pan am 103

pan am 103

viernes, 14 de febrero de 2014

"MORIR...MORIR." : LA POLÉMICA CAÍDA DEL VUELO 630 DE ROYAL AIR MAROC.

El aparato siniestrado (Aviation Safety Network).
El estado emocional del personal aéreo debe ser equilibrado al 100% cuando se está trabajando, no es posible mezclar los problemas personales a las situaciones de trabajo, eso es intolerable, cuando esto pasa es urgente apoyo psicológico.


Este caso una vez mas sacude a la industria aérea en virtud de que un piloto llevó sus problemas personales al plano laboral, al grado de hacer estrellar el aparato que comandaba y matando a gente inocente, es el terrible caso del vuelo 630 de Royal Air Maroc.


Es el 21 de Agosto de 1994, estamos en el aeropuerto internacional Agadir-Al Massira, en Agadir, Marruecos., que antiguamente servía de base a los estadounidenses en el teatro de guerra nor-africano durante la II Guerra Mundial, tras el conflicto se convirtió en aeropuerto civil, en sus rampas de salida se dispone a partir un aparato bimotor de turbohélice para un vuelo doméstico.


Es un ATR-42-312 de la aerolínea nacional marroquí Royal Air Maroc, su matrícula es la CN-CDT, se dispone a cubrir el vuelo 630 con destino al aeropuerto internacional Mohámmed V, en la mítica Casablanca, llevará a 40 pasajeros y 2 asistentes de vuelo.


A los mandos del aparato está el capitán Youneff Khayati y su primera oficial Sofía Fighighi, éstos cumplen las listas previas a cada despegue y una vez efectuadas dirigen al aparato a la pista asignada, yá autorizados despegan y el vuelo 630 inicia.


Pero había algo siniestro en la cabeza del capitán Khayati, no iba a ir a Casablanca, de hecho, nadie de quienes iban a bordo iría mas que a la Muerte... por cortesía de su capitán.


Tras el despegue y una vez nivelados se coloca el sistema de piloto automático para alcanzar altitud de crucero, pero a 10 minutos del despegue y cuando iban a 16000 pies de altitud (unos 4880 metros) sucede algo inesperado, el aparato entra en picado pronunciado, desaparece de las pantallas de radar, a esas horas estaban en las vecindades de la Cordillera del Atlas, a unos 35 kilómetros de Agadir.


Pero no era el hecho de que se desapareciera así nada mas, durante la caída del aparato, los operadores terrestres alcanzaron a escuchar un escalofriante mensaje de auxilio:


---¡Mayday... mayday... el piloto está...!.


Y luego un silencio helado, eso fué todo.


Los equipos de búsqueda y rescate son desplazados al sitio del impacto, no se hallaron supervivientes, y se hace la búsqueda de los grabadores de voz de cabina de mandos y de datos de vuelo, y mientras se rescataban los cuerpos de las víctimas entre quienes estaba un príncipe kuwaití que viajaba con su esposa, los investigadores marroquíes se dan a la tarea de inicias las averiguaciones contando con la ayuda de la agencia francesa BEA (Bureau d'Enquêtes et d'Analyses pour la Sécurité de l'Aviation civile, o Buró de Investigaciones y Análisis para la Seguridád de la Aviación Civil), con ellos el desciframiento de los secretos de los grabadores de la aeronave sería muy certero.


Y según fueron pasando los días, empezaron a aparecer datos por demás muy escalofriantes, el accidente no se debió a algún tipo de daño en los elevadores de cola como en un principio se creyó, sino a algo deliberado: un suicidio.



Resultó que, al igual de lo que los investigadores supieron por los operadores terrestres acerca de que algo pasaba con el piloto que se tuvo que pedir auxilio, el grabador CVR de voz develó algo horrible, un diálogo ríspido entre el capitán y la primera oficial, junto con los datos del grabador de datos FDR se compararon los tiempos en que los sucesos se dieron gracias a los temporizadores de ambos grabadores, y hallaron esto:


---De acuerdo al grabador de datos de vuelo, se detecta que el sistema de piloto automático es desconectado de manera intencionál.

---Primera oficial Fighighi: Señor... ¿qué hace?.

---El grabador de datos de vuelo detecta que el aparato entra en picado junto a un aumento exponencial de potencia en los motores.

---Primera oficial Fighighi, sorprendida: ¡Youneff, Youneff!, ¿qué estas haciendo?.

---El aparato sigue cayendo y cobrando cada vez mas velocidád.

---Primera oficial Fighighi: ¡Youneff!, ¿qué demonios estás haciendo?.

---Capitán Khayati en tono monótono: Morir... morir...

---Primera oficial Fighighi: Mayday, mayday, mayday, este es el Royal Air Maroc 630!, ¡el piloto está...!.

---La grabación se corte de pronto, se han estrellado.



Los investigadores estaban impactados, enfrentaban a un suicida que esperó su oportunidád, ahora había que ver cómo es que tuvo motivos para hacer este horroroso acto.


El capitán Khayati tenía al momento de morir 32 años de edád, era jóven, estaba casado, se sabía que era un hombre muy centrado, pero ahondando un poco mas en su vida privada se hallaron que no todo en la vida matrimonial del capitán Khayati era miel sobre hojuelas, tenía problemas cada vez mas fuertes con su esposa, y algo dentro de su propio panorama estalló, obligándolo a cometer suicidio, pero de tál manera que pareciese un problema mecánico.


El día del último despegue, el capitán Khayati mencionó a torre de control que tenía un problema técnico, y que era probable que tendría que regresar, sin embargo esto último es argumento de la Asociación de Pilotos de Marruecos, que nunca estuvieron de acuerdo con el hecho de que al capitán se le achacara como único culpable por haber cometido suicidio.


Pero el peso de lo que se hallaron en los grabadores de datos de vuelo y de voz de cabina de mandos era demasiado para que la asociación pudiera echarlo abajo, y aún así esta asociación dijo que en realidád el aparato se desbarató en pleno vuelo, pues según mencionaron por un vocero, se pudo haber hallado un ala a varios kilómetros del sitio de impacto, y decía haber hallado testigos que dijeron haber visto que salían cosas del aparato, tratando de darle peso a la teoría de posible fallo estructurál, lamentó que las autoridades marroquíes junto con los peritos franceses se hayan apresurado a dar un veredicto de culpabilidád totál al piloto sin haber tomado en cuenta ninguna otra posibilidád.


Aún así, el veredicto era cruelmente certero gracias a los datos de los grabadores, el capitán se mató, y con él, murieron 43 personas mas, cuyas nacionalidades quedaron así:


---8 de Italia.

---5 de Francia.

---4 de Holanda.

---2 de Kuwait.

---1 de Estados Unidos.

---24 de Marruecos.


Esto desde luego no fué del agrado de la asociación marroquí, pero por otra parte se puso en práctica una serie de medidas para examinar a los pilotos por medio de pruebas psicológicas para saber cuál era el estado emocional que tenían antes de dejarles los mandos en sus manos, dura lección a causa del atrevimiento de un piloto que se hallaba perturbado por cuestiones extralaborales.







Fuentes:

---Wikipedia en inglés.

---Aviation Safety Network.

---El País.

---Associated Press AP.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada