pan am 103

pan am 103

lunes, 26 de marzo de 2012

ENTRE EL HIELO Y ERRORES DE PILOTAJE: EL CASO DEL VUELO 1069 DE LAN CHILE.


Un asunto importante es el estado que guardan las pistas en cualquier aeropuerto y si éstos se hallan en regiones donde el frío es algo cotidiano lo es aún más, pues de cómo se hallen las pistas depende el hecho de que un aparato logre hacer un buen aterrizaje.


El siguiente caso que verán es como un vuelo chárter regular terminó en una tragedia cuando aterrizó y patinó hasta caer al mar a causa del hielo en las pistas, así pues amigos y lectores es el desastre del vuelo 1069 de LAN Chile.


Es la tarde del 20 de febrero de 1991, estamos en el aeropuerto de Guardiamarina Zañartu de Puerto Williams, en el lado antártico de Chile y es una dia con sol y nublados, haciendo maniobras de aproximación final y aterrizaje se encuentra un BAe-146 200A de LAN Chile con matricula CC-CET que había sido adquirido el año anterior de una compañía llamada Presidential Airways y está realizando el vuelo 1069 procedente del aeropuerto internacional Presidente Carlos Ibáñez del Campo ubicado en Punta Arenas, Chile.


A bordo se encuentran 66 turistas (entre estadounidenses y europeos) y 7 tripulantes, de los cuales 5 eran azafatas y el resto, la dotación normal de piloto y co-piloto de los cuales pasan por desconocidos, todo lo relativo a las rutinas de aterrizaje ya se ha llevado a cabo y es sólo cuestión de tiempo para que el tetramotor se pose en pistas.


El capitán llama a la torre de control de Puerto Williams para pedir autorización para aterrizar allí, la cual es concedida, los pasajeros y la tripulación están listos para el aterrizaje y para las 15:24 hora locál el aparato hace contacto en tierra, de inicio el recorrido del aparato en la pista de aterrizaje lucía bien, pero....


Por alguna razón el avión no estaba disminuyendo la velocidád, los pilotos tratan de parar desesperadamente el avión porque ya se les estaba acabando la pista pero no lo logran, se salió de la pista y cayó al mar en el canal Beagle, desde la torre el controlador no pudo creer lo que estaba viendo pero actuó de inmediato.



Cerró las actividades del aeropuerto hasta nueva orden y llamó a los servicios de emergencia, algunos en el pueblo vieron lo que pasó y se ofrecieron a ayudar a los servicios de emergencia a sacar a los supervivientes del avión.


Mientras tanto en el avión, el agua se estaba metiendo rápido y estaba provocando pánico entre los pasajeros y tripulación, algunos pudieron salir por sus propios medios y trataron de ayudar a los demás en lo que los auxilios llegaban, al final de la jornada sobrevivieron 53 personas pero desafortunadamente 20 no tuvieron tanta suerte y se ahogaron.



Cuando llegaron las autoridades aeronáuticas de Chile junto con la NTSB de Estados Unidos, la AAIB de Inglaterra (el aparato era de fabricación inglesa) y representantes de la aerolínea ya el mismo avión había sido remolcado y sacado del mar, así que se inician las respectivas investigaciones, primero revisan el modelo del avión para ver si era apto para este tipo de vuelos y determinan que se hallaba dentro de los parámetros esperados, también se revisa el mantenimiento del aparato y éste se hallaba en óptimas condiciones, quedaba analizar las grabadoras de datos y de voz de cabina de mandos y allí se descubre que el aparato de LAN no había parado hasta llegar al final de la pista.


Se examina el estado del tiempo al momento de la llegada del vuelo 1069 y se comprueba que al momento del descenso había lluvia mezclada con algo de granizo, y esto da la pauta para que los investigadores creyeran que, efectivamente, tanto hielo como agua pudieron haber causado el accidente, pero este hecho por sí solo no explicaba cómo es que el aparato recorrió toda la pista sin detenerse hasta llegar al mar, debía ser algo más que sólo sospechar del hielo y el agua en pistas.


Y la grabadora de datos de vuelo devela parte del misterio, según lo investigado se halló con que la velocidád para descender en el aeropuerto Guardiamarina Zañartu era del orden de unos 112 nudos por hora (unos 207.5 Kph) como máximo, el aparato toca pistas a unos 110 nudos (casi 204Kph) y logran reducir a 103 nudos (191 Kph), pero aún así no reducían mas velocidád, y entonces los investigadores se hallaron que el aparato estaba experimentando viento de cola de unos 5 nudos (poco mas de 9 Kph), quizá esto pudo influir en el mal resultado pero descubren otra cosa: los pilotos se habían pasado del punto de contacto al aterrizar.



En el análisis de la pista se hallaron que el aparato contactó pistas a unos 427 metros desde la cabecera, la pista en la que el vuelo 1069 aterrizó tiene unos 1440 metros, luego entonces al momento de hacer contacto les quedaron 1013 metros efectivos, quizá si la pista estuviera en óptimas condiciones y seca les podría haber alcanzado de manera muy ajustada, pero en las condiciones climáticas en que aterrizó sucedió lo peor.


Sobre el por qué se hundió el aparato tan rápido se hallaron que a la orilla de las aguas del Canal Beagle habían unos raíles sembrados, cuando el aparato cayó a la orilla uno de estos raíles debió penetrar al aparato abriendole un agujero que permitió el ingreso brusco del agua al interior, y esto desde luego conllevó a que 20 personas perdieran la vida.


Luego entonces se terminó de armar el rompecabezas de esta caso con las siguientes conclusiones:


---Al momento de la llegada del vuelo 1069 habían condiciones atmosféricas adversas que incluían lluvia, granizo y viento de cola.

---Los pilotos se sobrepasaron del punto de contacto al momento de aterrizar.

---Si en la orilla del Canal Beagle no hubieran estado esos raíles quizá el aparato se hubiera tardado más en hundirse y el última instancia se hubieran salvado más vidas.


LAN Chile salió mal parada de este accidente en el sentido de que los pilotos llevaron parte de la culpa por haberse sobrepasado de su punto de contacto al momento de aterrizar, al cabo la aerolínea se recuperó y hoy continúa siendo una de las mejores de Sudamérica. Siguieron usando el modelo BAe-146 para este tipo de viajes hasta la mitad de los 90’s cuando fueron descontinuados, no se sabe si a los pasajeros y familiares de las victimas los indemnizaron.


En la actualidad, se siguen usando este tipo de aeronave para los viajes a la antártica operados por otras líneas.







Investigación y colaboración especial de Rubén D.L Hurley.



Fuentes:

---Wikipedia, La Enciclopedia Libre versión en español y inglés.

---Aviation Safety Network.

---El Observador Aeronáutico.

---Catástrofes y Tragedias de Chile.






Imágenes:

---Avión BAe-146 200A de LAN Chile matricula CC-CET siniestrado, aspectos de la aeronave visto desde el final de la pista, en la orilla tras ser rescatada y portada de El Mercurio de Chile en edición del 22 de febrero de 1991 mostrando al aparato hundido, tomados de El Observador Aeronáutico

3 comentarios:

  1. Creo que por ser terrenos de la Antártida se debió extremar precauciones al momento del aterrizaje respecto a la meteorología y al uso de la pista.

    ResponderEliminar
  2. entiendo que los pilotos quisieron ahorrar neumáticos por eso aterrizaron con umbral desplazado

    ResponderEliminar
  3. Uno de los accidentes aéreos más interesantes del que se, especialmente en el aspecto de que me recuerda a la nueva película de Sully. Buen relato.

    ResponderEliminar