pan am 103

pan am 103

domingo, 17 de abril de 2011

MILAGRO EN EL DESASTRE: EL TERRIBLE INTENTO DE ATERRIZAJE DEL VUELO 232 DE UNITED AIRLINES EN SIOUX CITY.


Como en otras ocasiones hemos hablado el mantenimiento de las grandes aeronaves de hoy en dia es primordial, y en los motores lo es mucho mas, porque una falla en uno de ellos significa literalmente la muerte de quienes van a bordo.


Una aeronave depende muchisimo de sus sistemas hidraulicos para poder moverse en el aire, si estos sistemas quedaran inutilizados los pilotos sencillamente quedan imposibilitados para maniobrarlo y, en consecuencia, caerian sin remedio.


Lo que a continuacion van a leer es la desesperada lucha por llevar a tierra a un avion al que le fallaron los tres sistemas hidraulicos tras el estallido de un motor, y aun asi los pilotos y un piloto instructor que iba casualmente ese dia en la cabina dieron la batalla de sus vidas para llegar sanos y salvos a Sioux City, en Iowa, es la terrible y a la vez milagrosa historia del vuelo 232 de United Airlines.


Es el 19 de Julio de 1989, en el aeropuerto internacional de Stapleton, en Denver, Colorado., se va a llevar a cabo un vuelo regular, es el numerado como 232 de United Airlines, cuyo itinerario lo llevaria al aeropuerto internacional de Philadelphia, en Philadelphia, Pennsylvania, con una escala programada en el aeropuerto internacional O´Hare en Chicago, Illinois., ese vuelo se cubriria con un avion de fuselaje ancho, era un DC-10 serie 10 con matricula N1819U.







A los mandos estaba el experimentado capitan Alfred C. Haynes (imagen derecha), como primer oficial estaba William Records y como ingeniero de vuelo estaba Dudley Dvorak, quienes esperaban que los 285 pasajeros estuvieran en sus lugares para poder salir a cumplir su ruta, irian asistidos por 8 sobrecargos.


Ese vuelo era algo especial por la razon de que en esa fecha se celebraba en los Estados Unidos el Dia del Niño, a bordo ya tenian a 52 de ellos incluyendo a unos de solo meses de nacidos, varios de esos niños ya mayores viajaban solos.


A las 14:09 hora del centro de EU el avion despega, y durante poco mas de una hora las cosas van bien, el capitan Haynes pide autorizacion para llegar a altitud de crucero, una vez concedida eleva el elegante avion a unos 37,000 pies, el vuelo era de lo mas rutinario.


Pero algo estaba por ocurrir, y no era precisamente algo agradable...


Eran las 15:16 horas tiempo del centro de EU cuando súbitamente el motor numero 2 que va montado en la cola del DC-10 sufrio una especie de estallido para luego sacudirse de manera incontrolable, piezas de ese motor salieron despedidas cual metralla de granada atravesando el fuselaje y causando graves daños en los estabilizadores horizontales de cola, y los tres sistemas hidraulicos quedaron fatalmente dañados impidiendo a la tripulacion de cabina el poder controlar la imensa nave.


En la cabina el capitan Haynes se sobresaltó al igual que sus hombres y de pronto todas las alarmas de sistemas hidraulicos dañados y del motor numero 2 dañado resonaron por toda la cabina, al mismo tiempo en la seccion de pasajeros se desató el pandemonium, todos gritaban y las sobrecargos estaban aterradas, el avion se sacudio hacia la derecha, Haynes intentó corregir el rumbo pero no lo logró, el ingeniero de vuelo Dvorak le informa incrédulo que no tienen ninguno de los tres sistemas hidraulicos que permitirian al avion poder hacer el aterrizaje de emergencia que solicitaban, solo contaban con los dos motores restantes que van montados bajo las alas.


En medio del caos uno de los pasajeros habló con una sobrecargo para ofrecer sus servicios, era el piloto intructor Dennis E. Fitch, quien entrenaba pilotos precisamente para volar aviones DC-10, fue conducido a la cabina de mandos y le bastó una rapida mirada a los mandos para comprender que lo unico que se podia hacer era tratar de controlar la aeronave por medio de los motores 1 y 3 que quedaban, para la atribulada tripulacion la llegada de Fitch era algo bueno entre las desgracias que ya estaban pasando.


