pan am 103

pan am 103

viernes, 27 de enero de 2012

POLIZONES: CUANDO LA DESESPERACIÓN DE HUIR CAUSA LA MUERTE.


El caso de un polizón cubano que llegó muerto ocurrido a mediados de Julio de 2011 en España me hizo pensar un póco acerca de este renglón de gente que, sin pagar boleto y en medio de la desesperación de huir de una situación apremiante buscan un futuro mejór en otros países.


Pero en medio de esa desesperación no logran medir las consecuencias y se meten literalmente en las tripas del avion que usan para escapar sin darse cuenta de que los mecanismos de retracción de los trenes de aterrizaje en los que suelen esconderse los pueden llegar a matar al momento del repliegue, o si llegan a sobrevivir a eso mueren congelados yá que las trampas de resguardo de esos trenes no están presurizadas y por lo tanto quedan expuestas a las bajísimas temperaturas de altitud de crucero.


Empezemos con el caso de Adonis Guerrero Barrios cuyo cuerpo vemos en la imágen de arriba, tenía 24 años de edad, era cubano, y sólo se puede suponer que estaba desesperado de salir de la isla y tener un futuro mejór, el miércoles 13 de Julio de 2011 hizo algo insensato: se coló al aeropuerto internacional José Martí de La Habana a la espera de su oportunidad de huir del régimen castrista que tanto lo oprimía, vió rodar un avion grande, corrió, se colgó de los trenes de aterrizaje y se hizo ovillo esperando el viaje.


El aparato era al parecer un Airbus A340 de la aerolinea española Iberia que cubría el vuelo 6620 con destino al aeropuerto internacional de Barajas en Madrid, España., los pilotos ni idea tenían de que había un pasajero de más en las entrañas mismas de la aeronave, se les autoriza a despegar y una vez en el aire los mecanismos de retracción de los trenes de aterrizaje se activan... con Adonis dentro.


Lo único que se puede suponer es que al replegarse los trenes el cuerpo del desdichado jóven quedó atrapado y aplastado en el cráneo y tórax por los trenes, si eso no lo mató entonces debió gritar muy fuerte, gritos que jamás se habrían de escuchar, al alcanzar altitud de crucero las temperaturas de hasta 50º bajo cero hicieron el resto, el jóven literalmente se congeló.


Después de algunas horas de vuelo llegan a Madrid y cuando el aparato toca las pistas el cuerpo se descuelga a medias, así llegan a la terminal para que los pasajeros desciendan y los operarios terrestres miraban sorprendidos el crudo espectáculo de un cuerpo a medio caer de los trenes de aterrizaje, se le rescata y la autopsia reveló que Adonis tenía graves laceraciones en cabeza y tórax y la piel estaba quemada por el frío extremo, si no murió de las lesiones entonces fué de frío.


Al cabo el cadáver es repatriado a Cuba y aquí cabe hacer mención de que no es el primer caso conocido, aquí los más sonados casos de polizones:


---Armando Socarrás Martínez.


Éste jóven cubano de 17 años en ese tiempo junto a su amigo de 16 (otras fuentes dicen que tenía 19 años) Jorge Pérez Blanco deciden la tarde del 3 de Junio de 1970 que ya era suficiente de Castro y de sus promesas vacías de prosperidad comunista, y se escapan al aeropuerto internacional José Martí para huir a donde fuera que hubiese un poco de libertad, Armando recuerda en entrevista que concedió tras su arriesgada odisea que luego de varios días de estudiar cómo se movían los aviones en las pistas decidieron que el mejor momento de subirse a uno de esos era cuando tras haber carreteado llegaban a la cabecera de la pista, daban la vuelta para estar en posición de despegue y se quedaban unos momentos antes del arranque definitivo, ése momento entonces era el propicio.


Para tál efecto Armando y Jorge usaban zapatos de suela de goma para aferrarse a los trenes al subirse a ellos y llevaban unas cuerdas para afianzarse mejor, se habían tapado los oídos con algodon para evitar en lo posible el estruendo de los motores, el avion escogido para el día de la huída era un Douglas DC-8, tetramotor a reacción de largo alcance, era uno de Iberia con destino a Madrid, España.


