pan am 103

pan am 103

sábado, 7 de mayo de 2011

PASEO MORTÁL A LAS MONTAÑAS: LA TRAGEDIA DE CAVALESE OCASIONADA POR UN AVION DE COMBATE DE LA MARINA DE LOS ESTADOS UNIDOS.



Las montañas son acaso la última frontera conquistada por el hombre, para quienes gustan de ir a esos paisajes escarpados representa todo un reto la escalada, pero los hay que sólo van por la experiencia de mirar de cerca estos imponentes monolitos naturales, es realmente de fábula ver montañas nevadas... y escuchar las historias que de ellas se han tejido.


Para las personas que no van a escalar y que quieren observar de cerca las montañas o esquiar existen los teleféricos, y hay lugares en donde este transporte se ofrece, de hecho un teleférico es seguro, pero a veces pasan cosas...


Y una de ellas tuvo que ver con un aparato de estos que trágicamente fue derribado por un avion de combate de la Marina de los Estados Unidos, veamos pues los detalles de esta truculenta historia de grave negligencia, y de cómo se ha tratado de hacer que el piloto de este avion no pague por lo que hizo, es la historia de la Tragedia de Cavalese de 1998.


Cavalese, pintoresco lugar, se ubica en la provincia de Trento al norte de Italia, tiene como marco los imponentes montes Dolomitas que forman parte de los Alpes Italianos, y una de esas montañas es el Monte Cermis cercano a Cavalese, allí hay una estacion de esquí alpino muy visitada sobre todo por turistas europeos cuando es temporada, para llegar allí se usa un teleférico.


Pero este artefacto ya tuvo un accidente grave en el pasado y está considerado como el peor de su tipo, ocurrió en 1976 cuando por un error de operacion se desplomó una de las góndolas al vació desde una altitud de 200 metros muriendo en esa ocasion 42 personas.


Este teleférico fue reparado, y durante los siguientes 22 años dió servicio sin ninguna novedad grave, hasta que llegó el 3 de febrero de 1998.


Ese dia el teleférico estaba siendo usado como siempre por turistas europeos de al menos 6 nacionalidades, irían al Monte Cermis a esquiar, llevaban todos sus implementos para practicar su deporte favorito, en el momento del turno de ascenso iban yá 20 personas, un operador y 19 turistas.


Ya con los pasajeros listos el teleférico inicia su viaje a la cima, y mientras tanto...


Para la época que estoy relatando estaba reciente el final de la Guerra de Bosnia y Herzegovina hacía tres años atrás, y se estaban llevando a cabo elecciones en Bosnia, para ese efecto la Organizacion del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) habia destacamentado elementos tanto consulares como militares a esa region de Europa para vigilar esas elecciones, pero tambien habia la amenaza de revueltas por parte de grupos extremistas, para ese efecto tambien estaban allí un grupo de aeronaves de combate.


Y uno de esos cuerpos aereos de apoyo a la OTAN era el 2º Escuadrón Táctico de Guerra Electrónica de la Marina de los Estados Unidos cuyas siglas eran la VMAQ-2, que poseia aviones de combate y guerra electrónica EA-6B Prowler, estos aparatos tiene capacidad para 4 tripulantes, un piloto, un navegante y dos operadores de electrónica para interferir comunicaciones del enemigo y labores de inteligencia militar.


Uno de estos aparatos EA-6B Prowler (G-128) estaba matriculado como el CY-02 y número de serie en la Marina 163045, éste avion junto con sus similares estaba encuadrado en la Base aerea de Aviano, ubicada al norte de Italia, muy cerca de Cavalese.


A los mandos de este aparato estaba el capitan del Cuerpo de Marinos de los Estados Unidos Richard J. Ashby (arriba), como navegante estaba el capitan Joseph Schweitzer (abajo) y dos operadores de sistemas electrónicos y comunicaciones capitanes W. L. Raney y P. Seagraves, ese dia en especial iban a hacer prácticas de vuelo a baja altitud.


Así pues dan la orden del día para ese vuelo de prácticas y parten con rumbo a los Dolomitas, en el trayecto se habrian de cruzar con la ruta del teleférico de Cavalese, pero al parecer no habria ningún peligro yá que se suponía que conocian la ruta y a qué altitud habrian de volar, pero sólo se suponía.


Y mientras tanto los ocupantes del teleférico no tenian idea de que la muerte se les estaba acercando más y más, estaban disfrutando un gran día.


Según los testigos el avion pasó en vuelo rasante por la ladera del Monte Cermis a una velocidad calculada de unos 500 kph y justo al frente estaba el tendido de cables del teleférico, sólo era cuestion de tiempo para lo inevitable.


Sólo podriamos suponer que tanto quienes estaban bajando la ladera del monte Cermis como quienes iban en el teleférico veian sorprendidos al rugiente avion de combate pasar por ese lugar... hasta que se enganchó con los cables.


Contacto, una de las alas y la cola del Prowler engancharon el cable del teleférico para sorpresa de quienes iban a bordo y de los propios pilotos que al parecer no tenian idea de lo que acababan de hacer, el avion militar se sacudió y las alarmas de daños sonaron pero se pudo mantener estable, no así la cabina del teleférico que cayó a plomo desde una altura de 90 metros hasta el suelo, todos sus ocupantes murieron.


En el avion militar las cosas pasaban por la cabeza del capitan Ashby a velocidad de infarto, sabía que habia pasado algo malo pero se negaba a creerlo, mientras mantuvo al Prowler lo más estable posible y emprendió el regreso a la base aerea militar de Aviano, ya en tierra miró junto a sus hombres los daños del aparato, y supo por qué se sacudió, la realidad lo azotó en el rostro.


Testigos que vieron pasar al avion militar a baja altitud no podian creer lo que veian, de pronto el avion pasó y luego vieron caer al teleférico que con gran estruendo aporreó la ladera, llegaron lo más rápido que pudieron pero ya era demasiado tarde, entonces los carabinieri intervinieron para el rescate de los cuerpos que quedaron casi irreconocibles.


Así quedaron los nombres de las víctimas y sus nacionalidades:


DE ITALIA

---María Steiner-Stampfl de 61 años, turista.
---Marcello Vanzo de 56 años, operador del teleférico.

DE ALEMANIA

---Dieter Frank Blumenfeld de 47 años, turista.
---Michael Pötschke de 28 años, turista.
---Egon Uwe Renkewitz de 47 años, turista.
---Marina Mandy Renkewitz de 24 años, turista.
---Annelie Wessig Urban de 41 años, turista.
---Harald Urban de 41 años, turista.
---Jürgen Wunderlich de 44 años, turista.
---Sonja Weinhofer de 22 años, turista.

DE BÉLGICA

---Hadewich Antonissen de 24 años, turista.
---Stefan Bekaert de 28 años, turista.
---Rose-Marie Eyskens de 24 años, turista.
---Sebastián Van den Heede de 27 años, turista.
---Stefaan Vermander de 27 años, turista.

DE AUSTRIA

---Anton Voglsang de 35 años, turista.
---Edeltraud Zanon-Werth de 56 años, turista.

DE POLONIA

---Ewa Strzelczyk de 37 años, turista.
---Filip Strzelczyk de 14 años, turista.

DE HOLANDA.

---Danielle Groenleer de 20 años, turista.


En total 20 personas, nunca se lo esperaron y sólo cabria imaginar los momentos de terror descarnado que debieron vivir al momento de sentir que estaban cayendo al vacío, allí mismo supieron que iban a morir.


En tanto en la base aerea de Aviano se recibió la noticia de que habia ocurrido un accidente en el monte Cermis... ocasionado por un avion de combate, de inmediato las autoridades de la OTAN dispusieron que esos 4 tripulantes del avion que acababa de aterrizar se reportaran a sus superiores, habian muchas cosas qué explicar.


Y sí se reportaron, pero no dijeron todo lo que habia acontecido en ese vuelo, mientras tanto las autoridades italianas exigian a los militares de la OTAN y de la Marina de los Estados Unidos que les permitieran interrogar a los tripulantes del Prowler pero lo único que obtuvieron por respuesta es que siendo los tripulantes militares serian procesados por autoridades militares... en suelo estadounidense.


Aquello disgustó sobremanera a las autoridades italianas que se sintieron ultrajadas, se habia matado a civiles y los pilotos culpables se estaban escabullendo con el argumento de que eran militares en servicio y que debian responder a autoridades militares exclusivamente, al final sí se les pudo interrogar en Italia pero los pilotos siempre respondieron con evasivas.


Finalmente se les llevó casi en secreto a los Estados Unidos para ser sometidos a juicio en una corte marcial, pero desde un principio se vió que aquello no era mas que una mascarada, para empezar se intentó que los cuatro tripulantes se les debia juzgar por el accidente, pero de decidió que los operadores capitanes Raney y Seagraves no tenian nada que ver en los acontecimientos, así que se llevan a juicio a los que piloteaban el aparato, los capitanes Ashby y Schweitzer.


Luego vino otro escollo, se intentó recuperar al avion para que se investigara el patrón de los daños y resultó que lo habian reparado de prisa, la cola y el ala que habian resultado dañados ya tenian piezas nuevas, entonces se procedió a ver las grabadoras del avion, especialmente la de datos de vuelo que ademas contenia una videograbacion del momento del accidente, y oh sorpresa, habian sido borradas.


Las investigaciones entonces empezaron a apuntar al capitan Schweitzer que era el navegante de ese trágico vuelo, y se descubrió que en un intento desesperado por proteger a su piloto y a sí mismo habia obtenido acceso a la aeronave para tomar la grabadora de datos de vuelo y manipularla para que todos esos datos comprometedores de ese vuelo se borraran, pero alguien lo delató y ahora debia responder por su conducta inmoral.