El capitan Haynes pide ayuda por la radio y le responde la torre del aeropuerto de Sioux Gateway, en Sioux City, Iowa, y hacia alla se dirige el tambaleante DC-10, entre tanto las sobrecargos estaban instruyendo a los pasajeros sobre los procedimientos a seguir en caso de que el aterrizaje fuera mas duro de lo previsto, todos los pasajeros querian creerles pero habia cierto pesimismo en la forma en que veian cómo la aeronave se movia, mas de uno pensó que ese era el ultimo dia de su vida.


En la cabina, el capitan Haynes junto con Records y Fitch trataban de mantener todo el control posible del avion para tener un angulo seguro de llegada a la pista 31 que originalmente serviria para recibir al vuelo 232, los bomberos de Sioux City se alinearon entonces en la pista 22, pero entonces ocurrió algo, el avion cabeceó de modo terrible y se cambio de angulo de llegada, ahora tendria que aterrizar en la 22, precisamente en la que estaban estacionados los bomberos, estos tuvieron que moverse rapidamente para evitar que el avion los aplastara si caia en esa pista.


El capitan Haynes comprendió lleno de aprension que sin sistemas hidraulicos era imposible desplegar los alerones de freno, el avion tendria pues que aterrizar a mayor velocidad que la recomendada, situacion potencialmente peligrosa porque podrian pasar del largo de la pista y acabar saliendose de ella por el otro extremo, asi que tenia que pensar en algo, y empezó a llevar a cabo un extraño zig-zag en el aire con la esperanza de poder perder un poco tanto de altura como de velocidad, pero el avion se caia y habia que acelerar los motores restantes para poder mantener sustentacion en el aire, asi que decide bajar el tren de aterrizaje para hacer resistencia al viento y poderse frenar aunque sea un poco.







En tierra alguien que veia el desmañado descenso del DC-10 tomó una placa que seria fundamental en las investigaciones posteriores, es una toma del lado derecho del avion en donde se apreciaban los daños en el estabilizador derecho horizontal de cola (vease imagen y las flechas señalando los daños).


Entre tanto, en la valla del aeropuerto, otra persona estaba tomando el peligroso descenso con su camara de video, era Dave Boxum, del canal 4 de television KTIV de Sioux City, habia llegado alli porque habia escuchado en la frecuencia policiaca que un avion grande estaba por aterrizar por problemas en uno de sus motores, nunca en toda su carrera de reportero se imaginó que estaba por hacer la toma de la década.







La aeronave se acercaba a la peligrosa velocidad de 240 nudos por hora, y experimentaba una caida de 1850 pies por minuto, aquello era demasiado, segun los estandares de seguridad en aterrizajes lo normal es que se aterrice a 140 nudos con una caida de 300 pies por minuto, los bomberos y el personal de la torre de control miraban impotentes cómo el DC-10 tuvo una brusca caida de proa y un movimiento lateral hacia la izquierda, en la cabina notaron esto y de inmediato Fitch trató de dar potencia a los motores desesperadamente para elevar la proa pero no lo logró, el avion entonces dió un bandazo ahora hacia la derecha y la punta del ala de ese lado tocó la pista estallando en llamas y desprendiendose, el avion aporrea la pista a poco menos de 240 nudos por hora y se empieza a despedazar.



En la valla del aeropuerto el reportero Boxum no podia ceer lo que el visor de su camara le mostraba, el vuelo 232 se estaba despedazando frente a el y a sus tecnicos que lo acompañaban, grandes piezas de metal ardiente salieron despedidas por doquier, los bomberos estaban horrorizados, lo que se suponia que iba a ser un aterrizaje de emergencia se habia convertido en una catástrofe de proporciones inimaginables.


Pero pronto salieron de su estupor para ir a ayudar en lo que fuera, los grandes camiones rojos lanzaron sus látigos de agua para combatir las llamas, y entonces entraron en accion otros hombres, eran de la Guardia Aerea Nacional que estaban practicando precisamente para cuando hubiese un accidente aereo, y cuando el DC-10 se estrelló fueron de inmediato al lugar del desastre, metiendose entre los escombros para sacar a cuanta persona vieran.