Luego de observar con detenimiento al DC-8 hacer su tránsito hasta la cabecera de la pista asignada y de darse la vuelta corrieron como desaforados antes de que el aparato arrancara, se subieron a los trenes de aterrizaje y se acomodaron como pudieron en el estrecho espacio del pozo de trenes, instantes después el aparato arranca y sus motores rugen a toda potencia, dentro de los trenes principales Armando y Jorge se amarraron con las cuerdas mientras el aparato cobraba velocidád.


Pero ambos cometieron un grave error táctico, las ruedas al acelerar el avion se calentaron a temperaturas altísimas, y luego de que el aparato se sostuvo en el aire y empezaron a replegarse los trenes de aterrizaje se dieron cuenta de que podrían morir si nó aplastados por lo menos rostizados por el enorme calor que las ruedas generaban, Armando se asustó, entonces de nueva cuenta se abren los pozos de los trenes, éstos se despliegan de nuevo y se vuelven a replegar, y otra vez el espanto de ver cómo toda esa estructura lo podía aplastar, hasta que se cerró la compuerta y todo quedó oscuro.


Arriba, en cabina de mandos el capitan Valentín Vara del Rey de 44 años junto a sus dos auxiliares de cabina había notado que justo después del despegue destelló una luz roja indicando que uno de los trenes no había replegado bien, tras comunicar a torre de control del asunto dijo que volvería a desplegarlo para intentar cerrarlo nuevamente, creía que se trataba de un fallo temporal, por eso hizo la maniobra y tras el nuevo repliege la luz roja se apagó, con el asunto arreglado dijo a torre de control que todo estaba en orden y que seguirían a Madrid.


Dentro del pozo del tren en el que estaba oculto Armando sintió al principio alivio de que todo hubiera acabado... al menos por el momento, pero según el aparato cobraba altitud se empezó a sentir un frio congelante, sólo tenía ropa normal, nunca se imaginó que el frio fuese una enorme posibilidad y que eso podría matarlo, empezó a tiritar de manera incontrolable, intentaba friccionarse los brazos y se golpeaba las piernas que yá no sentía, pero no podía dejar de literalmente saltar de frio, se mareó, le faltaba oxígeno.


Y es que los dos hombres no tuvieron en cuenta que no sólo era el frio extremo al que se iban a enfrentar, estaba la falta de oxígeno a grandes altitudes, pues como los pozos de resguardo de los trenes no van presurizados quedan expuestos a la atmósfera delgada de las altitudes de crucero.



Armando empezó a sentir los efectos letales de la hipoxia, mal que se manifiesta con falta de oxígeno en los pulmones, y por consiguiente esa falta de oxígeno estaba afectándole el cerebro, y sus reflejos estaban fallándole, si los síntomas seguían podría caer en un sopor del que no saldría, quedaría inconciente y moriría, Armando sintió mucho sueño, se quedó quieto, si iba a morir al menos le quedaría el consuelo que no fué Castro quien lo tratara de matar.


A la hora convenida el aparato hace llegada a Madrid, el capitan Vara del Rey pide instrucciones a la torre de Barajas y éstos instruyen, se hace la aproximación de acuerdo a estándares programados, el aparato es configurado y los trenes son desplegados, dentro, Armando no sintió nada, estaba atado a los mecanismos y por eso no cayó al momento en que la trampa de resguardo se abrió, el aparato toca tierra y se acerca a las rampas de abordaje para que los pasajeros bajaran, el capitan Vara del Rey fué el último en descender, se paró junto a la parte delantera del aparato a la espera de un vehículo que lo llevara a reportarse a control de llegadas, en la parte media estaba un guardia de seguridad llamado José Rocha Lorenzana, ambos se miraron y saludaron, y entonces...


¡Bump!, el cuerpo congelado de Armando cayó al suelo para sorpresa de Lorenzana y el capitan Vara del Rey, se acercaron, estaba más que frio, lo tocaron, se sintió duro como cartón, y en algún lugar de su subconcinete Armando reaccionó ante el toque de los dos hombres, emitió un gemido, rápidamente el capitan y el guardia gritaron pidiendo ayuda, Armando estaba vivo.