El juicio sigió su curso y al final de cuentas a los pilotos no se les halló culpables de homicidio involuntario y homicidio por volar de manera negligente, lo cual, dadas las circunstancias en las que se llevó ese vuelo fue aberrante tal veredicto, y lo que fue peor, sólo se les juzgó por conducta impropia de su investidura por el asunto de las grabadoras de datos borradas, lo cual implicaba una pena muy reducida.


Los alegatos del capitan Ashby eran de que el altímetro estaba fallando y de que los mapas de la ruta que seguía ese dia no mostraba que habia allí alguna linea de teleférico, la altitud mínima a la que debia ir era de 610 mts, en su defensa mencionó que todo ese tiempo creyó que su altitud mímima era de 300 mts, además habian restricciones de velocidad y según el capitan Ashby no le habian mencionado nada de eso antes de partir en ese vuelo.


Ambos pilotos estaban enfrentando 20 cargos de homicidio, y como mencioné lineas arriba de manera por demas increíble no se les halló culpables de esos crímenes, de lo que sí se les halló culpables fue de haber manipulado a conveniencia la grabadora de datos de vuelo, obstruyendo así la labor de los investigadores castrenses.


La pena por este último cargo fue de apenas seis meses en prision, de los cuales el capitan Ashby pasó cuatro y salío por buena conducta... lo cual alimentó la ira del pueblo italiano por ver cómo alguien se habia literalmente salido con la suya y amparado en su gobierno.


Hubo protestas por este asunto y se le llegó a llamar a la tragedia como Strage del Cermis (la masacre de Cermis), se cuestionaba ademas el hecho de que hubiera bases aereas militares en suelo italiano y bajo el control de los estadounidenses que no respetaban las regulaciones del gobierno italiano.


Luego de que el ahora ex-capitan Ashby dejó la cárcel (fué vergonzosamente despojado de su cargo de capitan) se metió en un escándalo cuando a semanas de haber salido se fué a Las Vegas a jugar a un casino, pero alguien lo reconoció y le recriminó la tragedia, esto ocasionó un altercado que acabó mal para Ashby quien fue a parar otra vez a la cárcel acusado de haber allanado las instalaciones.


En cuanto al tambien ya ex-capitan Schweitzer las cosas no pintaban mejór, intentó negociar su sentencia, y esto le fué denegado.


El entonces presidente estadounidense Bill Clinton se mostró "muy apenado" por los sucesos y dió disculpas públicas al pueblo de Italia y a los familiares de las víctimas, el embajador de Estados Unidos en Italia Thomas M. Foglietta incluso visitó el lugar de la tragedia y de manera por demás melodramática se arrodilló y una vez mas pidió disculpas por el accidente.


Pero no habia disculpa pública que mitigara la rabia de los italianos, dos hombres se habian salido con la suya, y además estaban libres luego de sus sentencias reducidas, pero al menos hubo compensación monetaria, sólo que el gobierno estadounidense al principio no quiso entenderse de este asunto... hasta que la OTAN los obligó a cubrir el 75% de los costos de imdemnización, lo cual se logró para beneficio de los familiares de los fallecidos.


Pero aún flotan varias preguntas en el aire, aún permea la maraña de mentiras que los pilotos dijeron para defenderse de los 20 cargos de homicidio por negligencia, de cómo un gobierno en lugar de hacer justicia prefirió dar disculpas, todo esto aumentó la impopularidad de los Estados Unidos en Europa.


Mala experiencia pues para los Estados Unidos, y para Italia fue un caso de justicia a medias.








Fuentes:

---Wikipedia, La Enciclopedia Libre versiones en español e ingles.

---La Nacion.

---El País.

---El Clarín.









Imagenes:

---Avion de combate y guerra electrónica Grumman EA-6B Prowler (G-128) matricula CY-02 número de serie 163045 del 2º Escuadrón Táctico de Guerra Electrónica VMAQ-2 de la Marina de los Estados Unidos involucrado en el incidente ahora con nuevo escuadrón y nueva serie, tomado de www.airliners.net

---Restos del teleférico, mapa con la ubicacion de Cavalese, tomados de www.pbs.org/.../jan-june99/marines_2-3.htm

---Otro aspecto de los restos del teleférico, tomado de news.bbc.co.uk/2/hi/americas/278714.st

---Capitan del Cuerpo de Marinos de los Estados Unidos Richard J. Ashby quien piloteaba el avion causante de la tragedia, capitan Joseph Schweitzer quien era navegante y ayudó a destruir un video de evidencias del vuelo de ese dia, tomados de news.bbc.co.uk/2/hi/americas/636054.stm





Video:

---Documental del National Geographic Channel "Segundos Catastróficos" en su episodio "Choque en Los Alpes", tomado de Youtube.com






1 comentario:

  1. Sigue siendo un descaro para el pueblo italiano, cuatro militares prácticamente quedaron impunes tan solo porque así lo quisieron sus superiores, deberían retirar todas las bases militares estadounidenses fuera de su territorio.

    ResponderEliminar