado en su asiento a causa de la subida brusca para quedarse desmayado, no supo cuándo es que empezó a caer sobre los desprevenidos espectadores que lo veían en tierra.


FOX News.


Si ustedes observan esta imagen notarán que hay dos círculos en rojo señalando dos sitios específicos del The Galloping Ghost, una hace notar que Leeward ya no se ve en cabina, debió quedarse desmayado, la otra es reveladora, una rueda auxiliar de cola que le sirve para aterrizar aparece desplegada, normalmente esta rueda se repliega en su compartimiento al despegar y se despliega al aterrizar, esto ayuda aún mas a los investigadores sobre la teoría de la subida brusca, fue tan brusca, que esa rueda se salió de su compartimiento y quedó completamente desplegada.


Otra cosa que los investigadores hallaron era la edad misma de Leeward, en sus formularios de inscripción a la competencia había puesto que tenía 59 años, en realidad tenía 74 años, y si bien y según sus registros médicos se hallaba en buena forma física para su edad, esa mentira quedó al descubierto, lo cual implicaba que cualquiera podía mentir al momento de inscribirse en las competencias.


Al final la NTSB determinó que todo quedó en culpa tanto del fallecido Jimmy Leeward como de su equipo de colaboradores que le ayudaron a preparar su avión, especialmente en el asunto de las modificaciones extremas a las que la sometió, uno de los investigadores, Robert Sumwalt, lo expresó en palabras duras y claras:


---Una cosa es querer salir a volar y tratar de ganar una competencia, y otra muy distinta es hacerle modificaciones a una aeronave sin entender cómo esto afecta a la aerodinámica de su desempeño, es lo mismo que ponerse un revólver en la cabeza para jugar a la ruleta rusa.


Se sabe que existen una serie de demandas de parte de quienes salieron afectados en esta tragedia, tanto los que quedaron heridos como quienes tenían parientes entre los que fallecieron en el evento, aún no se sabe a qué se ha llegado con todos ellos.








Fuentes:

---Wikipedia en español e inglés

---Air Pigz, Love To Fly.

---Air Force Times.



Video:

---Distintos ángulos del momento de la tragedia, tomado de Youtube.com




No hay comentarios:

Publicar un comentario