Se lo llevaron al Gran Hospital de La Beneficiencia en Madrid, los médicos que lo atendieron dijeron que intentaron tomarle la temperatura pero estaba tán frio que el termómetro no marcó nada, Armando por fín despierta del todo y lo primero que preguntó fué: ¿estoy en España?, le dijeron que sí, luego preguntó por Jorge, los doctores se miraron, no hallaron qué responderle, por fín hubo quien le dijo que el era el único que hallaron, de Jorge nunca se supo nada, y aquí hay varias vertientes, se cree que Jorge cayó del avion cuando desplegó nuevamente los trenes durante el despegue en La Habana, si así fué pudo haber muerto o quedar herido y ser prisionero de Castro, o tál vez murió de frio en el pozo del tren al que se agarró y al momento de desplegar los trenes al aterrizar en Madrid pudo haber caído el cuerpo de Jorge, en cuyo caso jamás se halló evidencia de que así hubiera sido, nunca se pudo hallar el cuerpo del segundo polizón.


Armando se recuperó ante el asombro de los médicos, se sabe que se fué con un tío que vivía en Nueva York, y que vive bien, es todo lo que se sabe de Armando, era el único caso de que un polizón cubano llega con vida hasta el caso del 10 de Diciembre de 2002 que veremos más adelante.


Y hay mas casos de cubanos polizones, veamos:



---El 22 de Julio de 1991 un aparato de Iberia llegó a Madrid, dentro, en los pozos de los trenes de aterrizaje son hallados los cuerpos de dos cubanos, Alexis Hernández Chacón de 19 años, y José Manuel Acevedo Cárdenas de 20.

---22 de Agosto de 1999, Félix Julián García de 28 años se coló en un aparato Boeing 777 de la British Airways que llegó al aeropuerto de Gatwick en Londres, Inglaterra procedente de La Habana, para su desgracia García murió de frio, nunca vió Londres.

---19 de Septiembre de 1999, un mes después del descubrimiento del cuerpo de García, otro cubano, Roberto García Quinta, de 47 años, fué hallado en estado de descomposición dentro del tren de aterrizaje de un Boeing 767 de Alitalia, resulta que nueve días antes, el 10 de septiembre, el aparato despegó de Santiago de Cuba con García Quinta escondido, pero no resistió el frio y murió, en ese ínterin el aparato llegó a su destino, hizo viajes a dos países europeos y llegó a Varese cercano a Milan, en la revisión del aparato alguien olió algo fétido y al revisar halló al desventurado polizón.


---25 de Diciembre de 2000, un Boeing 777 de British Airways que había llegado de La Habana el día anterior salió de Londres a cubrir un vuelo rumbo a Ciudad de México y dejó caer un cuerpo, y resulta que un día antes en terrenos cercanos al aeropuerto Heathrow había aparecido otro cuerpo, encajando estos casos resultó que estos cuerpos pertenecían a dos cadetes militares llamados Alberto Esteban Vázquez de 17 años y Maikel Fonseca Almira de 16, ambos habían huido el día 24 ayudados por un cómplice que según algunas fuentes fué atrapado por la policía cubana para interrogarlo y que diera motivos por lo que estos jóvenes huyeron de la isla escondidos en los trenes de aterrizaje, se supo que por gestiones del gobierno de Castro esos dos cuerpos fueron repatriados y el cómplice está preso.

---10 de Diciembre de 2002, se dió otro audaz escape de un polizón cubano en otro aparato, en esta ocasión el hombre que no ha sido identificado se metió en los trenes de aterrizaje de un DC-10 de Cubana de Aviación que iba a hacer un vuelo a Montreal, Canadá., el hombre resultó ser trabajador del aeropuerto internacional José Martí y conocía las rutinas y el mantenimiento de las aeronaves grandes, de alguna forma al meterse al aparato logró llegar a un compartimiento presurizado en donde están los componentes electrónicos conocidos como aviónica, allí se quedó relativamente a salvo y aprovechando que esa sección tiene cierto grado de calefacción, lo último que se supo es que logró pedir asilo en Canadá y le fué concedido, y por razones de seguridad se omitió su nombre para protegerlo de posibles represalias, es el segundo al menos que se sepa que llegó vivo a su destino.