Entre ese grupo de valientes estaba un oficial de la Guardia Aerea Nacional, era el teniente coronel Dennis Nielsen, y entre tanta muerte y destruccion logró ver que habia un pequeño superviviente de unos 4 años de edad, era el niño Spencer Bailey, quien estaba gravemente herido, el oficial lo cargó entre sus brazos y asi se lo llevó a una ambulancia, un reportero grafico que estaba por ahi le tomó una placa que se habria de convertir en el simbolo de la tragedia y a la vez de la lucha por la vida en Sioux City ese dia (imagen derecha).


Entre tanto los militares y bomberos por igual se concentraban en los escombros grandes de donde salian varios supervivientes, algunos de esos escombros estaban en la pista, otros mas se habian ido a un maizal cercano, entre esos escombros estaba lo que quedaba de la cabina de mandos, tan compactada estaba que los rescatistas pasaban cerca de ella y no se habian dado cuenta que alli estaban los 4 hombres que minutos antes estaban luchando a brazo partido para tratar de llevar el avion a tierra, hasta que uno de esos rescatistas que habia estado pasando una y otra vez para salvar a las victimas se detuvo a escuchar lo que creyó era un gemido de dolor, preguntó si acaso habia alguien alli y para su sorpresa le respondieron que si, que eso que veia era la cabina de mandos, entonces el rescatista gritó que habia encontrado la cabina de mandos y a los 4 hombres en ella.



Los bomberos entraron en accion usando unas tenazas hidrahulicas llamas "las quijadas de la Vida", sirven para separar metal muy retorcido, poco a poco se fueron abriendo paso hasta hacer un agujero por donde fueron sacando a los pilotos supervivientes, nunca se hubieran imaginado que en medio de esa masa compactada hubiese gente y que ademas estuvieran vivos.


Pese a los esfuerzos de tanta gente que acudió a ayudar al final de esa terrible jornada se contabilizaron unos 111 muertos, el resto estaba herido de diversa gravedad, entre ellos los pilotos y el instructor que ofrecio su ayuda para salvar el avion.


Las investigaciones se llevaron a cabo por la National Transportation Safety Board (NTSB) y se concentraron en por qué el avion, teniendo tres sistemas hidraulicos, los habia perdido todos, y no tardaron en hallar al culpable, este era el ventilador de disco del motor numero 2, este disco se habia partido y los pedazos resultantes atravesaron los sistemas hidraulicos de la cola del DC-10 dejandolos totalmente inutilizados, al igual que el estabilizador horizontal derecho de cola, pero habia una pregunta clave: ¿como se fracturó ese disco?.


Examinando con mas cuidado se hallaron con que ese disco ya tenia impurezas desde su fabricacion, un pequeñísimo hueco que con el movimiento del disco al trabajar se fue haciendo mas grande hasta convertirse en una microfractura, y ésta alcanzó los 13 milimetros hasta el momento de su destruccion en pleno vuelo, y lo mas tragico de esto es que meses atras se le habia dado mantenimiento preventivo a ese motor y a sus piezas y por alguna razon no fue detectada esa microfractura. (vease imagen de arriba).


Los investigadores convinieron en señalar que el mantenimiento de ese motor en especial por parte de la aerolinea fue deficiente y que se debio detectar ese problema de las microfracturas.


Pero tambien convinieron en señalar que tanto el capitan Haynes como el primer oficial Records, el ingeniero de vuelo Dvorak y el instructor Fitch fueron mas allá de la linea del deber al intentar aterrizar un avion sin sistemas hidrahulicos, dependiendo unicamente de la potencia de los motores restantes, y esto quedó comprobado en el examen que se hizo de la grabadora de datos de vuelo del DC-10 que mostró la forma en que fueron manipulados los mandos, simplemente los pilotos y el instructor voluntario lucharon hasta el ultimo momento en salvar a todos a bordo.


Los supervivientes contarian despues que en el impacto del fuselaje en tierra se desató el infierno al entrar una bola de fuego que literalmente arrasó con todo lo que habia a su paso, esa bola de fuego mató a quienes quedarian gravemente heridos e imposibilitados para moverse por sus propios medios para salvarse.


Una medida quedó en entredicho, el poner a los bebés en el suelo durante un aterrizaje forzoso, se creia que los bebés quedarian a salvo estando entre las piernas de sus madres, no fue asi, una de esas madres fue instruida para dejar a su bebita en esa forma, cuando el avion impactó en tierra la madre fue levantada violentamente hasta quedar derecha en su asiento, justo a tiempo para ver horrorizada como su hijita volaba hacia el techo del avion y se estrellaba de frente a el, y en la frenada brusca su cuerpo fue arrojado unas diez filas al frente hasta perderse de vista, luego vino la bola de fuego y ya no se le volveria a ver, esa mujer pudo salvar a su otro hijo mayor pero su bebita murio.


