pan am 103

pan am 103

lunes, 2 de mayo de 2011

EL PERDURABLE MISTERIO DEL VUELO 990 DE EGYPTAIR, ¿QUÉ PASÓ EN REALIDAD?.


La historia de la aviacion moderna tiene su renglón de accidentes por demás misteriosos, tales son los casos del vuelo 901 de Air New Zealand que se estrelló en la Antártida debido a un error de carga de datos en la computadora de vuelo y que omitieron decirle a los pilotos a quienes desde un principio se les echó al culpa, o aquel famoso vuelo 800 de TWA que reventó en pleno vuelo que apenas iniciaba, la investigacion dio su veredicto final de que un cortocircuito hizo explotar el tanque central, pero existe otra teoria, de que unos terroristas lograron ponerse a distancia de tiro de ese vuelo para volarlo con un misil portátil.


Lo cierto es que la polémica ha estado, está y estará en cada investigacion de desastre aereo que haya en el mundo, siempre hay lugar para más de una causa probable de la caida de un avion.


Lo que hoy veremos es la doble situacion en la que quedó un vuelo de un aparato egipcio, no se sabe en realidad qué fue lo que le pasó, una instancia dice que fue deliberadamente estrellado en el mar y otra habla de un fallo desastroso que no se pudo corregir, poco a poco iremos develando este misterio.


Es el enmarañado y a la vez fascinante caso del vuelo 990 de EgyptAir.


Estamos en los Estados Unidos, la fecha es 31 de Octubre de 1999, en la ciudad de Los Angeles, en California, en el aeropuerto internacional de esa ciudad está estacionado en sus rampas de salida un Boeing 767-366/ER de la aerolinea EgyptAir con matricula SU-GAP, cubrirá el vuelo 990, ruta trasatlántica que tendrá como destino final el aeropuerto internacional de El Cairo, en Egipto, y con escala en el aeropuerto internacional John F. Kennedy de Nueva York, el avion esta bautizado como el Farahón Tutmosis III.


En ese vuelo irian dos tripulaciones para volar ese avion dada la distancia que tendrian que cubrir, los pilotos principales eran el capitan Amal El Sayed y el primer oficial Gameel Al-Batouti, y los pilotos de despegues y aterrizajes serian el capitan Mahmoud El Habashy y el primer oficial Adel Anwar, todos ellos supervisados por el piloto en jefe de Boeing 767 el capitan Hatem Rashdy, ademas estaban unos 10 sobrecargos que se irian turnando para el vuelo largo.


El aparato sale de Los Angeles con sólo 32 pasajeros, al llegar a Nueva York subieron 171 pasajeros mas haciendo un total de 203 pasajeros, entre los que estaban alguno militares egipcios.


Según como se acostumbraba en EgyptAir los pilotos de despegues y aterrizajes vuelan esos aviones desde que despegan hasta unas cuatro horas despues que es en donde entran los pilotos principales y vuelan hasta dos horas antes de los aterrizajes, y allí vuelven a entrar los pilotos de despegues y aterrizajes para hacer esas maniobras delicadas.


El vuelo desde Los Angeles hasta Nueva York fue tranquilo, ambas tripulaciones se manejaron bien, y en el despegue de la Urbe de Hierro los pilotos capitan El Habashy y el primer oficial Anwar volvieron a los mandos para elevar el avion.


De acuerdo a lo programado esos pilotos volarian las próximas cuatro horas al menos antes de que los pilotos principales capitan El Sayed y el primer oficial Al-Batouti tomaran los mandos.


Y entonces ocurrió algo insólito, el primer oficial Al-Batouti entró a la cabina de mandos apenas a 20 minutos de haber despegado de Nueva York y le pidió al primer oficial Anwar que le cediera su sitio ya que el estaba listo, y que podia irse a descansar.


Esta extraña situacion quedó registrada en la grabadora de voz de cabina de mandos que graba todas las conversaciones, Anwar protesta pero al final inexplicablemente cede el asiento a Al-Batouti, este se sienta junto al capitan de despegues y aterrizajes El Habasy quien tambien de manera inexplicable se lo permite.


Todo parecia estar en orden, Anwar se fue a descansar y a comer, Al-Batouti le dijo al capitan El Habashy que tambien podia ir a comer, el lo hace y posteriormente se dispone a ir al servicio sanitario, es entonces en que el primer oficial Al-Batouti se queda solo, y allí empiezan los problemas.


Según las lecturas de radar del control terrestre que vigilaba su vuelo y los datos de la grabadora de datos de vuelo el aparato empieza una brusca caida libre, y la grabadora de voz de cabina de mandos capta una extraña letanía que recita el primer oficial Al-Batouti una y otra vez: En Alá confío... en Alá confío...