---22 de Julio de 2004, un hombre identificado sólo como Wilfredo D. de 20 años llegó muerto dentro del tren de aterrizahe de un aparato de LuftTransport-Unternehmen LTU que llegó a Düsseldorf, Alemania, al igual que los otros se congeló y murió.


Como podrán ver la estrangulante situación en la que viven en Cuba orilla a muchos de sus habitantes a hacer cosas insensatas, conocidos son los casos de los llamados balseros que cruzan a Estados Unidos, y aquí les presenté los casos de quienes se atrevieron a viajar escondidos en aviones, y no son los únicos, existen casos de gentes de otras nacionalidades, veamos:


---1999, no se especifica la fecha pero en ese año un ciudadano de República Dominicana intentó colarse en un avion que viajaba a un destino europeo, el desventurado cayó al pavimento durante la carrera de despegue del aparato en el aeropuerto internacional Las Américas de Santo Domingo, a causa de la caída murió.

---2007, Estados Unidos (no se dice exactamente en dónde), el cuerpo de un ciudadano chino aparece dentro del tren de aterrizaje de un aparato de Delta Airlines que había hecho un viaje desde Shanghai, China.

---Febrero de 2010, en el mundo se registraron dos casos, el primero en República Dominicana donde un polizón cayó de los trenes de aterrizaje de un aparato de American Airlines que acababa de despegar rumbo a Miami y murió a causa de la caída, el otro caso fué en Tokio,Japón, allí se halló el cuerpo de un chino que iba en los trenes de un Boeing 747 (no se especifia de qué aerolinea era) que iba a Nueva York desde China y haciendo escala en Tokio, al igual que los cubanos el chino murió de frio extremo.


Y ahora otro que logró sobrevivir:


---Junio de 2010, un rumano que llegó a Viena en Austria se coló en un Boeing 747 propiedad de un jeque árabe que estaba en tránsito rumbo a Londres, al llegar allí se le sorprendió y arrestó, se cree que logró sobrevivir gracias a que el aparato voló por debajo de los 10 míl metros usuales.


Como hemos visto el tratar de hacer viaje sin boleto y escondido en el tren de aterrizaje de un aparato grande no es garantía de que se llegue con vida, y éstos son los casos conocidos, hay más que no están documentados y que suceden, y mientras haya desesperación de huir, mientras haya aviones, habrán polizones.






Fuentes:

---Cuba Verdad.

---Windshear, Aviation Blog.

---Dictadura Castrista.







Imagenes:

---El cuerpo de Adonis Guerrero Barrios colgando del tren de aterizaje, tomado de Baracutey Cubano.

---Pozo de un tren de aterrizaje del DC-8 en que huyó Armando Socarrás, tomado de Windshear, Aviation Blog.

---Armando Socarrás Martinez recuperándose tras su osado escape milagroso en Madrid, tomado de Café Fuerte.

---Tren de aterrizaje de un jet grande en acción, tomado de Know About Aviation.






Video:

---Entrevista vía telefónica con Armando Socarrás en el programa A Mano Limpia de América TeVe desde Miami, tomado de Youtube.com



video



6 comentarios:

  1. Hola jorgeloco, tendrías algún mail donde pueda escribirte ? Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Mi correo es jorgeluis777@msn.com, servido.

    ResponderEliminar
  3. estas son las historias de polizones menos románticas que existen... por que son reales y penosas, que pena de verdad.

    ResponderEliminar
  4. gracias por dedicarte a los "invisibles" un poco... nos hace falta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí por leerme, quiero ver si mas adelante pongo los casos de quienes se han quedado a vivir en las terminales aéreas por tiempo indefinido como Tom Hanks en la película "La Terminal", ¿la recuerdas?, pero estos serán de la vida reál, de hecho el filme está basado en hechos reales, nos vemos pronto por aquí.

      Eliminar
  5. Es la triste realidad, la desesperación de huir los hizo cometer un grave error, si sobreviven al viaje es por un milagro, ya que prácticamente es imposible continuar vivo ahí dentro.

    ResponderEliminar