Como consecuencia de esa tragedia personal ahora queda a criterio de las madres en caso de un aterrizaje forzoso si ponen a sus bebés en el suelo o los llevan protegidos en sus brazos para evitar que se hagan daño, la medida esta abierta.


El capitan Haynes se recuperaba pero no dejaba de pensar en que habia muerto mucha gente, tanto asi que cuando un investigador de la NTSB fue a interrogarlo cuando estuvo en condiciones de hablar lo primero que dijo fue:


---Señor, maté gente...


El investigador le respondió:


---Nada de eso, usted salvó vidas.


Posteriormente le explicarian que gracias a su pericia se habian salvado 185 personas.


Su recuperacion fue lenta pero al cabo logró reincorporarse a las labores de piloto en la United Airlines, de donde se jubiló en 1991 haciendo un ultimo vuelo comercial, varios pasajeros que viajaron en el vuelo 232 viajaron ahora para darle la despedida a aquel piloto que a riesgo de su propia vida logró salvar la de muchas mas, fue un dia memorable el de su retiro.


La NTSB recomendaria a la McDonnell Douglas, fabricante de los modelos DC-10 que corrigiera la ubicacion de los sistemas hidraulicos para evitar desastres futuros, en cuanto al mantenimiento de los ventiladores de disco tambien se exigieron normas mas estrictas para evitar el problema de las microfracturas.


Obviamente la United Airlines debió reorganizar los protocolos de mantenimiento de sus aeronaves para evitar catastrofes en el futuro.


El video del reportero Dave Boxum es considerado un clásico de los videos de tiempo real al mostrar el momento en que el avion se convierte en una bola de fuego, gracias a eso la poblacion de Sioux City quedó como el centyro de atencion del momento.





Autoridades y algunos voluntarios de Sioux City erigieron un monumento para conmemorar a quienes fallecieron en ese negro dia, pero a la vez ese monumento habria de conmemorar el coraje de quienes ofrecieron sus servicios para ayudar a salvar vidas, es por eso que se eligió por hacer una estatua de bronce de tamaño natural que representa aquella foto del teniente coronel Dennis Nielsen llevando en brazos al pequeño Spencer Bailey, esa imagen seria un perenne recordatorio de que en ese infierno voraz en que se habia convertido el vuelo 232 habian surgido muchisimos heroes (imagen derecha).








---Wikipedia, La Enciclopedia Libre (versiones en español e ingles).

---Aviation Safety Network.








Imagenes:

---Foto en blanco y negro del DC-10 mostrando daños, impacto en la pista y en maizal adyacente, seccion de cola, otro aspecto del fuselaje destruido, tomados de www.airdisaster.com

---Monumento en Sioux City, tomado de www.siouxlandchamber.com
---Capitan Alfred C. Haynes del vuelo 232 de United Airlines, tomado de www.aviationspeakers.com

----Avion McDonnell Douglas DC-10-10 matricula N1819U de United Airlines siniestrado, tomado de www.airliners.net


---Teniente coronel Dennis Nielsen rescatando al niño Spencer Bailey, diagrama de los daños en el motor numero 2, tomados de Wikipedia, La Enciclopedia Libre (version en ingles).





Video:

---Grabacion en video del reportero Dave Boxum del canal 4 KTIV de Sioux City mostrando el terrible aterrizaje del vuelo 232, documental del National Geographic Channel "Segundos Catrastróficos" episodio "Aterrizaje de emergencia en Sioux City", tomados de Youtube.com



video
video














3 comentarios:

  1. No se si podria considerarlo milagro por el alto numero de muertos en el accidente pero en parte es sorprendente que muchos hayan logrado salir con vida gracias al esfuerzo sobrehumano de los 4 pilotos que casi logran el aterrizaje.

    ResponderEliminar
  2. Jorge, te mandé dos correos a tu gmail con información para que actualizes tu articulos sobre los vuelos 811 y 232 de United Airlines. Espero que te haya ayudado mucho!

    ResponderEliminar
  3. Alguien me puede decir, en ese aeropuerto, ¿Dónde está la pista 22?

    ResponderEliminar