En la seccion de pasajeros esa caida fue algo espantoso, todos allí se quedaron suspendidos en el aire como si no pesaran nada, de hecho, por el ángulo de la caida estaban experimentando la llamada gravedad cero, se sentian desorientados, y el capitan El Habashy trataba de regresar a la cabina literalmente volando entre los pasajeros, y de alguna manera lo logra y entra allí.


Una vez adentro de inmediato le pregunta a Al-Batouti qué era lo que estaba pasando, pero este no le contesta, y en unos segundos el aparato cayó unos 14 600 pies, el capitan El Habashy trata por todos los medios de elevar el aparato y le exige ayuda a Al-Batouti pero este sigue con su letanía: En Alá confío.


La investigacion abre un paréntesis en ese aspecto en cuanto a lo que trataban de hacer el capitan El Habashy y el primer oficial Al-Batouti, pues según la grabadora de datos de vuelo el capitan trataba de elevar el avion, pero el primer oficial estaba empeñado en mantener la caida pronunciada, es hasta este momento algo extraño.


En tierra los controladores aereos se mostraron sorprendidos por la caida que el vuelo 990 estaba experimentando, empiezan a tratar de ponerse en contacto con el avion y no hay respuestas, entonces localizan a otro avion, el del vuelo 499 de Lufhtansa, le pidieron que tratara de localizar al EgyptAir 990, estos hacen el servicio pero no logran verlo ni tampoco se pueden comunicar con ellos, entonces los controladores llaman al vuelo 439 de Air France y le piden lo mismo, y la misma respuesta, no lo ven ni tampoco logran contactarlo.


Aquello estaba resultando alarmante, ¿qué podia suceder a ese avion que no lo reportaba?, no lo sabian, pero de algo estaban seguros, si los pilotos egipcios no lograban recuperar el aparato tarde o temprano iban a morir, y esa posibilidad era extremadamente cercana.


Lamentablemente esa posibilidad alcanzó a los desventurados ocupantes del Farahón Tutmosis III, el aparato se estrelló de manera bestial en aguas del Océano Atlántico en aguas internacionales, nadie sobrevivió.


El control aereo de Nueva York al perderle la pista al vuelo 990 pidió ayuda para localizarlo, la Guardia Costera de los Estados Unidos manda barcos de reconocimiento y aviones para localizar los posibles restos que al final son ubicados a unos 100 kilometros de las costas de Nantucket.


Las labores de rescate de restos comienzan y las investigaciones tienen como protagonistas a expertos egipcios dado que el avion cayó en aguas internacionales y esto les daba jurisdiccion para investigar, la National Transportation Safety Board (NTSB o Buró Nacional de Seguridad en el Transporte) de los Estados Unidos y tambien la Federal Bureau Investigation (FBI o Buró Federal de Investigacion), entre otras instancias.


Se hace el rastreo del fondo del mar para rescatar tanto los restos humanos como piezas fundamentales del avion, entre ellas las siempre vitales grabadoras de datos de vuelo y de voz de cabina de mandos.


Ambas son localizadas y analizadas, y los investigadores se hallan en la de voz de cabina aquella extraña letanía que recitaba el primer oficial Al-Batouti mientras el capitan El Habashy no dejaba de preguntarle qué estaba pasando.


En la de datos de vuelo se hallan con una extraña contradicción, como ya habia mencionado los elevadores de cola que sirven para hacer que un avion se eleve y descienda estaban en posicion de descenso brusco, y que al momento de que el capitan El habashy entra a la cabina de inmediato trata de que esos ascensores eleven el avion, pero al parecer el primer oficial Al-Batouti se empeñaba en mantener la caida del aparato.


Ahora la pregunta era: ¿acaso se estaban enfrentando a la posibilidad de un suicida que esperó su oportunidad?, asi parecia.


Y el hecho de escuchar que al menos en 12 ocasiones Al-Batouti recitaba En Alá confío parecia confirmarlo, al menos para los investigadores estadounidenses la cosa estaba clara, adentro habia un potencial suicida.


Pero para los investigadores egipcios aquello no probaba nada, es mas, llegaron a contradecir a sus colegas estadounidenses en ese sentido, pues el hecho de recitar esa oración es algo normal para quienes profesan la religion islámica, no necesariamente significa que se esten entregando a una causa suicida o cosa por el estilo.


Los restos del avion egipcio son analizados y los investigadores hallan algo, en los ascensores de cola se apreciaban unos daños muy curiosos, la pregunta era si esos daños podrian haber trabado los alerones de esos ascensores o si estos daños sucedieron luego de que el avion se impactara en el mar, habia que analizarlo con detenimiento.


La grabadora de datos de vuelo es analizada a conciencia y no se logra hallar absolutamente nada que pudiese confirmar la existencia de algún fallo en los ascensores de cola que provocase la caida del aparato, pero los investigadores egipcios seguian tratando de confirmar ese hipotético fallo en los ascensores, y según lo que habian hallado entre los restos el hecho de que algunos remaches de esa seccion en particular estuvieran quebrados probaba que sí existia esa posibilidad de que esos ascensores estuviesen atascados en una posicion tal que no permitió que los pilotos recuperaran el avion a tiempo.



Los investigadores egipcios dan su propia interpretacion de qué pudo haber pasado en la cabina de mandos, cuando el primer oficial Al-Batouti sintió que hubo un problema de estabilidad en el aparato que estaba hasta ese momento siendo gobernado por piloto automatico él decide desconectarlo y tomar el control de manera manual, por desgracia en ese preciso instante los ascensores de cola se atascaron en posicion de descenso brusco y entonces el capitan El Habashy logra regresar y entre ambos tratan desesperadamente de controlar al 767, sin lograrlo, y que la grabadora de voz de cabina de mandos les podia confirmar que, efectivamente, hubo dialogo entre El Habashy y Al-Batouti en donde estaban poniendo se de acuerdo para controlar al 767.


Pero las cosas se habrian de enturbiar aún mas, la FBI habia estado investigando los antecedentes del primer oficial Al-Batouti y se hallaron con que tenia yá un historial de quejas en su contra por acoso sexual en contra de mujeres estadounidenses en el hotel neoyorkino en donde las tripulaciones de EgyptAir se hospedaban cada vez que llegaban a Estados Unidos.


Hasta antes de la tragedia no habia pasado de sólo insinuaciones a las anfitrionas y múcamas del hotel pero hubo una y muy grave, habia llamado a unas jóvenes que estaban en una habitacion que miraba a la que ocupaba Al-Batouti, éste habia logrado obtener el numero de la extension telefónica de ese cuarto en especial y llamó a las chicas, éstas contestan, Al-Batouti les pide que se asomen hacia su ventana, éstas lo hacen y descubren que Al-Batouti se estaba masturbándo frente a ellas quienes de inmediato lo denunciaron a seguridad del hotel.


De todo esto tenia conocimiento la aerolinea quien yá le habia llamado la atencion a Al-Batouti, e incluso le llegaron a amenazar con impedirle volara a los Estados Unidos si esas conductas impropias de alguien mayor de edad seguian.


De modo tál que se podria creer que Al-Batouti tenia algún motivo: venganza.


Y esto pareció confirmarse con la deserción de un piloto de EgiptAir que llegó a Londres en un vuelo regular y pidió asilo politico por temor a represalias.


En Febrero de 2000, a cuatro meses de la tragedia, un piloto, el capitan Hamdi Hanafi Taha, se presentó ante las autoridades británicas pidiendo asilo politico y diciendo saber qué le habia pasado al vuelo 990, declarando que el primer oficial Al-Batouti habia sido reprendido por los directivos de EgyptAir debido a su desordenada conducta sexual.


Esto no arrojó nada nuevo a la investigación dado que yá la FBI tenia esos datos, pero al menos hubo alguien que pudo confirmar esa situacion, pero al final de cuentas el capitan Hanafi Taha dió muy poca informacion útil, y la que dió ya se sabia, pero empezó a especular sobre las causas de la tragedia y al final de cuentas se le rechazó como testigo, y su petición de asilo politico fue rechazada tambien.


Todo se reducía a lo que pudo haber pasado en la cabina de mandos al momento de que el primer oficial Al-Batouti se quedara solo, y según el parecer de la NTSB al dar su veredicto final la causa fue de un acto deliberado de ese hombre lo que propició ese accidente.


Los egipcios recibieron muy mal ese reporte final, criticaron el hecho de que los hallazgos de los daños en los ascensores de cola no fueron debidamente investigados, de que los estadounidenses habian dado una interpretacion parcial de lo que hallaron en las grabadoras de datos de vuelo y de voz de cabina de mandos, sobre todo criticaron el hecho de poner como único culpable al primer oficial Al-Batouti al ser tachado como de un fanaático religioso que buscaba venganza de sus jefes.


La decisión final quedó dividida entre Estados Unidos y Egipto... pero el tiempo parece estar dando la razón a los egipcios debido a ciertos incidentes con los ascensores de cola de algunos Boeings 767 en el mundo, entre los que se destacan:


---Febrero de 2000, un 767 de Aeroméxico tuvo un fallo con los ascensores de cola, se pudo recuperar al final y esos fallos fueron corregidos.

---Misma situación y causa se vivió en un 767 de American Airlines en Marzo de 2001, al igual que en el caso del 767 mexicano se pudo corregir esa falla y fue reparado.

---Años antes de la tragedia del aparato egipcio un avion 767 de United Airlines tuvo dos fallos en ascensores de cola, uno en 1994 y el otro en 1996, en ambas ocasiones fueron reparados esos ascensores.



Y aunque esos nuevos datos se han tomado en cuenta para posible aclaracion la causa principal para la NTSB sigue siendo un acto deliberado, hasta este momento no hay marcha atrás... a menos que se pueda presentar un fallo desastrosísimo en los ascensores de cola de otro Boeing 767 que pueda acabar por darle la razón a los egipcios y así limpiar el nombre del primer oficial Gameel Al-Batouti.







Fuentes:

---Wikipedia, La Enciclopedia Libre en version en ingles.


---Aviation Safety Network.







Imagenes:

---Avion Boeing 767-366/ER matricula SU-GAP de EgyptAir siniestrado, tomado de www.airliners.net

---Detalle de un motor, restos varios y grabadora de voz, tomados de Aviation Safety Network.





Video:

---Documental del National Geographic Channel "Mayday Catástrofes Aéreas" en su episodio " El vuelo 990 de Egyptair", tomado de Ares.




video
video
video
video
video
video




6 comentarios:

  1. Estoy dispuesto a debatir la polemica de este accidente, primeramente ambas causas son aceptadas; El suicidio del piloto es posible por los acontecimientos ocurridos en el hotel y las discusiones entre el primer oficial y el jefe de pilotos de B767 la noche del accidente, alguien que planea un homicidio suicidio no necesariamente deja pistas de lo que hara, simplemente puede seguir con lo que hace para no crear sospechas. La segunda vertiente que es falla mecanica en el timon de profundidad es igual de aceptable por los antecedentes cono los otros B767 y como el accidente de Lauda Air es posible las fallas escondidas y no necesariamente ocurren con el primer aparato fabricado. Las razones de ambos casos es que Gameel Al Batouti puede que ni siquiera haya tenido que ver con el accidente, simplemente estuvo en el sitio y momento equivocado sin embargo no lo exhorta de los comentarios de otros pilotos de Egyptair a causa de sus actitudes y problematicas con la compañia al igual que los antecedentes mal vistos en el hotel y la falla mecanica solo ocurrio en el Boeing 767-300ER, quiere decir que esta serie de aeronaves es mas suseptible a las fallas del timon, por lo que es tambien factible esta causa, hasta no hacer una investigacion que no involucre a Estados Unidos ni a Egipto, sino que sea realizado por un país que no sea influenciada por estas naciones involucradas; se conocera al fin las causas de la tragedia llamada vuelo 990 de Egyptair

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo es posible entre USA y Egipto. Recordar que parece ser que no apareció ningún cadáver. Y en NY subieron militares egipcios. Todo es muy extraño. Pero para que fuera conspiración, debiese ser muy bien planeado, no? Pero posible. El FBI conoce los antecedentes conflictivos del "suicida" y se lo guarda. Después montarlo todo para provocar la situación con su jefe en USA, diciendo que será su último viaje, y demás avisos de otros compañeros, para cuadrar el día exacto que vuelan unos supuestos militares, será el arte que pongas, no el arte de frío... Pero.. pasó que el suicida "incitado" se adelantó, y eso me da a pensar que pasaron al plan B que en realidad es el A. Que no era otro que derribar el avión boicoteando el fallo ya de serie del avión. USA tiene capacidad para para rastrear y monitorizar cualquier aparato en 1999, avión nodriza siguiendo a distancia, y un caza para hacer de puente, y provocar el fallo pues en esa época no estoy seguro pero creo que el PilotoA no estaba totalmente protegido, y menos para un avión USA, torpedeado por otros 2 USA, con la tecnología y todo el conocimiento sobre fallos anteriores de varios aviones, todo en TOP SECRET, pero en 1999, es posible? Sí, pero como toda posibilidad, es cuestión de porcentajes. Así que solo por el posible montaje para provocar a un hombre musulmán a ser un suicida en potencia, yo le doy 20%. Y sumarle el Gordo! Que no hay cuerpos! Conclusiones? Para mí, mientras no vea información sobre esos militares, y demás civiles, me hace pensar que intereses contrarios, intereses encontrados.

      Eliminar
  2. Queda la incognita de por que pidió reemplazar al otro primer oficial a los 20 minutos de despegar, ademas de enviar a descansar al capitan, es como que quería quedarse solo deliberadamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También me pareció bastante desconcertante esa actitud del primer oficial Batouti y justo en el momento que él está solo apaga el piloto automático y comienza a suceder la tragedia...extrema coincidencia

      Eliminar
  3. Muchas similitudes con el último caso conocido:el vuelo de Germanwings

    ResponderEliminar
  4. Los egipcios pueden ser reacios a aceptar su culpa en muchos incidentes o tragedias, véase el vuelo 604 de Flash Airlines, el ataque a los turistas mexicanos y la nueva polémica del vuelo 9268 de Kogalymavia.

    ResponderEliminar